Significado de Superación Personal

Práctica de un corredor que utiliza una prótesis

¿Qué es la superación personal?

Es exteriorizar la fuerza interior que impulsa hacia adelante para vencer obstáculos marcantes y crecer como individuo. En este marco, se puntualiza la importancia del entorno, desde el apoyo de amigos y familiares, y la actitud ante la posibilidad de tropezar porque uno está atravesando un proceso en el que inevitablemente aparecerán dificultades, sean nuevas o ya conocidas. Superación tiene raíz en el latín como superatio, identificando entendiendo la idea de avanzar por encima, por su parte personal se ubica en el latín como personalis.

Aprender de la frustración

El individuo con un verdadero afán de superación personal es aquel que es capaz de sobreponerse ante la adversidad y las dificultades. Quien deja de luchar por un objetivo cuando se encuentra ante algún tipo de obstáculo, está demostrando que no sabe gestionar su frustración.

La frustración es una combinación de reacciones: ira, decepción, impotencia, ansiedad e irritabilidad.

Si bien la vivencia de la frustración es diferente en cada individuo, cuando se aprende a tolerarla se inicia un buen camino para lograr nuestras metas.

Inventar excusas como forma de autoengaño

Como pauta general todos tenemos deseos de superación en algún sentido. Así, queremos ampliar nuestro curriculum profesional, ganar más dinero, disfrutar de más comodidades o mejorar nuestra condición física. Entre aquello que deseamos y nuestra realidad se puede interponer un enemigo peligroso, las excusas.

Ante una situación de fracaso, la invención de una excusa es una gran tentación. Sin embargo, es muy probable que el argumento empleado para justificar la derrota sea un simple mecanismo de autoengaño.

Si de manera sincera queremos superarnos en algún aspecto, es conveniente que aceptemos toda la responsabilidad de nuestras acciones y evitemos justificaciones, lamentos o creencias limitantes.

Fuerza de voluntad

Cualquier proyecto de superación personal está directamente relacionado con la fuerza de voluntad. Se trata de la capacidad para mantenernos firmes en nuestros objetivos. En este sentido, la fuerza de voluntad es una combinación de distintos elementos: capacidad de sacrificio, determinación y constancia.

Las personas con una escasa fuerza de voluntad son aquellas que se dejan dominar por sus deseos inmediatos. Por otra parte, la fuerza de voluntad tiene tres posibles frenos: la falta de motivación, la falta de organización y la procrastinación.

Por último, vale la pena recordar que ningún gran proyecto se ha logrado con una actitud perezosa.

Descifrar la definición del éxito para sí mismo

La idea de superación personal la asociamos normalmente a algún tipo de éxito. No obstante, no es fácil definir qué es el éxito en realidad.

Para algunos, consiste en llegar a ser un triunfador. Otros consideran que el éxito no tiene nada que ver con los logros externos sino con nuestra propia autosatisfacción.

También, se afirma que el éxito solo se consigue cuando somos capaces de superar los fracasos. En cualquier caso, el camino de la superación personal es el que conduce al éxito.