Significado de Activos y Pasivos Definición, Diferencia, y Fórmula

Definición formal

El activo comprende los bienes y derechos de una empresa, mientras que el pasivo responde a las obligaciones o deudas. Ambos forman parte de los balances generales y financieros de una empresa cuando se habla de microeconomía, y de una nación a niveles macroeconómicos.

Son parte fundamental de la contabilidad. Por un lado se contabiliza el valor, las entradas de dinero y los beneficios de la empresa, por el otro se colocan las deudas, pagos y cuotas que se deben pagar. Al generar la diferencia a través de una operación matemática se obtiene un balance que puede ser positivo o negativo, y gracias a este resultado se pueden tomar estrategias para recuperar el curso, enfocar esfuerzos de ventas o de inversión. En los estados financieros se utiliza mucho esta medición contable, arrojando la situación económica de la empresa y llevándose a cabo de manera constante.

En la economía, el activo también es considerado como bien o un elemento con valor para obtener un beneficio a futuro. Por ejemplo, en el mercado financiero, una acción es también considerada un activo, tiene un valor por cierto periodo de tiempo esto depende de las cualidades de este activo durante su oferta. Esta transacción es algo parecido a una inversión, a lo que se conocen mucho los bonos que los gobiernos lanzan al mercado para financiarse en corto tiempo. En México se llaman certificados de tesorería (CETES), mientras que en Estados Unidos bonos del tesoro, y en algunas zonas de Sudamérica como letras del tesoro, los cuales se definen como activos. Estos activos para los compradores se transforman en un pasivo para los gobiernos, ya que los tienen que pagar en un tiempo establecido.

Los pasivos informan sobre el origen de los fondos y los activos. Se caracterizan por ser elementos con valor para la empresa o nación. Hay que considerar en el análisis un factor que de alguna manera afecta a los estados financieros y debe ser agregado a estos: el capital. Este se considera como un recurso de financiamiento aportado por socios o accionistas que se vuelve clave para producir y obtener ganancias.

Fórmula que proyecta la situación financiera

El activo, pasivo y capital son consideradas cuentas en donde se muestra una situación conocida como balance, en donde se dividen o se contabilizan de la siguiente manera:

Los activos fijos y corrientes.- El fijo son los bienes inmovilizados, como por ejemplo el terreno donde se encuentra la empresa, las maquinarias que se usan para producir, cuyo valor es considerado a largo plazo, por eso es que se considera como inmóvil, por lo menos un largo periodo contable. Los corrientes o circulantes se determinan así porque su valor o beneficio es a corto plazo. Hay que destacar que los activos son la masa patrimonial de la nación o empresa, esto a según de la creación de los estados financieros.

Para obtener el activo se realiza una simple operación, sumar el pasivo y el patrimonio neto. En este último se incluye el capital.

Activo = Pasivo + Patrimonio neto

El pasivo se clasifica de la misma manera como corriente y no corriente, el corriente son las deudas que se deben pagar en un corto lapso de tiempo, por otro lado el no corriente son deudas que se han adquirido en un largo plazo.

Otra catalogación que se da a estos términos en cuanto a la estructura es la siguiente: Los activos se consideran el destino de los medios financieros, se definen como la estructura económica de la institución, mientras que el pasivo es considerado como un medio financiero ajeno, que se debe pagar, pero forma parte de la estructura financiera de las instituciones, así como el patrimonio neto, el cual es otro medio financiero pero propio, es decir que no forma parte de una deuda es solo un capital o financiamiento, forma parte del pasivo porque a los accionistas que aportan este dinero se debe entregar un rendimiento por su participación.

Los estados financieros son la clave para conocer la situación de las empresas, de un país en general, siempre debe existir un balance equilibrado para poder hablar de finanzas sanas, esto genera estabilidad y noticias positivas que se traducen como crecimiento