Router Significado, Características, Funciones, y Tipos

  • Por Luis Jiménez (Ingeniero en Informática)
  • Nov, 2020
  • ¿Qué se entiende por router?

    Es un dispositivo físico que permite la conexión entre redes que operan en la llamada capa 3 (capa de red) del modelo OSI. Este componente periférico permite la comunicación entre dos redes, determinando de manera automática la posible mejor ruta para realizar la transmisión de datos entre las redes conectadas. Básicamente, la función del router es «enrutar» o «encaminar» la información o paquetes de datos desde el punto de origen a su ubicación de destino, con la capacidad de fijar la mejor y más eficiente ruta para la transmisión de la información. Existen dos dispositivos que, trabajando de manera conjunta, permiten a los computadores conectarse a Internet: el Modem y el Router, y es por tal motivo que tanto como uno otro se transoforman en piezas esenciales, independientemente del nivel de usuario y contexto.

    Características y funciones del router

    1. Siempre debe estar conectado al modem, puesto que es el modem el que le proporciona la conexión de internet.

    2. Tiene la capacidad de interpretar o decodificar direcciones lógicas de la capa 3 del modelo OSI, y no de las direcciones tipo MAC como lo hace el Switch.

    3. Posee la capacidad de variar la forma de la trama o unidad de datos.

    4. Presenta una alta capacidad de inteligencia para emplear distintas clases de protocolos de comunicación que han sido previamente establecidos.

    5. Representa y brinda a las redes un alto nivel de seguridad, ya que este equipo puede ser configurado para restringirlas haciendo uso de filtros.

    6. Minimiza el nivel de aglomeración o embotellamiento en las redes, aislando los posibles dominios de colisión y su tráfico en todas las redes que dicho router conecta.

    ¿Cómo funciona el router?

    El router tiene como objetivo principal establecer la conexión entre un grupo de estaciones o clientes, cada uno con una dirección IP respectiva, para determinar el camino o ruta más rápida y eficiente que será usada para enviar cada grupo de datos a su respectivo destino ubicados en dicha red.

    Tratará de establecer en todo momento cuál es, según su criterio, la vía más eficiente y rápida para transferir los datos.

    Para tomar estas decisiones, realiza un análisis utilizando una herramienta conocida como Protocolo de Enrutamiento, a través del cual establecerá una conexión con otros routers para intercambiar información y, de esta manera, poder determinar el camino más adecuado para el envío de la información.

    En el momento en que un usuario tiene acceso a una URL, el navegador consulta al servidor DNS (servidor de nombres de dominio) para así obtener la dirección IP del equipo requerido.

    El equipo de trabajo envía una solicitud al router que esté más cercano. Este router determina de manera inmediata el próximo equipo al cual se le enviará la información para establecer entonces el mejor camino posible.

    Cada router maneja las llamadas tablas de enrutamiento actualizadas, estos constituyen una especie de mapas de los recorridos que pueden ejecutarse para alcanzar la dirección de destino.

    Existen diversos tipos de protocolos para alcanzar este tipo de procedimiento. El router no solo se encarga de enrutar sino también de manipular la información en forma de datagramas para lograr el pase de un tipo de red a otra.

    Tipos de router identificables

    Router Cableado: este tipo de router requiere cableado físico para conectarse a la red y para que los clientes o estaciones de la red se conecten a él. Este tipo de conexión suele tener una alta velocidad a nivel de transferencia de datos.

    Router Inalámbrico: este tipo de dispositivo usa ondas electromagnéticas para la transmisión de la información. Usualmente, el tipo de ondas electromagnéticas usadas son ondas de radio.

    Router Inalámbrico WiFi: ofrece la ventaja a los dispositivos que se conectan a él de no demandar ningún tipo de cable para dicha conexión. Su velocidad de conexión es menor que la del router cableado.

    Router USB: se conecta a la red mediante un puerto USB, proporcionado conexión a internet a varios clientes a la vez de manera inalámbrica.

    Router de Múltiples Entradas: los routers con múltiples puertos de entrada contribuyen a la configuración de redes locales de mayor tamaño.

    Router con Antenas Cambiables: utiliza antenas para la emisión de información. Algunos con una o más antenas, y las antenas pueden ser fijas o sustituibles.

    Routers 3G o 4G: ofrecen conexión a la red con tecnología 3D o 4D donde exista la plataforma para esta tecnología.

    ¿Qué aspectos se pueden configurar o personalizar?

    – Determinar cuál o cuáles equipos deseamos que tengan conexión a internet. Solo los equipos o clientes con autorización podrán conectarse a la red.

    – Controlar los horarios de conexión a la red. Esto es útil si se requiere, por ejemplo, controlar el acceso a internet o a la red a un horario determinado.

    – Controlar la encriptación de una o más redes. Esto se traduce en el uso necesario de claves de acceso para poder acceder a la red.

    – Configuración de Redes Locales. Esto será posible dependiendo del número de puertos de entrada que posea el router en cuestión.

    Otras consideraciones de valor

    Estos dispositivos son totalmente configurables, de hecho, las configuraciones realizadas son fáciles de mantener, algunas de ellas son las que le permiten ofrecer excelentes niveles de seguridad ya que es posible prevenir y detectar la presencia de fisgones.

    Asimismo, los retrasos de tiempo no suelen afectar a los routers, al contrario de los Bridges. Igualmente, no tienen ningún tipo de limitación derivada de la topología de la red, y se puede afirmar que poseen un alto nivel de inteligencia que les ayuda a determinar y seleccionar la vía o ruta más rápida y eficiente entre dos conexiones paralelas.

    También cabe destacar que el tipo de red y protocolos a usar definen si un router podría requerir un lapso de tiempo considerable para su instalación y configuración; de hecho, cada protocolo usado para los enrutamientos tiene que ser familiar para el router.

    Un router es más costoso y complicado que un modem o un bridge. Su velocidad de procesamiento de los datos e información también es más lenta con relación a los bridges (puentes), y requiere solicitar un subdireccionamiento en el llamado nivel de enlace. Todo esto hace necesario un análisis de lo que se requiere antes de decidirse por uno u otro.