Patrimonio: Cultural, de la Humanidad, y Económico Significado, A nivel Cultural, Humanidad, Económico, Diferencia y Ejemplos

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Jul, 2020
  • ¿Qué implican las dimensiones del patrimonio?

    Es el criterio jurídico que reconoce los bienes heredados o constituidos a nivel individual, jurídico, y público, éste último en referencia a las posesiones que le corresponden al estado nacional considerando las fronteras geográficas que lo delimitan como también la distinción de emblemas de la cultural mundial. Del latín patrimonium, es una conjugación que se destaca por el vocablo pater, que indica al jefe del núcleo familiar, y el componente -monium, que refiere a un regimen de orden legal.

    Características del Patrimonio Cultural

    Comprende los bienes y saberes propios heredados capaces de definir una cultura popular. Cabe decir que puede ser tanto tangible como intangible. La idea de patrimonio en lo legal y económico suele confundirse con la noción cultural, observando que numerosos países registran leyes que amparan esta clasificación.

    El patrimonio cultural tangible incluye construcciones de valor histórico, obras de arte, espacios urbanos y bienes que tienen connotación patrimonial (pertenencia cultural). Por su parte, el intangible incluye cosas como: costumbres, tradición oral, oficios, rituales, música, obras literarias, historias, etc.

    Unas de las características del patrimonio cultural son que pertenece a una comunidad, que resulta insustituible, y además, en caso de perderse no puede compensarse con dinero. Esta es una radical diferencia respecto al “patrimonio económico”. Este último se mide monetariamente y se expresa en números, puede ser negativo o positivo ya que puede incrementarse o disminuirse.

    Con el patrimonio cultural sucede que su razón de ser es preservarse, y tampoco se devalúa (a diferencia del económico). Por el contrario, parece aumentar su importancia con el paso del tiempo.

    Patrimonio de la Humanidad: Ejemplos y la diferencia con el Patrimonio Cultural

    Son conceptos muy similares, aunque no son lo mismo. Mientras el segmento cultural abarca, como ya apreciamos, bienes muebles, inmuebles, sitios y costumbres, el denominado Patrimonio de la Humanidad responde a una designación otorgada por la UNESCO, entendiendo lugares de valor especial histórico, natural o cultural.

    El Patrimonio de la Humanidad es una categorización que abarca sitios de importancia con alcance global. Algunos ejemplos que podemos mencionar son los siguientes:

    • El Taj Mahal: situado en la India, es un hermoso templo que muestra un periodo de ese país. Es visitado por gran cantidad de turistas.

    • La Gran Muralla China: esta enorme construcción tiene fama mundial. Considerada uno de los prodigios de ingeniería del planeta.

    • Machu Pichu: esta construcción se emplaza en Los Andes, siendo un legado de la desaparecida civilización inca.

    • Parque Nacional Iguazú: aquí tenemos un patrimonio natural. Se trata de un conjunto de gigantescas y espléndidas cascadas en la frontera entre Brasil y Argentina.

    • La Ciudad Vieja de Jerusalén: la ciudad tenida como santa por tres religiones, como lo son el cristianismo, el judaísmo y el islam.

    Hay muchos otros sitios categorizados con este sello. Tienen una normativa legal especial, por lo cual su condición también es estudiada desde lo jurídico.

    Factores legales y económicos de medición y valoración

    La suma de bienes personales

    Entender el patrimonio implica combinar cuestiones legales con términos de economía. Lo cierto es que un patrimonio es siempre heterogéneo: hay varias cosas que lo conforman. Por eso, es necesario indicar las características que tienen en común las cosas que integran un patrimonio.

    El patrimonio debe poder medirse y la manera de hacerla es mediante una tasación monetaria.

    1. Desde el punto de vista contable se compone de los activos y de los pasivos.
    – Activos: capital, créditos, bienes y herramientas financieras.
    – Pasivos: son las obligaciones, débitos y las deudas.

    2. Desde el enfoque jurídico, el patrimonio abarca los derechos y obligaciones legales.

    3. Tiene universalidad jurídica, por eso trasciende tras la muerte del titular y puede heredarse.

    4. El patrimonio puede ser individual o compartido. Se habla de patrimonio individual al que pertenece exclusivamente a una persona o titular. En cambio, por citar un ejemplo, existe el patrimonio conyugal, compartido entre los integrantes de un matrimonio.

    5. La idea de patrimonio está ligada a la de propiedad. En tal sentido, son importantes también los títulos valores para contabilizar la totalidad de un patrimonio.

    6. Todas las personas tienen algún tipo de patrimonio: su propio cuerpo, sus derechos, las obligaciones legales, etc. Por ende, se deduce que cada ciudadano tiene algún grado de patrimonio siempre.

    7. Las personas tienen derechos sobre su patrimonio: vulnerar su titularidad, disposición o uso es un delito.

    Con lo antes indicado, ya hemos dejado en claro los rasgos principales, tanto en lo legal como en lo económico. Hay que decir que se trata de un concepto medular en el Derecho, incluso, se considera que reconocer el patrimonio de cada persona es una de las premisas de todo marco jurídico.

    Ratio de endeudamiento y su vincula con el patrimonio neto negativo

    Hemos dicho anteriormente que uno de los rasgos del patrimonio es que es “medible”. Esta estimación del patrimonio se hace de manera monetaria y se expresa en números. Es así como lo patrimonial puede ser positivo o negativo.

    Un patrimonio negativo implica que se tienen más deudas y obligaciones, que activos y derechos crediticios. Este concepto se aplica, más que todo, en el terreno económico, aunque también se puede verificar en el ámbito legal.

    A la par, hay un concepto que proviene de lo económico y que es bautizado como “ratio de endeudamiento”. Interesa también en el Derecho ya que tiene una notable utilidad práctica. Básicamente, se le puede entender como la relación entre la “deuda financiera” y los “recursos propios”. Se calcula con la siguiente fórmula matemática:

    (Deuda financiera) / (Recursos propios) = Ratio de endeudamiento

    De la anterior expresión matemática, se deducen las siguientes conclusiones:

    1. Si el ratio de endeudamiento es mayor a uno (ratio endeudamiento > 1), equivale a tener más deudas que bienes.

    2. En cambio, si es menor que uno (ratio endeudamiento < 1) quiere decir que el patrimonio es positivo. 3. Un caso especial es que este ratio sea igual a la unidad (ratio endeudamiento = 1), lo cual señala que se tiene la misma cantidad de activos que de pasivos. 4. Si el “ratio de endeudamiento” supera la unidad ( > 1); entonces la empresa o persona requiere sumar activos para equilibrar su circunstancia patrimonial.