Significado de Ginecología

El ginecólogo acompaña a la mujer durante la etapa del embarazo

¿Qué es la ginecología?

Es la rama de la medicina que abarca el estudio de la salud reproductiva de la mujer así como la puesta en práctica de las acciones de diagnóstico, tratamiento y prevención de la salud femenina desde la infancia hasta la tercera edad.

Es ejercida por los médicos ginecólogos quienes muchas veces son además especialistas en obstetricia, una rama médica asociada al control del embarazo y la atención del parto.

Principales estudios que contempla la ginecología

La evaluación integral de la salud femenina parte de un examen físico completo en el que se hace énfasis en la evaluación de las mamas y de la zona pélvica y genital.

Además de las exploraciones físicas rutinarias, la ginecología incorpora el examen de la zona genital, la vagina y el cuello del útero. Para esto último es necesario el uso de un dispositivo llamado especulo vaginal, que permite evaluar esta estructura y el cuello uterino ubicado al final de la misma. Durante esta exploración se toman muestras para efectuar el estudio de Papanicolau, una evaluación de las células del útero que permite la identificación de infecciones como la producida por el virus de papiloma humano (VPH) así como la presencia de células malignas, ayudando a hacer un diagnóstico temprano del cáncer de cuello uterino.

El examen ginecológico se complementa con el ultrasonido pélvico, que permite visualizar el útero y sus anexos como son las trompas de Falopio y los ovarios. En la rutina ginecológica puede incorporarse la realización de ultrasonidos mamarios y la mamografía, que se emplean para el diagnóstico de lesiones como quistes o nódulos y la identificación temprana del cáncer de mama.

Afecciones de la salud femenina

Las afecciones de la salud que le competen a esta especialidad abarcan:

Infecciones. Las infecciones del área genital son afecciones frecuentes en la mujer. Su aparición se relaciona con cambios en el pH corporal, el uso de ropa interior que favorezca la humedad del área genital, el uso de antibióticos que afecten la flora bacteriana y la transmisión de microrganismos por contacto sexual como es el caso del VPH.

Siempre hay que recurrir al médico ante una señal de dolor

Hemorragias. Además del normal sangrado menstrual, la mujer puede presentar hemorragias debidas a otras causas, principalmente alteraciones hormonales, falla en la toma de medicación anticonceptiva, tumores benignos como los miomas o la presencia de lesiones malignas.

Alteraciones del ciclo menstrual. Las fallas en el proceso de ovulación originan alteraciones en los ciclos menstruales que se manifiestan como una irregularidad en la aparición del sangrado o incluso su total ausencia.

Infertilidad. Las dificultades para lograr un embarazo son un motivo de consulta cada vez más frecuente al médico especialista en ginecología, quien debe llevar a cabo la investigación de las posibles causas de este problema y su corrección.

Menopausia y Osteoporosis. Si bien la menopausia es una etapa normal de la vida de la mujer, es posible que se acompañe por síntomas producto del cese de la función de los ovarios que por lo general causa muchas incomodidades a la mujer, predisponiéndola al debilitamiento progresivo de los huesos que lleva a la aparición de osteoporosis.

Planificación familiar y control prenatal

Otra área de competencia es la planificación familiar, que permite evitar el embarazo no deseado mediante el uso de métodos anticonceptivos y el control del embarazo, una vez que se ha logrado, hasta llevarlo a feliz término con el parto, cuidando de la salud de la madre hasta que termine de recuperarse.

La ginecología ha dado grandes pasos en la incorporación de técnicas de fertilidad así como en la cirugía robótica y la medicina fetal. En el caso de ésta última se han dado avances en materia del monitoreo y diagnóstico intrauterino de diversas afecciones fetales, en especial las que comprometen el desarrollo del sistema nervioso y cardiovascular, así como en los procedimientos como cirugías fetales que pueden ayudar a corregirlas cuando esto sea posible.