Significado de Fobia

Existen múltiples tipos de fobias, unas más raras que otras pero todas comparten el mismo origen: el miedo incontrolable

¿Qué es una fobia?

Es un trastorno que manifiesta un miedo, y en consecuencia también un rechazo, específico que resulta incapaz de controlarse. El origen etimológico remite al griego como Fobos, siendo el nombre de uno de los hijos de la relación entre Ares y Afrodita. Éste, quien participara de las guerras, representaba a aquellos guerreros que huían o que optaban por quitarse la vida antes que luchar; paralelamente, se lo presenta como un Dios fuerte, en el sentido de la fuerza que acompaña el miedo.

Ejemplos de fobias comunes

Si bien todas las fobias presentan una semejanza en relación con los síntomas, algunas de ellas son relativamente frecuentes. No es extraño que alguien sienta una profunda aversión a las alturas. Tampoco es raro que una persona padezca ansiedad cuando viaja en avión. El miedo descontrolado hacia los perros, las arañas, las serpientes u otros animales es igualmente bastante habitual.

La glosofobia o miedo a hablar en público es muy común y, de hecho, la mayoría de la población experimenta una cierta incomodidad cuando tiene que hablar ante un público numeroso.

La fobia a la sangre, conocida como hematofobia, es otro de los temores más extendidos.

En todos estos casos el miedo irracional hacia algo tiene una cierta lógica, ya que la persona afectada considera que se encuentra ante una situación objetivamente peligrosa o muy incómoda.

Ejemplos de fobias raras

Como pauta general ordenamos la realidad a partir de una distinción: lo que es habitual y lo que es raro. Esta diferenciación también se aplica a los temores irracionales. Entre las fobias más curiosas y raras podemos destacar las siguientes:

– hexakosioihexekontahexafobia (pánico ante la presencia del número 666, considerado el digito que simboliza al diablo),

– acribofobia (miedo a no entender lo que se lee),

– gnosofobia (miedo al conocimiento o al aprendizaje de cosas nuevas),

– dorofobia (miedo a recibir u ofrecer regalos)

– koumpounofobia (el rechazo a la ropa que tiene botones).

Todas las fobias mencionadas se forman combinando palabras griegas.

De la mitología griega a la psicología

La Antigua civilización griega y la Grecia clásica son objeto de estudio por muchos motivos. Una de las razones por las cuales nos acercamos a este periodo histórico es la conexión evidente entre nuestra cultura y el legado griego. De ellos hemos heredado el teatro, los juegos olímpicos, el lenguaje filosófico, los valores democráticos o el juramento hipocrático. Si hablamos del temor irracional hacia algo, para comprender este fenómeno debemos remontarnos a la mitología griega.

En la Ilíada y en otros textos literarios aparece la figura de Fobos, el hijo del dios de la guerra (Ares) y de la diosa del amor (Afrodita).

En la mayoría de relatos Fobos hacía acto de presencia durante las batallas, respondiendo al sentimiento profundo de los guerreros ante la posibilidad de perder la vida. Este personaje mitológico fue rescatado por la psicología científica para referirse a las distintas fobias.