Significado de Bombardeo a Dresde Definición, Resumen, y Objetivos

Definición formal

El bombardeo a Dresde es un episodio que representa una de las facetas más duras del grupo de los aliados en su misión por detener los ejércitos de Hitler (Alemania), Mussolini (Italia) e Hirohito (Japón), y dar un fin a la Segunda Guerra Mundial (SGM), rompiendo un principio de combate: evitar embestir zonas donde predomina la población civil.

A pesar de romper un código esencial de guerra y enfrentamientos en la esfera militar y política, así como de una fuerte ola de cuestionamientos manifestados por la prensa en la época, la decisión fue tomada y ejecutada, y se transformaría en una referencia para los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki.

Para Hitler y Mussolini, por el continente europeo, la SGM terminó en mayo de 1945, casi tres meses después de lo ocurrido en Dresde, mientras que Japón se rindió en septiembre del mismo año, en menos de un mes del ataque nuclear que sufrió.

Resumen de los hechos

La orden orquestada sobre Dresde no consistió en un único bombardeo, sino que constituyó cuatro instancias de fuego que cayeron desde el cielo, llevados a cabo en febrero, entre los días 13-15, ejecutados por la RAF británica y la USAAF estadounidense. El primero, sucedió la noche del 13, por parte de la fuerza aérea británica (aunque lo habitual era que estos bombardearan de día, y no de noche, horas que les correspondían a los norteamericanos). Fue un ataque doble, en dos oleadas, separadas entre ellas por tres horas de diferencia. El motivo para actuar de esta manera fue maximizar los daños.

Los bombarderos iban cargados de bombas de gran tonelaje y de artefactos incendiarios. La conjunción de estos dos tipos de bombas provocó una gran destrucción en toda la ciudad, e incendios que se veían a decenas de kilómetros. El objetivo: el centro de la ciudad, un área residencial y carente de valor estratégico.

Tres horas de diferencia entre la primera y segunda ola es tiempo más que suficiente para dar lugar a que los habitantes salgan de sus refugios, a que los equipos de bomberos traten de apagar los incendios, y que los equipos de desescombro empiecen la búsqueda de supervivientes, confiados que lo peor ha pasado. La segunda ola fue más mortífera, pues el sistema de emergencias de la ciudad había sido gravemente dañado por el primer golpe.

Al mediodía del 14 de febrero fue el turno de la USAAF que, nuevamente, utilizó una gran cantidad de bombas incendiarias sobre el centro de la ciudad.

Finalmente, el 15 se produce el ‘remate’ de la acción por una jugada del destino: el objetivo inicial de los bombarderos estadounidenses era una fábrica cercana a Leipzig, pero el mal tiempo hace optar al comando de la flota aérea por un destino secundario próximo, en este caso Dresde. No obstante, fue el menos mortífero y dañino; poco quedaba ya por arrasar y matar en una ciudad de la cual los habitantes habían huido a lo largo del día anterior.

Objetivos y Cuestionamientos. ¿Acción militar legítima, revancha o aviso a la URSS?

Las acciones de bombardeo de la RAF y la USAAF sobre Dresde suscitaron polémica, especialmente en Gran Bretaña. El objetivo no parecía merecer una acción tan destructiva, ya que esta se centró en el centro de la ciudad y, además, con un mayor porcentaje de bombas incendiarias (de un 30-40% sobre el total de las lanzadas) que en otros casos que se podrían haber dado más a una acción de revancha (en Berlín acostumbraban a ser el 10% de los explosivos).

Además, el espaciado entre bombardeos parecía explícitamente dirigido a generar muertes entre la población civil y un gran terror en el resto de Alemania.

Una de las teorías al respecto es que los británicos se vengaron de los raids aéreos germanos sobre Gran Bretaña, especialmente sobre Londres, pero también en Coventry, acción esta última con un resultado similar al de Dresde, aunque a menor escala.

Lanzar un mensaje a la URSS de lo que podía pasar si en un futuro había enfrentamiento armado entre los vencedores de Alemania es otra hipótesis.

El número de bajas civiles ocurrido en los bombardeos es, todavía hoy, objeto de controversia. Algunos lo elevaron hasta más de 30.000, aunque a día de hoy se da casi como buena una cifra cercana a los 22.000.

Los bombardeos estratégicos de los aliados sobre Alemania

La industria de guerra y la moral de la población alemanas (como de Japón y el resto de los países de Eje) fueron objetivo de guerra de los aliados en cuanto estos pudieron golpear en el corazón de dichos países, vía aérea. Ello fue factible cuando los Estados Unidos entraron en la contienda tras Pearl Harbour.

Y aunque los británicos ya habían realizado incursiones aéreas sobre Alemania (incluyendo Berlín), el apoyo material norteamericano desequilibró escandalosamente la balanza hacia los aliados.

A falta de medios para asegurar el acierto de las bombas en el objetivo (y también para atemorizar a quienes sufrían sus consecuencias), los aliados practicaron el llamado bombardeo de saturación, también conocido como bombardeo en alfombra. Esto era porque consistía en el lanzamiento de una gran cantidad de bombas desde bombarderos a gran altura, por lo que los artefactos explosivos creaban un efecto de alfombra que no dejaba nada en pie.

Dresde

Situada en Sajonia, al sur de Berlín y en lo que es actualmente el norte del área fronteriza con la República Checa (tampoco muy lejos de la frontera con Polonia), a principios de 1945 Dresde vivía mucho más alejada de la guerra que otras ciudades alemanas, pues no había sido objetivo de bombardeos estratégicos por parte de las fuerzas aéreas aliadas.

Con el ejército alemán en retirada (más bien fuga) en todos los frentes, el bombardeo de la ciudad y sus inmediaciones parecía, en principio, innecesario, pero aprovechando la tranquilidad de la zona, se habían ubicado allí un cierto número de empresas que suministraban material de todo tipo al ejército germano. No obstante, parece ser que dicha aportación de material no era significativa.

El objetivo, pues, parece legítimo, son las formas empleadas las que no convencieron ya entonces, ni convencen ahora, dejando a esta acción bélica como la más polémica realizada por el bando aliado junto al ataque que terminó con la vida del almirante Yamamoto (y que muchos calificaron en su momento de ‘asesinato’, un tema que todavía hoy se discute).

Y es que, no en vano, el método elegido fue el antes mencionado bombardeo por saturación, centrándose básicamente en la ciudad, lo que llevó a arrasar el centro histórico con un balance de vidas altísimo.