Significado de Farmacocinética

¿Qué es la farmacocinética?

Es un área de la farmacología que estudia los diversos procesos derivados de las modificaciones que sufre un determinado fármaco desde que entra al organismo hasta que es eliminado.

Se denomina fármaco a toda sustancia que al ingresar al organismo es capaz de producir cambios o modificaciones en algún proceso o función existente. Esta capacidad se aprovecha para regular una determinada función, curar una enfermedad o incluso para poder hacer el diagnóstico de algunas enfermedades.

Áreas de estudio de la farmacocinética

Una vez que se ingiere un determinado fármaco, este debe ser absorbido, distribuido, metabolizado y eliminado. Durante estos pasos el fármaco en su forma inicial, o bien alguno de sus derivados (llamados metabolitos), realizan algún efecto o cambio al organismo.

Absorción de los fármacos

Un aspecto imprescindible para que un determinado medicamento cumpla su función es que sea absorbido. Esto significa que ingrese al organismo. Una vez que esto ocurre se activa un segundo filtro llamado el efecto del primer paso, relacionado con el hecho de que algunos medicamentos son eliminados de la circulación a su primer paso por el hígado, disminuyendo a cantidad que logra mantenerse en la sangre y por ende se encuentra disponible para lograr un determinado efecto.

De este proceso depende un aspecto clave como es la presentación. La gran mayoría de los medicamentos se encuentran disponibles para su uso por vía oral, sin embargo existen otros que deben ser usados solo por vía intravenosa o intramuscular. Esto se debe a que no pueden absorberse a nivel intestinal, aquí se incluyen medicamentos como la amikacina, gentamicina, interferon y ácido zolendrónico, solo por citar algunos.

Los medicamentos que si pueden ser absorbidos en el tracto gastrointestinal pudieran ver afectado su ingreso al organismo cuando existen trastornos como el vómito y la diarrea, que disminuyen notablemente el tiempo en el que el medicamento se encuentra en contacto con la mucosa del intestino.

Proceso de distribución en el organismo

Las características físicas y químicas de los medicamentos interfieren en su capacidad de atravesar membranas y alcanzar así una mayor distribución en el organismo. Esto es de gran importancia en condiciones como el embarazo, en donde medicamentos como el acetaminofén al no tener la capacidad de atravesar la barrera placentaria pueden ser tomados por la madre ya que no tendrán ningún efecto sobre el feto. Lo contrario ocurre con medicamentos como los antirreumáticos, anti inflamatorios y drogas de quimioterapia que son capaces de llegar al feto y producir malformaciones.

Otra barrera de importancia es la barrera hematoencefálica, que aísla al sistema nervioso del torrente sanguíneo. Algunos medicamentos son capaces de atravesar esta barrera produciendo síntomas o manifestaciones por su efecto a nivel central. Este es el caso de los tranquilizantes, algunos relajantes musculares y analgésicos.

Otros aspecto relacionado con la distribución es su capacidad de disolverse en grasas (liposolubilidad) que incrementa notablemente los tejidos en los que puede unirse, aumentando un parámetro conocido como volumen de distribución.

Metabolismo de los medicamentos

Un aspecto clave en la farmacocinética es que algunos fármacos requieren ser metabolizados previamente para que puedan ejercer su efecto en el organismo. Un ejemplo de esto es el diacepam

El metabolismo de los fármacos es en muchos casos un paso indispensable para que estos puedan ser eliminados del organismo.

Eliminación del organismo

Los fármacos son eliminados por dos vías principales: por vía hepática o por vía renal.

En el caso de la vía hepática, los medicamentos que usan este canal deben llegar al hígado en donde son metabolizados y liberados hacia el intestino disueltos en la bilis. Una vez allí son eliminados con las heces.

Otro grupo de fármacos son filtrados por los riñones, pasando así a la orina, siendo eliminados con este fluido.

Factores que influyen en la farmacocinética

La farmacocinética depende de factores constitucionales propios del individuo, que pueden afectar los procesos arriba explicados.

Factores como el peso pueden requerir ajuste de dosis de algunos medicamentos. La edad puede asociarse con un menor requerimiento de dosis del fármaco o bien puede asociarse con alteraciones en los procesos de metabolismos y eliminación que deben ser considerados.

La presencia de enfermedades crónicas es otro aspecto a considerar. Trastornos como la insuficiencia renal o la insuficiencia hepática constituyen importantes contraindicaciones para el uso de algunos medicamentos, por el riesgo de que estos no sean eliminados de forma adecuada y por ende se acumulen en el organismo ocasionando toxicidad.