Significado de Lealtad

¿Qué es la lealtad?

Es un valor construido sobre las base de honor, justicia y respeto apreciado en el carácter personal. Entiende la importancia del compromiso entorno a proyectos y personas que uno se relaciona. Tiene, además, una definición simbólica y representativa a partir de la confianza absoluta del perro en su dueño.

Tiene su referencia etimológica en el latín legalis, a partir del vocablo lex, que refiere a ley, y el subfijo -alis, como indicativo. En este marco, se observa una aplicación orientada a la comprensión de las normas que rigen la sociedad.

Culto a la fidelidad

Es uno de los valores más apreciados en el plano social, que consiste en la manifestación de gratitud y de fidelidad entre los integrantes de la sociedad, el respeto y apego a la ley, a una creencia religiosa, a una idea, a la familia, a la religión, entre otras cuestiones.

Dicha obediencia implica el compromiso a respetar tanto las leyes como las normas morales que rigen la sociedad.

Valor universal de la lealtad

Ahora bien, no se trata solamente de una cualidad que presentamos las personas sino que hay muchos animales que la manifiestan y sobresalen en sus especies por ella.

Los perros y los caballos, que llevan una milenaria relación amistosa con el ser humano que los domesticó e incluyó en su vida casi como pares, se destacan especialmente por su lealtad para con ellos.

En este caso la lealtad no es el resultado de un acto de la reflexión sino que está estrictamente asociada con el instinto animal.

A razón de esto es que tradicionalmente se indica al perro como el mejor amigo del hombre.

Varios estudios científicos han revelado que la relación comenzó allá lejos en el tiempo cuando el ser humano pudo domesticar a los lobos grises de Eurasia.

Este fue el puntapié del nacimiento de una nueva especie evolucionada, que no solo cambió sus rasgos físicos sino también el comportamiento se volvió más amigable y dependiente del hombre.

Volviendo a los humanos, esta virtud ha sido objeto de reflexión y análisis por parte de las ciencias sociales y de la filosofía desde tiempos remotos.

Filósofos como Platón la valoraron como esencial a instancias del funcionamiento del estado y la sociedad, sin embargo, hizo la salvedad que en la mayoría de los casos es una aspiración ideal ya que las personas suelen prestarle fidelidad a su grupo de pares, con los que comparte intereses.

Características: asegura el orden y la cooperación social

Al ser seres eminentemente sociales, los individuos, debemos desarrollar la lealtad porque esta garantiza la convivencia social y hace posible establecer lazos de confianza y de solidaridad entre nosotros.

Vale destacar que históricamente ha sido un valor deseable pero no siempre presente, especialmente por lo que mencionábamos de la tendencia de las personas hacia el individualismo y a privilegiar sus afectos.

Con el correr de los siglos, el individualismo fue arraigándose y extendiéndose de manera nociva y afectando ciertamente los ideales de colaboración y amistad.

Hoy hay una excesiva preocupación por lograr el éxito personal en detrimento de las conquistas sociales.

La contra cara es la traición donde clara y directamente se viola la confianza del otro, o en su defecto, y en el caso que el comportamiento afecta a la nación, se estará además incurriendo en un delito de traición a la patria.

Fomentar la lealtad desde la educación y el deporte

Una forma de cultivar y extender la lealtad es animando a las personas desde temprana edad a participar en actividades eminentemente sociales y que demanden el trabajo en grupo y la cooperación para lograr el éxito.

Los deportes colectivos como el rugby, fútbol, básquet, son una excelente manera de difundir este valor.

Por otro lado, el concepto da cuenta de una formalidad de gobierno a través de la cual funcionarios públicos juran fidelidad a la nación al inicio del desempeño de sus cargos, o en su defecto al rey, en el caso de las monarquías que así lo establecen por ley.