Significado de Colores Sustractivos Primarios Definición, Ejemplos, y Sistema CMY-K

Los colores sustractivos primarios son el cyan, el magenta y el amarillo. A partir de ellos es posible generar cualquier color, mediante combinaciones a las cuales se les resta luz, y de allí el adjetivo “sustractivo”.

El cyan se puede describir como un azul verdoso claro y el magenta como rojo púrpura. Estos nombres para los colores provienen de las compañías fabricantes de películas Agfa y Kodak, quienes a finales de los años 30 del siglo pasado comenzaron a utilizarlos para generar múltiples tonalidades, y así reproducir imágenes a color en gran escala. Estos son los colores que actualmente utilizan las impresoras de inyección de tinta.

La idea de que bastan solo tres colores para obtener cualquier matiz no es nueva. El primero en proponerlo fue Leonardo Da Vinci (1452-1519). Tiempo después, Isaac Newton (1643-1727) encontró que la luz blanca no es homogénea, sino una mezcla de los colores del arcoiris.

Newton experimentó haciendo pasar luz blanca a través de un prisma, descomponiéndola en rojo, naranja, amarillo, azul, índigo y violeta. Luego comprobó que, reuniendo todos estos colores, se obtiene de vuelta la luz blanca.

Qué se entiende por luz y color

La luz visible es una forma de radiación electromagnética, como las ondas de radio, las microondas y los rayos X. Todas estas radiaciones consisten en campos electromagnéticos oscilantes con determinada frecuencia f, o su recíproco: la longitud de onda λ. A mayor frecuencia, mayor energía tiene la onda luminosa.

Las frecuencias o longitudes de onda que corresponden a la luz visible son detectadas por el ojo, correspondiendo a cada una un color particular. La siguiente imagen muestra los colores y sus longitudes de onda asociadas, medidas en nanómetros.

Entre los colores mostrados en la figura, los seres humanos son capaces de distinguir innumerables matices.

El espectro electromagnético contiene longitudes de onda por debajo y por arriba de las mostradas, pero el ojo humano no es sensible a ellas y, por lo tanto, son indetectables a la vista.

Cuando la luz proveniente de una fuente como el Sol incide sobre un objeto, una parte de esta es absorbida y la otra es reflejada. De la longitud de onda de esta parte reflejada, así como de los sentidos del observador, depende el color que tenga el objeto.

Un matiz determinado puede ser percibido de maneras diferentes por cada persona. La retina, el elemento del ojo sensible a la luz, consta de dos tipos de células especializadas: conos para detectar el color y bastones para el nivel de luz. A su vez, hay tres tipos de conos que reaccionan ante el azul, el verde y el rojo respectivamente. Por esto se dice que los seres humanos son tricromáticos.

Ejemplos sustractivos del color

Los objetos absorben (sustraen) una parte de la luz blanca que les llega y el resto lo reflejan. Una hoja de papel de color blanco, lo es porque refleja en gran medida la luz que le llega.

A través de una mezcla de pigmentos y tintas, trabajando con la terna de colores primarios cian, magenta y amarillo, se forman otros matices de color, llamados colores secundarios:

• Cian + magenta = azul
• Cian + amarillo = verde
• Magenta + amarillo = rojo

Según la proporción de pigmentos empleada, así será el matiz de azul, verde o rojo que se obtiene. Desde luego, en la práctica, el matiz obtenido depende de la calidad y composición química de los pigmentos utilizados, dando como resultado matices más o menos opacos.

Los filtros también permiten la creación de matices por sustracción, y se emplean en escáneres y cámaras digitales.

Por ejemplo, se hace pasar luz blanca por un filtro que solamente deje pasar longitudes de onda comprendidas entre 420 y 520 nm, sustrayendo las demás. De acuerdo a la figura de arriba, estas longitudes de onda corresponden al azul.

A la luz ya filtrada se la hace pasar ahora por otro filtro que transmite únicamente las longitudes de onda entre 480 y 660 nm, y el resultado es una luz de color verde.

Al mezclar a partes iguales los tres colores primarios sustractivos sobre fondo blanco, en teoría se obtiene el negro, que no es propiamente un color, sino la ausencia de luz, lo cual significa que se absorbió en su totalidad la radiación incidente.

Sistema CMY-K

Los nombres en inglés de los tres colores primarios sustractivos son: cyan, magenta y yellow. Con las iniciales de estos colores en inglés, se forma la palabra CMY, y añadiendo una K (key) al final, para incluir el negro, se crea el sistema CMY-K, empleado por las impresoras de inyección de tinta, tanto caseras como industriales. El dispositivo mezcla los pigmentos en determinadas proporciones y así se obtiene un matiz particular para crear la imagen.

El pigmento negro se incluye aparte, pues, aunque idealmente se puede obtener negro mezclando los tres colores sustractivos primarios, el matiz que resulta en la práctica no es negro puro, sino más bien marrón. Además, la mezcla no se seca lo suficientemente rápido y podría impregnar la siguiente hoja o romper la hoja impresa si el papel empleado no es de buena calidad.

Una imagen impresa difiere en mayor o menor medida que la real, o incluso la que se observa en el monitor de una computadora, porque este emplea otros colores primarios como base: rojo, verde y azul, para crear los distintos matices. Este sistema se llama RGB por red, green y blue, en inglés y, en vez de pigmentos, utiliza luces LED para lograr las distintas combinaciones.

Por este motivo, a veces no es posible reproducir con total exactitud, sobre el papel, la imagen vista en un monitor.