Significado de Patrimonio

La suma de bienes personales

¿Qué es el patrimonio?

Es el criterio jurídico que reconoce los bienes heredados o constituidos a nivel individual, jurídico, y público, éste último en referencia a las posesiones que le corresponden al estado nacional considerando las fronteras geográficas que lo delimitan como también la distinción de emblemas de la cultural mundial.

Del latín patrimonium, es interesante destacar el vocablo pater que indica al jefe del núcleo familiar, mientras que el sufijo -monium refiere a un regimen de orden legal.

Origen e importancia del patrimonio en la antigua Roma

Como ocurre con otros tantos conceptos que disponen de una vinculación jurídica, en el caso del patrimonio, los orígenes se remontan también al Derecho Romano, más precisamente a la época de la República (509 a 27 A.C.) en donde implicó la propiedad familiar que se heredaba entre la clase patricia y que se trasladaba de una a otra generación.

Por caso, la palabra tiene un origen latino, procediendo de patrimonium, que refiere a aquello que se recibe por la línea paterna.

Si bien la titularidad sobre las propiedades y bienes no eran de ninguna persona en particular sino que correspondían a toda la familia y se transmitían vía generación, se admitía que el pater familia ejerciese el control de los mismos, podía disponer de ellos, y además tenía la obligación de protegerlos y de acrecentarlos en la medida que pudiere hacerlo.

En tanto, todos los integrantes que componían la familia tenían el derecho de heredarlos y disfrutarlos.

Diferencia entre patrimonio activo y pasivo

Jurídicamente al patrimonio se divide en patrimonio activo y patrimonio pasivo; el primero está compuesto de la serie de bienes y derechos propiedad de una empresa, persona, o institución; y el pasivo engloba a las deudas, compromisos, y cargas de un individuo.

La diferencia existente entre ambos determina el patrimonio neto.

Clasificación del patrimonio

– El patrimonio se clasifica con una mirada económica como ya vimos en los casos particulares, y también desde los planos nacional e histórico, artístico, cultural, tangible, natural, e intangible.

– El patrimonio nacional implica los valores que se le adjudican en un tiempo dado a los bienes y recursos que dispone una nación y que tienen un uso económico.

– Mientras que el patrimonio artístico e histórico está conformado por los edificios y elementos que ostentan un valor en estos aspectos. En estos casos, y con la misión de conservarlos y protegerlos, es que se les destina un cuidado y se les asigna una protección especial que incluye, por ejemplo, su puesta en valor y restauración cuando haga falta.

– Por su parte, el patrimonio intangible, responde a las creaciones intelectuales de los habitantes: literatura, filosofía, ciencia, religión, tradiciones, usos y costumbres.

– El tangible representa los bienes muebles e inmuebles que disponen de un concreto valor económico.

– Finalmente, observar el patrimonio natural, como nos anticipa su denominación, está conformado por los paisajes y todas aquellas regiones, flora, y fauna que impliquen un enorme valor estético, científico y del medio ambiente.