Significado de Arroba Definición, Origen Etimológico, y Usos

Definición formal

Arroba es la grafía que representa al signo de referencia @, que rige como estándar obligatorio para la construcción de direcciones de correo electrónico (e-mail) a nivel mundial, actuando de nexo entre dos componentes, un nombre único que se puede elegir libremente (sin admitir caracteres especiales) y la extensión de un dominio, sobre un sistema previamente configurado para recepcionar, enviar y gestionar e-mails.

La arroba se puede interpreta como ‘en’, por ejemplo, guillem@significado.com se entiende como guillem en significado.com, para proporcionar un sentido de pertenencia. De hecho, la escrita en inglés lo presenta como at-sign, por ‘signo de en’.

Por otro lado, es interesante destacar el signo @ como un comodín en el marco del lenguaje inclusivo, para dirigirse tanto al público femenino como masculino, consciente o inconscientemente del debate que existe al respecto, no obstante, se lo puede entender como un guiño a la pluralidad del idioma.

Origen y referencias del símbolo y el término a nivel etimológico

Pese a que no está claro del todo el origen, la mayoría de los estudiosos del tema coinciden en que debería tener una procedencia árabe, concretamente del término ar-rub, el cual se entiende como “una cuarta parte” en el contexto de sistemas de medición.

Su paso a Europa se habría podido producir, en la edad media, por dos puntos, los dos de contacto de civilizaciones: en la Península Ibérica como medida de peso (algo que está bien documentado), y/o por Grecia y los Balcanes, aunque con un uso no especificado y con un menor número de pruebas.

De hecho, en portugués, todavía se utiliza la expresión “pesar una arroba” para designar algo muy pesado.

En diversos libros de los reinos de Portugal, Castilla, y la Corona Catalano-Aragonesa, constan entradas de medidas de trigo señaladas por el símbolo de la arroba.

El símbolo que modernamente denominamos arroba (la grafía) podría, por su parte, corresponder a una representación de la preposición ad del latín, cuyo significado es “hacia”, “hasta”, “a” o “en”, dependiendo del contexto.

Pero el uso moderno que conocemos es el asociado a la tecnología, que empieza en 1971 cuando Ray Tomlinson crea la primera aplicación de correo electrónico. Tomlinson necesitaba un símbolo que separara el nombre de usuario en una dirección de correo, del servidor (nombre de dominio y sufijo), y decidió elegir uno que fuera de uso poco frecuente.

El símbolo de la arroba como una a dentro de un círculo constaba en los teclados de los ordenadores (aunque no necesariamente en los de todas las máquinas de escribir), y no era utilizado por ninguna aplicación o servicio, así que él lo aprovechó para la tarea que requería en el correo electrónico.

La arroba pasa, a partir de aquí y durante la década de los 90 y primeros años de la del 2000, a ser un símbolo identificativo de Internet y, por extensión, de las nuevas tecnologías. Y con la expansión de la red de redes, se convierte también en un símbolo de la cultura de masas.

Así, durante esa misma época, era frecuente ver la arroba dibujada en los carteles de los cibercafés y otros locales que facilitaban servicios de conexión a Internet.

En 2006 nace Twitter, la red social de microblogging, que utilizó la arroba al principio del nombre de usuario para identificar y mencionar personas, empresas e instituciones en los tweets que se escriben, provocando con ello una segunda revolución en el uso de la arroba ligado a las nuevas tecnologías.

Y es que a día de hoy, casi todo el mundo que vea algo como @nombre, sabe que ello se corresponde con un usuario de Twitter.

Usos de la arroba

Todos los teclados, tanto virtuales como físicos, incorporan a día de hoy el símbolo de la arroba (@), ya sean para sistemas Windows, macOS, genéricos, Android, iOS u otros.

En los teclados físicos, la arroba se consigue generalmente mediante una combinación de teclas; en los teclados para PC, esta consiste en la combinación de la tecla Alt Gr y la tecla del número 2. Con la Alt Gr se activa el tercer símbolo de cualquier tecla (al segundo se llega con la tecla de mayúsculas), y el 2 es donde se encuentra la @.

En el caso de los teclados para Mac, el símbolo @ se consigue con la tecla opción combinada con la del número 2.

El caso de los teclados táctiles de los dispositivos móviles es diferente, y es que el símbolo @ acostumbra a tener su propia tecla dedicada por el uso que les damos a dichos dispositivos, que muchas veces pasa por las redes sociales (especialmente Twitter) y el correo electrónico.

Teclados virtuales hay muchos, y esta tecla la podremos encontrar en una u otra ubicación según el teclado; así, en el del iOS, tendremos que pulsar la tecla de los números, para que nos salga junto a estos, los símbolos de los paréntesis, y otros, mientras que en el caso del teclado de Google para Android, el método es el mismo, pero varía su posición (a la derecha en el iOS, a la izquierda en Android).