Significado de Microeconomía y Macroeconomía

Las políticas adoptadas tienen que alimentar y equilibrar el movimiento interno y externo, y evitar que la economía se enfríe y colapse

¿Qué son la microeconomía y macroeconomía?

Microeconomía entiende las actividades a nivel individual, por ejemplo las compras de una familia o la producción de un vehículo, para construir las cifras totales correspondientes a la macroeconomía, en este caso por ejemplo resumido al total del consumo alimenticio o las importaciones de la industria automotriz. Básicamente, a partir de establecer el nivel macro de análisis, es posible identificar las correspondientes piezas micro.

En el griego se observa el vocablo micro como aquello pequeño, mientras que makros refiere a lo grande.

Microeconomía: Importancia del consumidor

Tal y como expresa el propio término, la microeconomía se centra en los aspectos que afectan a una parte de la sociedad y no al conjunto. En este sentido, la figura del consumidor tiene un papel fundamental en el devenir de los acontecimientos microeconómicos.

Según la teoría del consumidor cada uno de los agentes individuales debería partir de una premisa teórica inicial: maximizar la satisfacción personal en todas sus decisiones de índole económico. Así, cada individuo analiza los bienes materiales a los que tiene acceso y luego decide cuáles elige para su consumo o disfrute.

Se presupone que el individuo actúa de una manera estrictamente racional y, por lo tanto, no se contempla el impulso irracional y emocional que interviene en cualquier decisión económica.

Macroeconomía: Definiciones fundamentales

Para establecer una medición objetiva del tamaño de la economía de un país se emplea el concepto de Producto Interior Bruto o PIB. Básicamente, se trata del valor total de la producción de bienes y servicios que afecta a una nación durante un periodo determinado.

Cuando hablamos de mercado nos referimos al comportamiento económico según la oferta y la demanda. La demanda es la cantidad de bienes que los consumidores están dispuestos a adquirir y la oferta es la cantidad de productos que pueden venderse a un precio determinado. Como es lógico, de la relación existente entre la oferta y la demande surge el precio final de un producto o servicio.

El Índice de Precios al Consumo o IPC es una variable económica que mide la fluctuación de los precios de los bienes que consumimos. Para calcular dicho parámetro se registran los precios de algunos artículos básicos y, al mismo tiempo, se tiene en cuenta el gasto promedio de los hogares con respecto a dichos artículos.

La inflación es al aumento generalizado de los precios y la consiguiente disminución de la capacidad de compra. En términos económicos, para que una situación sea considerada inflacionaria debe mantenerse a lo largo del tiempo y afectar a la mayoría de productos.

Principios de la economía

En primer lugar, la economía no debe entenderse como una creencia. De hecho, es una rama del conocimiento con un carácter científico y en ella se analizan los variables mediante la observación y el análisis,

Por otra parte, esta disciplina tiene como objeto de estudio la administración de los recursos que necesitan los individuos para satisfacer sus necesidades personales y colectivas.

Por último, el objetivo de la economía es proporcionar un mayor bienestar al conjunto de individuos que conforman una sociedad.