Significado de Lenguaje Corporal

¿Qué es el lenguaje corporal?

Es la forma consciente o inconsciente mediante la cual el cuerpo habla por uno, potencia el mensaje verbal que se comunica o bien lo sabotea, al evidenciar signos físicos sobre lo que verdaderamente se quiere.

Elementos de expresión corporal

Aunque estemos callados, nuestros movimientos, posturas y gestos dan información constantemente, así como las reacciones fisiológicas involuntarias, por ejemplo, el sudor ante una situación de estrés o pánico o el ruborizarse frente a una persona que nos atrae.

Algunas veces el cuerpo acompaña nuestro discurso y otras, menos frecuentes, parece haber una oposición, por ejemplo, si declaramos estar enojados pero nuestro semblante es alegre o indiferente.

Usualmente al decir mentiras el cuerpo aparece como un delator, pues nos ponemos tensos, con la mirada esquiva o hacemos gestos particulares, reconocibles por personas muy cercanas. En otros casos, si somos expertos en camuflar la verdad, es probable que el cuerpo de señales menos perceptibles, más sutiles.

Podemos establecer una distinción entre los gestos realizados de modo consciente, como puede serlo una mirada amable o una dramatización intensa al relatar una historia o anécdota y los que hacemos en contra de nuestra voluntad, como las sonrisas nerviosas o los tics.

Finalmente, para la medicina, el cuerpo proporciona miles de datos sobre nuestra salud, como necesidades, características anatómicas, etcétera, que se obtienen mediante diversos análisis y ayudan a encontrar una solución viable ante las enfermedades.

¿Qué decimos con nuestro cuerpo?

Cómo nos sentimos en un momento en particular, si estamos contentos, tristes, enojados, furiosos, pensativos, asustados, nostálgicos, desconcertados, seguros, desconfiados, etcétera.

En los bebés y niños pequeños usualmente es más difícil de reconocer los estados de ánimo, pero las emociones básicas de miedo, alegría y enojo pueden identificarse con claridad desde muy pronto.

Por otro lado, el cuerpo de los infantes y sus expresiones dan cuenta de su estado de salud y cuidados proporcionados por los adultos responsables, así como de procesos y/o conflictos psicológicos.

Además, nuestro cuerpo dice mucho de nuestra personalidad, ya que las personas tímidas suelen tener manifestaciones más pausadas, moderadas y calmas, mientras que los sujetos extrovertidos se expresan con más cantidad de movimientos y de un modo más expansivo, como si ocuparan más espacio físico, así como los individuos egocéntricos suelen adoptar posturas más soberbias, como ver por encima del hombro, desde arriba, en signo de superioridad.

Oratoria y lenguaje corporal

La habilidad para hablar frente al público requiere de confianza y seguridad, así como la capacidad de transmitir ideas de modo claro y ameno, manteniendo la atención de los oyentes durante un tiempo determinado.

Para ello importan dos cuestiones: que el contenido de la charla sea interesante y novedoso para ese público en particular y que sea puesto en palabras con un tono de voz cautivador, cambiando el ritmo, haciendo pausas, exclamaciones, suspensos.

También es esencial que el expositor se encuentre en movimiento, lo que exige a sus espectadores no perder la concentración y que sitúe la mirada en lugares estratégicos y nunca al vacío.

Gestos y emociones revelados al discutir

En las peleas que implican tensión, como las discusiones de pareja, usualmente el cuerpo revela su malestar en gestos de disgusto, nerviosismo y tonos de voz elevados.

Un gesto inadecuado puede transformar un intercambio de opiniones en una pelea y hacer difícil que se llegue a un acuerdo. Por lo tanto, para aclarar confusiones o expresar puntos de vista lo mejor es tener gestos suaves y amables, que no conviertan las palabras en un ataque verbal.

Cuando se trata de personas violentas físicamente, puede que intenten utilizar su cuerpo para dominar o asustar al otro, tratándolo como un objeto del que son dueños.

Nadie tiene derecho a dirigirse con violencia hacia otro, debido a que todos los seres humanos somos iguales en dignidad y derechos, por lo que hay que alejarse de las personas violentas, no permitir la agresividad de ninguna clase (física, psicológica, cultural, simbólica), con motivo de preservar nuestro amor y respeto propios.

Las manos como vía de comunicación: lenguaje de señas

Existen diferentes lenguajes a través de los cuales nos comunicamos los seres humanos, entre ellos el verbal u oral, que utiliza la mayoría de la población, en términos estadísticos; el sistema braille, para el desarrollo de la lectoescritura de personas no videntes; y la lengua de señas, de la que se valen personas sordas o hipoacúsicas.

Las señas son también útiles para que los bebés que aún no han adquirido el lenguaje puedan comunicar sus necesidades y aliviar su frustración, así como un medio de estimulación para las personas con síndrome de down, que en ocasiones tienen una mayor dificultad inicial para pronunciar palabras.

De modo general, cualquier individuo se ve beneficiado del aprendizaje de la lengua de señas, ya que compone una gran estimulación cognitiva, además de un compromiso social en favor de la integración de quienes es su único medio de comunicación.