Significado de Fidelidad

¿Qué es la fidelidad?

Es un compromiso sobre la construcción de confianza y transparencia que se observa en las relaciones sociales como también al respecto de tradiciones culturales y religiosas, e incluso a instancias de una marca comercial. Asimismo tiene una acepción especial sobre la calidad lograda en la reproducción de música. Se observa en el latín dentro de la esfera etimológica, en las formas fidelĭtas, fidelĭtātis, asociado a fidelis, que remite a la idea de confiable o verdadero, por fides, que se interpreta como fé, con raíz en el indoeuropeo *bheidh-, por confiar o creer; por su parte, acompaña el -dad, que se encuentra en el latín -tas, -ātis, actuando como calidad.

La fidelidad en la relación de pareja

En cada vínculo se construyen lazos intensos, pero pueden romperse con facilidad si alguno de los dos tiene una aventura con otra persona. En este sentido, en la ceremonia matrimonial hay un momento en el cual se formaliza una promesa de fidelidad mutua.

El valor de la fidelidad está presente en las religiones monoteístas y en la mayoría de culturas. Sin embargo, mantenerse fiel no debería ser una obligación, sino una elección totalmente libre y voluntaria.

Algunas parejas son conscientes de la dificultad de mantenerse fiel y debido a ello llegan a un pacto para «permitir» que la relación amorosa sea abierta. En estos casos, la infidelidad deja de ser una traición o un engaño.

Diferencia entre fidelidad y lealtad

Si bien ambas palabras son consideradas sinónimas, en realidad tienen connotaciones diferentes. Si tomamos como referencia las relaciones de pareja, la idea de fidelidad hace referencia al compromiso de exclusividad a nivel físico, mientras que la lealtad es un compromiso espiritual.

Siguiendo en el plano amoroso, alguien podría ser fiel a su pareja pero no leal y ser leal pero no ser fiel. Como es lógico, la combinación correcta consistiría en mantenerse fiel y leal conjuntamente.

Hay parejas que apuestan por un compromiso basado en la idea de lealtad y otras que consideran que lo más importante es mantenerse fiel. En cualquier caso, ambas ideas suelen interactuar, de tal manera que resulta difícil desligar una de otra.

Consumo: Técnicas e implementación para la fidelización

Todas las empresas, independientemente del sector al que se dediquen y del tamaño que tengan, intentan atraer nuevos clientes. Sin embargo, esta aspiración debería ir acompañada de una estrategia de fidelización.

Las especialistas en marketing saben que el cliente valorará positivamente a una empresa si tiene una experiencia satisfactoria en todos los procesos (en la venta, en la postventa, en el trato recibido, etc). Para conseguir este objetivo hay que pensar en las necesidades del consumidor en un sentido global.

El ambiente amistoso, amable y cálido en un establecimiento es considerado uno de los aspectos esenciales para fomentar la conexión emocional de los clientes con un producto o servicio.

En los últimos años algunas empresas han puesto en marcha estrategias basadas en el neuromarketing. En esta disciplina se hace hincapié en una idea fundamental: las emociones estimulantes son las que determinan nuestras decisiones como consumidores.

Las pautas que guían las acciones comerciales con criterios de neuromarketing buscan la activación positiva del cerebro. Para ello, se tienen en cuenta aspectos muy diversos: el papel predominante de la visión, la predilección del cerebro por la simplicidad, la transmisión de un mensaje que provoque una sensación placentera o la predilección del cerebro por unas formas determinadas.