Significado de Homofobia

¿Qué es la homofobia?

Es la actitud de rechazo a la homosexualidad, la inclinación sexual que una persona manifiesta por otra que pertenece al mismo sexo.​ Se caracteriza por una expresión de odio visceral y un repudio irracional y violento contra los homosexuales y todo cuanto se vincula con ellos.​

Si bien el concepto se usó primeramente para dar cuenta de la aversión contra hombres y mujeres que mantienen relaciones sentimentales y sexuales con individuos de su mismo sexo, en los últimos años, se adaptó para incluir al resto del universo que compone la diversidad sexual: transexuales, transgéneros y bisexuales; cada uno con su propia identificación, no obstante comparte el mismo razonamiento.

Cabe destacarse que existen algunos contextos laborales, muy asimilados con el universo masculino, el fútbol por caso, en los que la discriminación y el desprecio para con los homosexuales es ciertamente fuerte.​

Entre el tabú social y el engaño de la enfermedad

La Asociación Estadounidense de Psicología, una de las organizaciones más veteranas en materia psicológica, considera que la homosexualidad ocurre por una interacción compleja de diversos factores: ambientales, cognitivos, y biológicos y aunque en algún momento la indicó como un trastorno de salud, a mediados del siglo XX, se le retiró esa consideración para siempre. ​

Hasta no hace mucho tiempo atrás la homosexualidad era un tema tabú en la sociedad, los homosexuales se escondían, no demostraban su verdadero interés sexual en público ni ante sus familias por el temor al rechazo y la discriminación, inclusive, muchos de ellos fingían y hasta llegaron a formar pareja y familias heterosexuales para ocultar su condición.​

Condena e intolerancia de la religión

En la actualidad ya no es tan frecuente esta situación pero sí sigue habiendo persecuciones y discriminación contra los homosexuales en muchas regiones del mundo, especialmente en aquellas dominadas por una visión machista, o sumamente afincadas en una creencia religiosa que la condena.​

Los cristianos, judíos, e islámicos ortodoxos la rechazan de plano y la castigan, y hasta han llegado a hablar en términos de enfermedad, proponiendo terapias y tratamientos para superarla.​

Dichas religiones la consideran un acto impuro y un pecado mortal porque afecta directamente los valores familiares, ya que dos hombres o dos mujeres no pueden procrear como sí puede hacerlo una pareja varón-mujer.

Por otro lado, la consideran un comportamiento anormal, la asocian a una enfermedad, algo que ha sido muy difundido y de lo cual no se han hallado evidencias científicas concretas. ​

Homofobia en la historia

El amor o el deseo por el mismo sexo ha existido desde tiempos inmemoriales, algunas civilizaciones y épocas lo han castigado, mientras que otras lo han aceptado sin reparos como las antiguas civilizaciones griegas y romana, donde se practicaba y aceptaba naturalmente.​

La llegada del Cristianismo y sus principales dogmas generaron un cambio radical de postura y su condena. ​

En el Imperio Asirio, allá por el siglo XII A.C., se produjo la primera prohibición que se intensificó durante la Edad Media y la Edad Moderna y siempre en estrecha asociación a las coyunturas políticas y religiosas.​

Los regímenes dictatoriales recientes, como el Franquismo en España y el Nazismo en Alemania, fueron muy duros contra los homosexuales a quienes persiguieron y castigaron violentamente porque los consideraron degenerados.​

En países de Medio Oriente, Oriente y Africa está penada con prisión y hasta con la muerte.​

Cambio generacional en pos de la tolerancia

Grafiti apreciado en las calles de París

La mirada empieza a cambiar… Desde el 17 de mayo del año 1990 se celebra el día internacional contra la homofobia, porque en dicha fecha se la eliminó de la lista de enfermedades promulgadas por la Organización Mundial de la Salud.​

En la actualidad existen muchísimas agrupaciones en todo el mundo, designadas como LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero) que promueven campañas y diversas acciones a favor del fin de la discriminación.​

En la apertura mental y comprensión que un grueso de la población manifiesta respecto de la homosexualidad han tenido mucho que ver los medios de comunicación masiva, que la muestran desde sus contenidos noticiosos o de ficción con naturalidad y esto ayudó en la aceptación.​

Y no podemos soslayar en este camino hacia el consentimiento la sanción de leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, otorgándoles iguales derechos y obligaciones que a una pareja heterosexual, incluyendo la posibilidad de formar una familia a través de la adopción.​