Significado de Estado de Bienestar Definición, Precedentes, y Características

Definición formal

El Estado de Bienestar es la expresión gubernamental de las políticas económicas y sociales que surgieron tras la Segunda Guerra Mundial, caracterizadas por la redistribución social de los recursos nacionales para políticas de derechos, seguridad social y empleo, la protección de la industria nacional y el desarrollo industrial fordista, y una política de créditos y subsidio del consumo de masas como estrategia de crecimiento a partir de la expansión de la demanda.

El Estado de Bienestar surgió como una forma de reformar el pacto de gobernabilidad de las sociedades capitalistas después de la crisis del capitalismo liberal en 1929, a partir de la inclusión del movimiento sindical en la gobernanza institucional, ampliando el carácter democrático del Estado y abriendo una política destinada hacia el bien común.

Precedentes

Durante el siglo XIX el Estado liberal estuvo presionado por el conflicto social generado por el emergente movimiento obrero y su expresión política en las corrientes socialistas, comunistas y anarquistas, generando la creación de políticas sociales. Con el estallido de la crisis de 1929 se expresa el límite del capitalismo de libre mercado y de competencia entre las economías nacionales, generando diversas reestructuraciones de la economía mundial; el New Deal en el capitalismo occidental liderizado por EE.UU., el fascismo en el centro de Europa y el estalinismo en Rusia. Estos tres modelos entran conflicto en la Segunda Guerra Mundial, del cual surge un mundo dividido en dos bloques: el soviético caracterizado por la planificación centralizada y la “sociedad-fábrica”, y el Estado de Bienestar que se convertiría en la referencia del capitalismo occidental.

El fascismo desaparece como modelo de sociedad, sin embargo, deja para la economía capitalista la experiencia del Estado empresario, que luego sería retomado bajo la formación de las empresas públicas como un sector de la economía dedicado el interés público.

Durante la década de los años 30s, Roosevelt (presidente de los EE.UU.) lleva a cabo una política intervencionista para proteger los precios, el trabajo y la industria nacional, en el contexto de una recesión global de la economía, conocidas como el New Deal, que se convirtieron en una política de los gobiernos europeos para contener la conflictividad social y estimular el crecimiento económico. Estas reformas económicas estuvieron influenciadas de manera directa por la teoría de Keynes en donde se proponía la expansión del gasto social y el déficit fiscal, en función de recuperar el crecimiento económico y el valor de las monedas en crisis, además de una política fiscal y de inversión pública anti-cíclica dirigida a mantener la estabilidad de la economía a través de la intervención y la regulación estatal.

Características de gobierno, política y economía

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Estado de Bienestar se consolida en el mundo occidental bajo la hegemonía de la economía estadounidense. En la primera década de la posguerra EE.UU. generó diversos fondos internacionales dirigidos a la reconstrucción de la economía europea y mundial devastadas por la guerra (mientras que su parque industrial había estado alejado del conflicto, Europa y Japón habían quedado en ruinas), bajo una política intervencionista y de gasto fiscal que generarían un período de crecimiento de alrededor de tres décadas, bajo el establecimiento de EE.UU como potencia global.

El Estado de Bienestar desarrolló una política de protección del trabajo a través de la legislación sobre derechos laborales, la seguridad social, la implementación de la negociación sindical de las contrataciones colectivas, así como la estabilización del empleo y el ahorro. En los países en desarrollo se desarrollarían políticas para la sustitución de las importaciones y el fortalecimiento de la industria nacional.

También, se desarrolla en mayor medida la atención pública de la salud y la educación, así como la formación de empresas públicas relacionadas a las áreas de interés nacional (armas, servicios públicos, energía, transporte entre otros). Durante este período también se desarrollan los procesos de descolonización en África y Asia que democratizarían la participación de las naciones en la geopolítica mundial.

Las políticas de bienestar son impulsadas por liberales keynesianos, socialdemócratas, desarrollistas latinoamericanos, gobiernos populistas y nacionalistas, como una reforma de la gobernanza que permita coincidir el desarrollo económico con una mejor distribución social de los recursos para aplacar la conflictividad social, a partir del crecimiento de la producción industrial.

Ruptura del 68 y crisis de los 70s

A finales de la década de los 60s y durante los 70s, el modelo de crecimiento de la posguerra se estanca y empieza un nuevo proceso inflacionario, el desarrollo industrial llega a un límite del desarrollo y el déficit fiscal crece, generando ciclos de endeudamiento y desempleo, mientras que los países en desarrollo disputan cada vez más espacio en la economía mundial. La crisis energética de 1973 y la recesión de 1974-1975 serían los acontecimientos que afirmarían la crisis del modelo del Estado de Bienestar. La respuesta a la crisis fueron las reformas neoliberales que precarizarían el trabajo y debilitarían la influencia de los sindicatos, aplicarían una recesión del gasto público y la eliminación de las medidas proteccionistas de las economías nacionales, para reestructurar el crecimiento económico hacia los nuevos centros de acumulación dirigidos por las corporaciones transnacionales y el capital financiero internacional, asociado a la revolución tecnológica planeada desde la New Economy.

Durante el período del Estado de Bienestar también habría sucedido una transformación de la clase trabajadora industrial. La profesionalización, las nuevas técnicas de producción relacionadas a la comercialización, las comunicaciones, la economía que había surgido de la sociedad de consumo generó a un nuevo sujeto que desde una composición heterogénea constituiría nuevas exigencias y demandas que el Estado de Bienestar al final de su crecimiento, y entrando en la recesión, no puede satisfacer. Este nuevo sujeto se expresa en la revuelta global de 1968, la cual sucede como un preludio a la crisis del modelo de bienestar y a las reformas neoliberales.

Fuentes

Del Bufalo, Enzo. El Estado Nacional y Economía Mundial Tomo I y II. Ediciones Faces/UCV. 2002