Significado de Único

  • Por Angela Estevez (Licenciada en Psicología)
  • Feb, 2020
  • ¿Qué se entiende por único?

    Es la singularidad que resulta observable y apreciable en algo o alguien, es un adjetivo que en la mayoría de las ocasiones se lo entiende desde lo virtuoso, maravilloso, raro o sorprendente, extendido a cuestiones positivas, como negativas, o ante una mezcla de sentimientos, por ejemplo al destacar el rescate y esfuerzo de un bombero ante un episodio catastrófico.

    Responde etimológicamente al latín como unĭcus, precisamente asociado a unus, que se traduce como uno, sobre la raíz indoeuropea dada por *oi-no-, que también remite a la idea de unidad individual.

    Ejemplos aplicables: Cualidades de objetos, hechos y personas

    En su connotación positiva, lo único se destaca por su originalidad, ya sean objetos o situaciones. Se trata de algo que sale de lo común y por eso causa impresión y sorpresa, asombro, ganas de vivenciarlo o poseerlo.

    Por ejemplo: “Jorgelina cree que su viaje a Tailandia fue único, por las experiencias que tuvo allí”, “Manuel expresa que tiene que tener el último artículo de su colección, porque eso la haría única”, “Minerva es diseñadora de interiores y está buscando un mueble antiguo y único, que resalte en un living moderno”.

    Situaciones históricas únicas por su excepcionalidad, pueden ser, por ejemplo, las revoluciones Francesa e Industrial, las Guerras Mundiales, la caída de la Muralla China, entre otras.

    En cuanto a las personas únicas, se destacan de la mayoría por alguna cualidad, logro o invento, por ejemplo, podemos hablar de pintores únicos, como Pablo Picasso (1881-1973) o Frida Kahlo (1907-1954), de científicos únicos, como Albert Einstein (1879-1955), etcétera.

    Pero también puede suceder que percibamos a tal o cual sujeto como único a causa de un aprecio particular que tengamos hacia él o ella y no de un atributo propio que tenga, por ejemplo: “Matías dice que su enamorada es especial y única”, “para Macarena, de cinco años, su padre es su único superhéroe”.

    Por otra parte, a veces el calificativo de “único” refiere simplemente a que es uno solo, sin que por ello sea algo bueno o malo a priori. Por ejemplo: “el único o los únicos sobrevivientes del incendio”, “el único estudiante que no asistió al evento escolar”, “los únicos ejemplares vivos de la especie”.

    Características del individuo que lo hacen único

    A partir del Psicoanálisis se entiende que, en realidad, todos los seres humanos somos únicos, pues pese a compartir rasgos o cualidades generales, pudiendo elaborarse clasificaciones, la singularidad escapa a cualquier encasillamiento y todos somos distintos.

    De allí proviene una de las críticas que se le suele hacer al uso del manual diagnóstico de los trastornos mentales, mejor conocido como DSM, debido a que establece etiquetas patológicas a partir de listas de signos observables, por lo que algunos profesionales (no todos) diagnostican dejando de lado la particularidad del paciente.

    Otra de las críticas expresa que este manual enumera conductas manifiestas, sin indagar el significado que poseen, por ejemplo, puede que un niño con mutismo selectivo no hable por diversas causas.

    Si bien hay tipos de personalidad, estructuras, patologías, términos que dependen de la corriente psicológica o psiquiátrica en la que nos ubiquemos, debemos recordar que cada persona es única e irrepetible.

    En la familia: hijo único

    Los niños traen alegría a una familia, si ésta los recibe de manera sana y amorosa, pero necesitan de mucha dedicación, siendo muy importante la planificación familiar.

    Es conveniente que la pareja reflexione abiertamente acerca de sus posibilidades y anhelos acerca del número de hijos que desea tener -o si no quiere ninguno- y que no sea nunca una imposición.

    En las conformaciones familiares donde hay un solo hijo, sin hermanos, ese niño (o niña) es un hijo único y por ello, aunque no siempre, puede concentrar mayor atención y cuidados de los padres (o quien/es ocupe/n dicho rol).

    Esta es una realidad cada vez más frecuente, debido a las dificultades económicas y de tiempo que supone tener varios hijos, además de que en la época actual el deseo se avoca cada vez más a lo individual, lo profesional o al disfrute de realizar viajes.

    Los hijos únicos suelen tener más dificultades para compartir, ya que no están habituados, así como menores libertades y más presión o exigencia respecto de los ideales parentales. No obstante, esto no siempre sucede así, siendo que cada individuo reacciona de un modo diferente a sus circunstancias vitales y todos los padres crían a cada hijo de un modo único.

    Lo indiscutible es que estos pequeños no gozan de la compañía de hermanos, de los juegos, travesuras, complicidades, que comúnmente ocurren entre ellos, así como posibles alianzas. Tampoco cuentan con este apoyo familiar para los momentos difíciles.