Definición de Reino Monera

1. Ser vivo capaz de nutrirse, moverse y reproducirse, cuyo cuerpo tiene una morfología básica, formado por una masa homogénea no estructurada de protoplasma y en ausencia de un núcleo celular, de modo que es un organismo unicelular y procariota.

Etimología: Reino, por el latín regnum. + Monera, 1866, definido por Haeckel, del latín científico Monera, respecto del griego μονήρης (monéres), ‘simple’, ‘solo’, conjugado sobre μόνος (mónos), ‘único’, y el sufijo -ήρης, a razón de la adjetivación.

"He llamado Monera a estas formas de vida que se ubican en el menor grado de organización". Fue acuñado por el biólogo alemán Ernst Haeckel en 1866, en su trabajo Morphologie der Organismen, y luego reafirmado en el artículo Monographie der Moneren para el medio Jenaische Zeitschrift für Medizin und Naturwissenschaft, traducido y publicado en inglés en 1869, Monograph of Monera, para el Journal of Microscopical Science Vol. IX.

Cat. gramatical: Sustantivo masc.
En sílabas: rei-no + mo-ne-ra.

Reino Monera

David Alercia
Licenciado en Biología

Es uno de los cinco reinos en los que se divide el mundo de los seres vivos. Son conocidos como bacterias y son las formas de vida más sencillas y simples que existen en la Tierra. Se supone que fueron también las primeras formas de vida que existieron, hace unos 3500 millones de años. Estos organismos se dividen en dos grupos: las bacterias y las arqueas.

Características de las bacterias y las diferencias marcadas por las arqueas

El reino Monera, que agrupa a todas las bacterias, comprende organismos unicelulares y procariotas. Esto quiere decir que el organismo completo solo tiene una célula y que esa célula es procariota. A diferencia de las células del resto de los seres vivos, llamadas eucariotas, las de las bacterias no tienen un núcleo organizado ni organelas limitadas por membranas. Dentro de las células, el ADN está organizado como un único cromosoma circular.

A menudo las células de las bacterias están recubiertas por una estructura rígida, conocida como pared celular. Esta pared es muy diferente a la pared de las células vegetales, pero cumple la misma función de proteger a la célula.

Existen grupos de bacterias fotosintéticas, que tuvieron una gran importancia evolutiva. En el pasado del planeta, la atmósfera de la Tierra no tenía oxígeno. Las bacterias fotosintéticas, al liberar oxígeno en la fotosíntesis, hicieron que lentamente, durante millones de años, el oxígeno se acumulase en la atmósfera terrestre. Más tarde en la historia de la tierra, cuando aparecieron las plantas, estas también contribuyeron a hacer “respirable” la atmósfera de la tierra. Las bacterias fotosintéticas pueden ser verdes, pero en general tienen otros colores debido a que tienen otros pigmentos fotosintéticos distintos a la clorofila. Otras bacterias son heterótrofas, por lo general saprofitas (que se alimentan absorbiendo sustancias nutritivas del sustrato en el que viven, al igual que los hongos).

Las bacterias se pueden encontrar en todos los ambientes de la Tierra. Prácticamente, no existen ambientes acuáticos o terrestres que no hayan sido colonizados por bacterias. Incluso hay bacterias sobre y dentro del cuerpo de animales y plantas. En nuestro intestino viven millones de bacterias que no causan ningún daño, sino todo lo contrario. Se conocen como flora intestinal y colaboran en la digestión y en el mantenimiento de la buena salud del intestino, desalojando a las bacterias “malas” que intentan invadirlo.

Las arqueas son un grupo de organismos procariontes que se parecen a las bacterias, pero tienen características distintas en su estructura celular y en su metabolismo. A diferencia de las bacterias, las arqueas no tienen una pared celular. También se encuentran en una variedad de ambientes, desde ambientes acuáticos hasta ambientes extremos como las aguas termales cerca de volcanes y los lagos y lagunas hipersalinos.

Muchas bacterias (como las plantas y los hongos) tienen la capacidad de crear compuestos químicos de lo más variados, y estos compuestos pueden ser toxinas o medicinas. En ocasiones, el mismo compuesto beneficioso es tóxico en cantidades mayores.

Importancia económica y ecológica

Algunas bacterias son capaces de causar enfermedades graves al infectar el cuerpo humano, como la tuberculosis, la lepra, el cólera, el tétanos entre muchas otras. No todas las bacterias causan enfermedades, solo entre 1 y el 5% de todas las especies de bacterias conocidas son patógenas, es decir, causan enfermedades. Algunas de las enfermedades bacterianas se curan por completo matando a la bacteria que las produce con antibióticos, aunque otras no tienen cura y pueden causar complicaciones graves e incluso la muerte, como el tétanos o la neumonía, pero son prevenibles mediante vacunas. Aunque existan los medios para curar y prevenir las enfermedades bacterianas, estas siguen siendo un problema medico de gran importancia. Las bacterias también son una importante fuente de drogas que se usan en la medicina.

Son esenciales para la investigación en genética y en la transgénesis, es decir, la creación de organismos genéticamente modificados. Las bacterias son los organismos más simples que existen, y la manipulación de su material genético se ha conseguido hace tiempo ya. Así se ha logrado que bacterias produzcan compuestos como la insulina humana para tratar la diabetes (esto se logró poniendo el gen de la insulina humana en el ADN de la bacteria).

Las bacterias, aunque invisibles, son esenciales en la salud de todos los ecosistemas ya que participan en todos los ciclos de nutrientes, llamados ciclos biogeoquímicos: son esenciales para los ciclos biogeoquímicos del nitrógeno, el carbono y el fósforo, que son componentes básicos de toda la materia orgánica. El rol de las bacterias es descomponer la materia orgánica en estos elementos simples para que así, estén nuevamente disponibles para la vida. Por ejemplo, las bacterias son responsables de la conversión del nitrógeno y el fósforo de las proteínas y el ADN de los cadáveres de organismos muertos en diferentes sales inorgánicas, permitiendo que las plantas puedan usarlo para formar sus propias proteínas y su ADN. De esta manera, el elemento químico se “recicla” cuando los organismos mueren. Luego, esos elementos inorgánicos (ya convertidos en materia orgánica por las plantas), pasan a los animales que se comen las plantas y a los que se comen esos animales. Por último, esas proteínas y ADN son degradados por los descomponedores y el nitrógeno y fósforo vuelven a estar disponibles en el suelo como sales inorgánicas. Estos ciclos se repiten con todos los nutrientes esenciales y son las bacterias las que los mantienen funcionando.

Las bacterias tienen una capacidad notable para degradar compuestos, incluso contaminantes. Por ello, se utilizan mucho en la biorremediación de suelos y aguas contaminadas, en el tratamiento de efluentes cloacales e incluso, se ha llegado a probar bacterias que degradan plásticos, hidrocarburos y petróleo como potenciales agentes descontaminadores.

Las bacterias están, literalmente, en todos lados, son las formas de vida más antiguas y sencillas que existen en la Tierra y desempeñan funciones ecológicas muy importantes, de las que depende la salud de los ecosistemas y, también, el bienestar de la población, ya que como hemos visto, las bacterias también son una fuente de recursos valiosa para la sociedad.

 
 
 
 
Por: David Alercia. Licenciado en Biología por la Universidad Nacional de Córdoba, especializado en gestión ambiental, y trabaja en turismo científico.

Art. actualizado: Feb. 2023; sobre el original de enero, 2011.
Datos para citar en modelo APA: Alercia, D. (Feb. 2023). Definición de Reino Monera. Significado.com. Desde https://significado.com/reino-monera/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z