Significado de Antropología

Pareja aborigen colombiana exhibiendo sus vestimentas

¿Qué es la antropología?

Es la responsable del análisis del ser humano, abarcando las perspectivas social, cultural e incluso a nivel biológico, observando cambios generacionales que se reflejan en las costumbres y los comportamientos, pretendiendo explicar quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos, cómo interactuamos con el medio y nuestros pares, y por qué actuamos de la forma que lo hacemos, extendiendo un lazo con especialidades específicas dado el amplio campo que enfrenta.

Etimológicamente se vincula al latín científico anthropologia, sobre el griego anthrōpológos, exponiendo los elementos: anthrōpos, pautando al ser humano integrando tanto a la mujer como al hombre, con raíz en anēr, el cual tiene registro en el indoeuropea dado por *ner-, éstos últimos refiriéndose al género masculino explícitamente, y el sufijo griego -logía, por logos, que cumple la función de identificarlo como una área de investigación. Aristóteles planteaba este postulado en referencia a aquellos que les interesa discutir y profundizar sobre el hombre.

Caracteristicas de la antropología

Se constituye como disciplina a nivel científico a mediados del 1800, en el siglo XIX, en el marco de la Revolución Industrial y, desde sus primeros pasos, se ha embarcado hacia la búsqueda del entendimiento por las culturas, sus semejanzas y diferencias, su desarrollo histórico, cómo funcionan, qué dinámicas poseen.

El objeto se presenta en la la otredad cultural, que estudia por medio de la observación participante. La antropología nutre sus conocimientos del trabajo de campo y del trabajo en el laboratorio, para estudiar de modo comparativo distintas culturas, considerando a la conducta humana como aprendida, a diferencia de los animales, donde reina el instinto, lo innato.
La cultura es lo que nos hace humanos, es una construcción que puede tomar variadas formas y sufrir modificaciones, no está predeterminada. Los animales en cambio tienen hábitos invariables y cualidades impresas en su genética.

Antropología y ciencias sociales: ramas y objetivos

Al principio el objeto de la antropología fue la diferencia cultural, pero luego pasó a ser la diversidad cultural. Se trata de una ciencia muy amplia, que se relaciona con el resto de las Ciencias Sociales, especialmente con la Psicología, la Sociología y la Historia. La contribución antropológica consiste en acercarnos la apreciación de otras culturas y darnos a ver el condicionamiento socio-histórico, somos lo que somos, en donde somos. No seríamos los mismos su hubiésemos nacido en otros tiempos o en otra localización geográfica del planeta, con su respectiva cultura.

La antropología general posee diferentes ramas, de este modo la Biológica o Física estudia la evolución adaptativa que ha tenido el ser humano, a partir de los animales. La Arqueológica estudia culturas que han existido en el pasado, por medio del hallazgo y análisis de sus vestigios. La Social y Cultural, dentro de la cual podemos diferenciar el campo social, que se interesa por la forma en la que se organizan los hombres (religión, parentesco, política, etc.) y el campo cultural, que se enfoca en los modos de vida (costumbres, arte, música, etc.).

El estudio de la antropología permite ampliar la mirada, desnaturalizar lo aprendido, entendiendo que nada es, sino que todo se construye en interacción. La cultura donde nacemos nos constituye. De esta manera, también podemos empezar a pensar en esos otros, otras culturas, que entienden al mundo de otra manera, diversa. Esto no quiere decir estar de acuerdo o aceptar otras miradas, pero sí poder saber de su existencia y comprender su lógica interna.

Principios antropológicos

En la teoría antropológica podemos ubicar dos nociones fundamentales, para abordar las diferentes problemáticas de las que se ocupa esta disciplina social. El primero es el comparativismo, que sirve para tener conocimiento sobre las semejanzas y disimilitudes entre culturas diferentes; lo que para una cultura es habitual, puede resultar sumamente extraño para otra, así como pueden ser muy parecidas en otros aspectos. El otro término es el de relativismo cultural, por el que se aprecia la singularidad de cada cultura, que debe ser entendida en sus propios términos, como una totalidad única.

Se analizan las culturas, explorando temáticas tales como: relaciones de poder, identidad, tradiciones y modos de vida, medicalización, costumbres, prejuicios, ritos de pasaje, proceso de salud/enfermedad, género, infancia, etcétera.

Marvin Harris: Materialismo cultural

El estadounidense Marvin Harris (1927-2001) es considerado el fundador de un marco teórico de la antropología, el materialismo cultural. En sus obras se analizan las causas de las diferencias y semejanzas entre las diferentes culturas.

En su obra «Vacas, cerdos, guerras y brujas: los enigmas de la cultura» aporta respuestas novedosas a una serie de interrogantes: por qué los musulmanes no comen carne de cerdo, por qué muchos hindúes veneran a las vacas, en qué se basa la creencia en las brujas o por qué algunas culturas tienen hábitos alimenticios aparentemente absurdos.

La teoría antropológica del materialismo cultural se fundamenta en una tesis general: las normas que rigen las sociedades humanas son de carácter adaptativo. Así, para Harris en toda sociedad hay tres dimensiones: la tecnología disponible y las condiciones medioambientales conforman un nivel infraestructural, las distintas formas de organización social proporcionan un nivel estructural y, por último, las creencias y valores determinan un nivel supraestructural.

Desde su planteamiento teórico el nivel infraestructural es el que condiciona el estilo de vida y la cultura de una comunidad.

Antropología filosófica

Esta rama específica intenta dar una respuesta a una cuestión general: ¿quién es el hombre? En los tratados especializados se establecen conexiones entre dos realidades: la morfología del homo sapiens y las estructuras racionales.

En esta área del conocimiento es posible encontrar una reflexión sobre la aparición del lenguaje a partir de la evolución biológica del hombre, una interpretación sobre el uso de utensilios como consecuencia de la relación existente entre la mano y el cerebro o un análisis sobre las normas sociales surgidas de la necesidad de regular los instintos básicos.

Como el mismo término indica, se trata de un análisis filosófico orientado a los distintos aspectos que definen al ser humano. Uno de los asuntos que abordan los especialistas en esta materia es la cuestión de la prohibición del incesto. Si bien hay varias interpretaciones sobre este tabú generalizado, hay una explicación aceptada por la mayoría de investigadores: el ser humano no tiene armas especializadas para la defensa o el ataque y, en consecuencia, se hace necesario el establecimiento de normas elementales para garantizar una adecuada convivencia.

Antropología forense

Los restos mortales de un individuo pueden ser identificados a través de técnicas especializadas integradas en la antropología forense. Uno de los métodos empleados para la identificación consiste en emplear un escáner láser que proyecta imágenes en tres dimensiones.

En los laboratorios especializados se investigan todo tipo de situaciones: crímenes, análisis de ADN para establecer posibles relaciones de parentesco o restos momificados de antiguas civilizaciones.

Esta disciplina está relacionada con otras áreas del conocimiento, como la etnografía, la arqueología, la medicina o la historia.