Geografía Física Significado, Aplicación, Diferencia y Ciencias Auxiliares

  • Por Nelly Guzmán (Prof. en Geografía e Historia)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué comprende la geografía física?

    Es el área abocada al análisis de factores determinantes como el relieve, clima, vegetación, hidrografía y suelo en la configuración de un espacio geográfico específico, extendiéndose a cada una de las capas que lo componen, comprendiendo la atmósfera, litósfera, hidrósfera, así como el nivel magmático de la astenósfera que se encuentra bajo la corteza terrestre, donde se producen los movimientos tectónicos. En esta convergencia, las interacciones de todos estos elementos determinan un tipo de paisaje, con aspectos particulares que le permiten a distinguir del resto.

    Por ejemplo, un paisaje ecuatorial se va caracterizar por presentar lluvias abundantes, que a su vez producen ríos caudalosos, así como una vegetación variada y muy densa. Además, los suelos pueden llegar a ser anegadizos y muy fértiles. Como puede verse, este paisaje, muy propio de la selva amazónica, no solo se convierte en ecuatorial por su ubicación, también por la sincronía de agentes que sobre él intervienen.

    Contextos de aplicación

    Puede tener diversas aplicaciones, entre las que se encuentran la evaluación del impacto ambiental que han tenido las actividades humanas sobre algún ecosistema. Claro está, en este caso no se estudian las actividades que el hombre realiza, sino las implicaciones de orden netamente físico que generan estas actividades.

    Determinar la cantidad de suelo erosionado, la magnitud que ha alcanzado la rotura de la ozonósfera o el cambio en los periodos de sequía e invierno, son fenómenos que corresponden a la geografía física, aunque su origen sea humano. Sin embargo, a través de estos estudios también se puede determinar si el cambio sufrido por una región es realmente producto del hombre o es de origen natural.

    Asimismo, puede definir las características de un paisaje y extraer generalidades de él, tales como el montañoso, el costero o el de llanura, y cuáles van a ser las variaciones que a su vez puedan tener estos mismos paisajes, dependiendo de otros factores como la latitud o la altitud.

    Diferencia entre la geografía física y la geografía humana

    Haciendo un análisis de la ciencia geográfica, se puede afirmar que la dimensión física fue quizás la primera en ser reconocida, tomando en cuenta que el objetivo era básicamente hacer una descripción de la tierra así como del paisaje. Sería Heródoto quien realizaría las primeras narraciones de corte geográfico, que describirían lo que sería la evolución del mundo antiguo.

    Sin embargo, serian teóricos, como Varenio, quienes van a proponer una división de la geografía, en regional y especial (la cual va a incluir los elementos humanos). Además de esto, Alejandro de Humboldt, quien a través de sus exploraciones y posteriores obras, propondría el estudio de una geografía que no solo se enfoca en lo físico, sino que existe todo un entramado de elementos que interactúan entre sí.

    Por todo esto, en esencia ambas geografías presentan diferencias sustanciales. Mientras la física se encarga de las condiciones naturales de la región, la humana va a estudiar el impacto de esas condiciones naturales en el quehacer humano, desde el punto de vista económico, social y cultural.

    Es por ello, que siempre se va a presentar esa constante dicotomía entre estas divisiones. Y aunque parecen diferentes de entrada, sus métodos de estudios pueden ser similares, entre ellos la observación, el empleo del GPS, entre otros. Lo interesante de esto radica en que al final ambas pueden complementarse, todo ello con la visión de crear una geografía que brinde beneficios en pro de mantener el equilibrio ecológico del planeta.

    Ciencias auxiliares

    Dado que la geografía física abarca todo lo que corresponde al paisaje terrestre, requiere de ciencias complementarias que puedan estudiar todos sus elementos. Así pues, las ciencias auxiliares son:

    • La climatología, que atiende del estudio de clima.

    • La geomorfología, que le corresponde analizar las formas del relieve (montañas, valles, mesetas), así como los procesos que se llevan a cabo en ellos de forma interna o externa, que de alguna u otra forma lo modifican (erosión, sedimentación, vulcanismo)

    • La orografía, que comprende el estudio de las montañas.

    • La hidrografía, que estudia los cuerpos de agua existentes en la región, esto son: ríos, con toda su estructura y funcionamiento; lagos y aguas subterráneas.

    Como aliada en el resguardo del medio ambiente

    Dado los grandes aportes que brinda la geografía física en el estudio del paisaje geográfico, quién más que ella para conocer cuáles son las condiciones idóneas para mantener el equilibrio ambiental. De esta forma, saber, por ejemplo, si una región es lluviosa o presenta largos periodos de sequía, es parte de los estudios de la climatología, como ciencia que apoya a esta división de la geografía.

    Pero, ¿para qué sirve esta información? Para determinar si los procesos climáticos están en armonía, o al contrario, requieren de un seguimiento constante para determinar las presuntas irregularidades, que en la mayoría de los casos, son generadas por el cambio climático que progresivamente ha venido avanzando hasta afectar considerablemente procesos que parecían inmutables, como los regímenes de lluvia o el deshielo de los casquetes polares.

    A la par, sucedería con la erosión de los suelos, o la sequía de los ríos. Todos estos fenómenos atípicos pueden ser analizados con rigurosidad científica por parte de la geografía física, e incluso, desde sus estudios promover las soluciones más eficaces para frenar el deterioro ecológico, que en largo plazo no solo afectaría el paisaje, sino también la calidad de vida de los seres vivos que en ella habitan.

    Es así como la geografía física es más que un conjunto de datos o de observaciones planas. Sus resultados pueden hacer la diferencia entre medir el nivel de contaminación, o ser parte de la solución, desde el desarrollo sustentable y sostenible.