Significado de Biblioteca

Biblioteca Nacional de la República Checa, en Praga, como parte del complejo Klementinum, de impresionante estilo Barroco, con fecha de 1722, presentando más de 20 mil libros

¿Qué es una biblioteca?

Tiene sus raíces etimológicas en los vocablos griegos biblion, que se entiende por libro, y theke, que refiere a los estantes, describiendo un espacio que alberga el saber impreso en el papel. Si bien la de Alejandría fue la mayor de la historia, la primera, con registros del siglo VII a.C., fue la Biblioteca de Asurbanipal en Nínive (actual Mosul en Irak) albergando más de veinte mil tablillas hechas en arcilla con los saberes del momento.

El concepto de Biblioteca está estrechamente relacionado con los del saber y el conocimiento.

Espacio para cultivarse

La usamos para referirnos al edificio en el cual se aglutinan libros sobre diversas materias y autores, ordenados, y disponibles para que los visitantes puedan consultarlos o leerlos.

Las funciones que despliegan todas las bibliotecas son: coleccionar libros, ordenarlos de acuerdo a tema, autor, etc., y finalmente ponerlos al alcance de la gente para ser consultados.

Por otra parte, debemos decir que las mismas son indispensables para impulsar y asegurar la difusión de conocimientos y de cultura en una nación, porque la posibilidad que todos puedan acceder a libros que contienen diversos tipos de saberes, ofrece, sin excepciones ni distinciones la posibilidad de aprender.

Evolución y diversificación

La biblioteca evolucionó a la par de los grandes tesoros que almacena: los libros impresos.

Originalmente tuvieron una razón de ser de archivo, es decir, de poner a resguardo manuscritos y luego obras impresas.

Más tarde, el contenido se fue diversificando conforme aparecieron otros materiales que también demandaron conservación: periódicos, revistas, documentos cartográficos, materias audiovisuales, entre otros.

El cambio generado por la tecnología

Y cuando en el mundo avanzó la tecnología las bibliotecas no se quedaron afuera de ello y se incorporó el fichero electrónico, ofreciéndose la posibilidad de acceder vía Internet a los documentos, dando paso a la creación de la biblioteca digital, una propuesta que seguramente seguirá desarrollándose e incorporando novedades.

La información documental está almacenada en diversos formatos tales como: PDF, Doc, JPG (ejemplo de formato de imagen) y MP3 (ejemplo de formato de audio).

Origen milenario destinado a las élites

Su origen es ciertamente longevo, hace unos cuatro mil años que se registró la presencia de este tipo de lugares, en la región Mesopotámica.

La finalidad era conservar todos aquellos documentos sobre religión política, economía y administración, a la cual tenían acceso un selecto grupo compuesto por sacerdotes y escribas.

El material que se albergó en estas primeras bibliotecas estaba escrito con diversos tipos de escrituras: cuneiforme, jeroglífica, hierática, demótica, sobre tablillas de barro en sus inicios, y en rollos de papiro, más tarde.

En la Antigua Grecia, donde la cultura alcanzó un desarrollo impresionante, había dos tipos de bibliotecas, las que permitían la consulta de libros y las que constituían centros de aprendizaje.

El Renacimiento que trajo la enorme novedad de la creación de la Imprenta (siglo XV) promovió la creación de bibliotecas reales, a las cuales solamente accedía la élite gobernante.

Democratizar el acceso a los contenidos

La Revolución Francesa y los movimientos posteriores que esta animó pusieron el interés en lograr que la cultura y la educación fuesen un derecho para toda la población, independientemente de la clase social o los recursos económicos disponibles.

Las bibliotecas se clasifican en: nacionales, universitarias, escolares, especializadas, públicas.

Ejemplo emblemático: Biblioteca Real de Alejandría

La moderna Biblioteca de Alexandría que funciona en homenaje a la orginal, en Egipto

Una de las exponentes más emblemáticas es sin lugar a duda la Biblioteca Real de Alejandría, que en su tiempo supo ser la más grande y rica en contenidos.

Ubicada en la ciudad de Alejandría se habría fundado a inicios del siglo III, por Ptolomeo I y luego ampliada por su hijo Ptolomeo II, con la finalidad de extender el saber en el mundo e integrar a las religiones y a las razas.

Se estima que habría almacenado casi un millón de manuscritos.

Lamentablemente, su fin habría llegado entre los siglos III y IV, en plena crisis del Imperio Romano.

Reviste tal importancia que se la ha dedicado un día mundial en el cual se la celebra en el mundo entero, desde el año 1997: 24 de octubre.