Declaración Significado, Bienes, Derechos e Independencia Histórica

  • Por Martina Paredes (Lic. en Comunicación)
  • Abr, 2020
  • La metáfora del león en representación del estado en la captación de impuestos

    ¿Qué se reconoce como declaración?

    Es un registro de índole público o privado inherente a la persona, grupo u organismo responsable que tiene validez legal, sobre una finalidad argumentativa y explícita al respecto de acciones o hechos concretados, por ejemplo como presentación impositiva o entendido como confesión en un proceso judicial, o disposiciones a ser ejecutadas, por ejemplo en el abordaje de medidas del poder ejecutivo ante una crisis económica.

    También, se lo contempla en el terreno periodístico a instancias de la entrevista, refiriéndose a la palabra transmitida hacia la sociedad, lo cual puede acarrear consecuencias en la justicia o de repudio social, por ejemplo acusando y desprestigiando a un individuo, sabiendo distinguir la importancia del entrevistado, o sea, no es lo mismo la opinión de un ciudadano común que la de un funcionario público.

    Suceso histórico y modelo dado por la declaración norteamericana de independencia

    A lo largo de la historia de a humanidad se ha utilizado esta expresión para dar cuenta de la proclamación de la autonomía de una nación que formaba parte de otro estado del cual dependía, destacando la declaración de la Independencia de Estados Unidos, el día 4 de julio del año 1776, considerada como la primera manifestación de emancipación de un territorio sometido al yugo colonial, en este caso puntual, respecto de Inglaterra, y a partir de entonces quedaron liberadas de manera definitiva las 13 colonias.​

    Documento original de la Declaración Norteamericana

    Los siglos XVIII y XIX fueron el escenario de muchas de estas declaraciones, especialmente en América: independencia de Chile (1 de enero de 1818), indepenedencia de Argentina (9 de julio de 1816), indepenedencia de México (28 de septiembre de 1821), independencia de Brasil (7 de septiembre de 1822), entre otras.​

    En todos los casos, se desarrolló un proceso previo, de varios años de duración, en los que diversos grupos conformados por civiles y militares, cansados de sufrir la explotación o la ausencia de derechos, llevaron a cabo una revolución armada que culminó con la ansiada declaración de independencia.​ Fueron tiempos duros y complejos, con muchas pérdidas de vidas humanas, sin embargo, se pudieron establecer los valores de libertad e igualdad ante la ley que fueron la base para la construcción de las sólidas democracias modernas.​

    Por otro lado, a instancias del derecho, una declaración es fundamental para llegar al conocimiento de una situación que está siendo sometida al juicio de un juez o tribunal.​

    Responsabilidad en la manifestación jurada de bienes

    Por su parte, en la administración pública de muchos países se encuentra dispuesto por ley que todos los funcionaros estatales, incluidas las fuerzas de seguridad y los empleados del sistema judicial, deben presentar una declaración jurada patrimonial en la cual detallen todos los bienes que poseen.​

    Se trata de un herramienta eficaz a instancias de la prevención de fraudes o enriquecimientos ilícitos a través de fondos públicos.

    Las personas que prestan declaración en algunos ordenamientos jurídicos que así lo disponen, lo hacen bajo un juramento y responsabilidad de verdad.​

    Reconocimiento universal de derechos y libertades

    Históricamente, se han denominado como Declaración de derechos, o Carta de derechos, a aquellos documentos de perfil político que contienen la enumeración de derechos y libertades cruciales de las que gozan los habitantes de una nación y que por tanto están protegidas de cualquier tipo de abuso de poder.​

    Sin lugar a duda, una de las más emblemáticas en este sentido ha sido la Declaración Universal de Derechos Humanos, marcando un hito bisagra en la defensa y lucha por los derechos humanos.​ Contó en la redacción con el aporte de representantes de todas las regiones del mundo, con diferentes visiones y posturas, tanto en lo jurídico como cultural, con la finalidad que la misma reúna todas las consideraciones en los mencionados temas.​

    Fue proclamada, como modelo ideal, para ser tomada, aceptada, y refrendada por todos los pueblos, por la Organización de Naciones Unidas (ONU), el 10 de diciembre del año 1948 en París.​ Estableció a lo largo de 30 artículos los derechos y libertades fundamentales que tanto las personas como las instituciones deben respetar y promover a través de la educación, la tolerancia y el respeto mutuo.​

    En los primeros artículos se dispuso que todos los seres humanos nacemos libres, con derecho a la vida, la libertad y la seguridad, iguales en dignididad y en derechos, y que por tanto debemos portarnos de modo fraternal entre todos. No puede existir discriminación alguna en función del género, la edad, el color, la religión, el idioma, la raza, las opiniones, entre otras cuestiones.​ Nadie podrá ser sometido a ningún tipo de vejación, tortura, esclavitud, o servidumbre, y la trata de personas está absolutamente prohibida en todas las formas posibles.​