Subjetividad Significado, e Interpretación (Verdad, Voluntad y Deseo)

Significado: ¿Qué se entiende por subjetividad?

Pensamiento que transforma y construye la realidad, condicionado por conveniencias y experiencias, de modo consciente o inconsciente, en distinto nivel de profundidad, en un conjunto de ideas que emanan de un ‘sujeto’, autónomo y responsable de sus actos, y cuya difusión puede influir sobre un grupo social. A diferencia de las cosas, o los ‘objetos’, el ser humano desarrolló históricamente una conciencia, una actividad mental distinta a la que surge como reflejo del estímulo instintivo de los animales, en ese espacio de mediación de donde surge el deseo como estímulo puramente social, que logra transformar la pura acción instintiva en percepción del mundo y de sí mismo, en pensamiento y existencia subjetiva. La subjetividad es lo que nos diferencia de otros seres vivos, como animales conscientes.

Ser, lenguaje e interpretación de la verdad

La subjetividad es la forma del ser: el ser no como existir material del cuerpo, sino como sujeto, como existencia inmaterial de la conciencia. La subjetividad reúne el conjunto de ideas con el cual interpretamos, representamos, entendemos la realidad. Es por ello que abre una pregunta por lo verdadero, lo que realmente expresa la naturaleza de las cosas, aunque siempre sea una perspectiva del sujeto, una reconstrucción subjetiva de la realidad. Sin embargo, aunque la verdad sea relativa a la subjetividad, eso no quiere decir que sea ‘falsa’ o ambigua, sino que está sujeta a las necesidades y deseos propios del sujeto.

La idea de verdad se diferencia de lo real, en la medida en que la primera siempre es un producto de la subjetividad, o más bien, es una necesidad de la subjetividad para afirmarse como forma de interpretar la realidad. La subjetividad se expresa a través del lenguaje, como vehículo del pensamiento.

El lenguaje que le da una expresión simbólica y social a la subjetividad, nace como sonido y símbolo que nombra las cosas, las identifica a partir de una relación de semejanza entre la designación y lo designado, pero al mismo tiempo establece una serie de diferencias que se expanden en la medida en que se multiplican los sonidos y símbolos del lenguaje. El lenguaje supone un acontecimiento histórico en la deriva social del ser humano, a partir del intercambio inmaterial, de signos, sonidos y sensibilidades que se dan como producto de la socialización. La subjetividad es el la representación simbólica e imaginaria de una prácticas sociales determinadas, en donde se constituyen los sujetos.

En el marco de la historia y el impacto a nivel social

La subjetividad se constituye sobre las prácticas sociales y cambia en la medida en que se transforman las sociedades. A lo largo de la historia humana, las subjetividad social ha expresado una forma de entendimiento del mundo, una forma de verdad y la construcción de un sujeto determinado.

El pensamiento mítico expresó la subjetividad de la sociedades antiguas, como registro y representación simbólica de la naturaleza y sus fenómenos. Los imperios arcaicos y sacerdotales se constituyen sobre relaciones de poder despóticas que surgen de los templos y las pirámides, la verdad ya no emanada de la naturaleza, sino de figuras divinas trascendentales que se desprenden como analogía de las jerarquías de la estructura social arcaica. Luego el pensamiento racional establece una relación científica con la verdad, la cual ya no es una expresión de un poder divino, sino del propio pensamiento, dando origen a la figura del individuo como sujeto soberano de si mismo, que se relaciona su contexto bajo una relación de sujeto-objeto.

Voluntad y deseo

Las sociedades se constituyen entre relaciones de orden y conflicto como efecto de las relaciones de poder que las organizan. La subjetividad se forma como representación simbólica de las normas que rigen la sociedad, pero, en la medida en que constituyen la aparición de un sujeto autónomo, constituye en su deseo y su entendimiento de la voluntad, una contradicción con las regulaciones del orden social al mismo tiempo que proyecta la idea de libertad en sus distintos contextos históricos.

Para el filósofo Enzo del Bufalo, las sociedades son mecanismos para la producción de subjetividad, mediante procesos que son inconscientes, pero al mismo tiempo intencionales. La subjetividad expresa la forma en que el deseo se relaciona con los límites que supone el orden social, así como los mecanismos que provocan la voluntad del sujeto. La subjetividad se abre camino como efecto de la represión del deseo como suceso fundacional de la sociedad, en la medida en que el ser humano constituye una naturaleza social a partir del lenguaje y el pensamiento.

Bibliografía

Del Bufalo, Enzo (2007). Genealogía de la Subjetividad. Monte Ávila Editores Latinoamericanos.

Foucault, Michael (1968). Las palabras y las cosas. Ediciones Siglo XXI.