Significado de Neurona

Estructura de la Neurona

¿Qué es una Neurona?

La neurona es una célula nerviosa, cuya función comprende captar, procesar y distribuir las informaciones a través de largas distancias. Es la principal célula que conforma el tejido nervioso, compuesto por cerca de 85 billones de neuronas con un tamaño promedio entre 0,01 a 0,05 mm de diámetro. Anatómicamente puede ser descrito como un cuerpo celular (Soma), conectado a prolongaciones cortas y extensas (dendritos y axones). Encuentra su raíz etimológica en el griego neûron, entendido como nervio.

El estudio de las células nerviosas es una área relativamente nueva, al observar la evolución médica desde la creación del microscopio en 1595: Apenas a partir del século XIX, con el desarrollo del micrótomo de precisión (equipamiento capaz de realizar cortes muy finos), junto con los avances de las técnicas de histología que permitirían el endurecimiento del tejido neural sin que ocurra una distorsión del mismo, y las coloraciones selectivas para el estudio de la citoarquitectura de las neuronas, fue posible profundizar los conocimientos y comenzar a verdaderamente entender el campo. No obstante, fue gracias al desenvolvimiento de la microscopía electrónica en 1950, cuyo poder de resolución sería substancialmente mayor, que permitiría apreciar la forma de la neurona que se estudia al día de hoy: un sistema de células individuales que se comunican por contacto.

Fisiología

De forma simplificada dada la complejidad de esta célula explicamos: el sistema nervioso trabaja como una máquina alienada en la mayor parte de nuestro organismo, donde el papel de las neuronas está en sentir los cambios en el ambiente (estímulos físicos, químicos u hormonales), para comunicarlo a otro escalón de neuronas y administrar una respuesta corporal. Con base en su anatomía, y en la función de cada parte, los denditros registran las informaciones, el cuerpo celular colecta y transforma en un mensaje (los genes contenidos en el núcleo celular serán responsables por codifica y determinar el destino de estos datos), y el axone conducirá la información hacia categorías siguientes de neuronas hasta llegar al destino final.

Imagine que sea mordido por un cachorro en la calle: Su modo automático de reacción, a partir del cual mover bruscamente su pie, y gritar de dolor, son respuestas coordinadas por las células nerviosas. La herida en la piel es registrada por los nervios sensoriales, y transformado en un señal eléctrico que se descola hacia la médula espinal, desde donde es transferido por las interneuronas que llevan el mensaje hasta el encéfalo, distribuido por las neuronas motoras (que envían un señal en dirección a la parte muscular de la pierna para que ésta reaccione alejándose del cachorro), y las neuronas sensitivas (responsables por detectar la sensación de dolor en el cerebro).

Estructura de las neuronas: Dendritas y Axones

Representación de una neurona

A nivel global, observar que esta célula del sistema nervioso se caracteriza por tener un cuerpo al que se unen dos tipos de prolongaciones: las dendritas y los axones. Constan de una estructura completamente distinta a la de las demás células del cuerpo humano por la capacidad de las prolongaciones, realizan actividades altamente especializadas. La fisiología de las neuronas puede ser explicada de forma resumida en base a su función principal: administrar informaciones.

SOMA

Nombre dado al cuerpo celular, región central con forma dilatada compuesta por núcleo y citoplasma. Es responsable por las actividades metabólicas (síntesis de macromoléculas por las organelas citoplasmáticas) y por la integración de la neurona (neurotúbulos y neurofilamentos atraviesan el cuerpo neural accediendo a los dendritos y axones).

Axones

Estructura encontrada apenas en las neuronas, cuya función consiste en la capacidad de distribución de las informaciones mediante grandes distancias.

Tiene origen en una zona del cuerpo celular llamada cono de implantación, y su diámetro permanece intacto a lo largo de su pasaje. Pueden estar recubiertos por una envoltura llamada vaina de mielina (que tiene como función acelerar la conducción nerviosa).

La parte final, denominada terminación axonal, es el local donde ocurren las sinapsis (punto de contacto entre los dendritos de otra neurona o célula, con el axone para transmitir los registros). Los axones pueden tener ramificaciones conocidos como axones colaterales, que se abren largos caminos para permitir la comunicación con distintas partes del sistema nervioso.

El tamaño del axone es una característica determinante, siendo que puede variar desde pocos milímetros hasta más de un metro. Un ejemplo son las neuronas piramidales ubicadas en el área motora del cerebro, que viajan hasta la médula espinal en donde conectan a una segunda neurona de la cual parte un axón que forma el nervio periférico que llega al músculo de la pierna. De acuerdo a la estatura de la persona este segundo axón puede medir más de un metro de longitud, en el caso de los nervios que llegan hasta el pie.

Dendritas

Son las diversas ramificaciones que salen del cuerpo neural, responsables por la recepción primaria de las informaciones. Colectivamente se presenta como árbol dendrítico, por su semejanza con la copa de un árbol (razón por la cual recibe tal denominación, considerando además que dendrito significa árbol en griego). La mayoría de las neuronas tiene numerosos dendritos, posibilitando millares de sinapsis. En algunas neuronas, los dendritos presentan espinas dendríticas, que promueven un aumento del área de la superficie sináptica.

La variedad de formas y tamaños de los denderitos es utilizada como padrón para la clasificación de los grupos de neuronas.

Funciones

La célula neuronal tiene algunas capacidades propias que la diferencian claramente de las demás células del organismo, estas incluyen:
– Poseen una o varias prolongaciones que pueden llegar a extenderse por trayectos muy largos.

– Pueden reaccionar frente a una gran variedad de estímulos del medio externo e interno, tanto físicos (luz, penumbra, calor, frío) como químicos (cambios en las concentraciones de diversas sustancias en el medio, en especial de los neurotransmisores).

– Estas células son capaces de generar y transmitir impulsos eléctricos.

– Producen una serie de sustancias mensajeras que permiten comunicarse entre sí y regular además el funcionamiento de otras neuronas y de células del sistema endocrino.

– Se distribuyen formando redes que permiten llevar a cabo una serie de comunicaciones que siguen pasos o niveles de forma estructurada.

– Son células que no se recambian ni tienen la capacidad de dividirse.

Existen varios tipos de neuronas

Estas células son de dos tipos principales: las neuronas con funciones específicas y las neuronas de soporte.

Las neuronas específicas tienen un solo tipo de función, un ejemplo son las neuronas sensitivas, las motoras y las interneuronas.

Las neuronas de soporte son aquellas que efectúan funciones complementarias que permiten el buen funcionamiento de las neuronas especializadas. Estas funciones incluyen la elaboración de las membranas de recubrimiento de los axones, formar una capa que actúa como un filtro que impide que algunas sustancias de la sangre pasen al sistema nervioso (barrera hematoencefálica), eliminar desechos o restos de las neuronas que mueren y producir el líquido cefalorraquídeo.

Las neuronas específicas cumplen funciones propias del sistema nervioso

Neuronas sensitivas. Son capaces de transmitir al cerebro señales que indican la posición de una parte del cuerpo en el espacio, así como la presencia de un estímulo sobre la piel, cambios de temperatura, presión o movimiento. Estas neuronas también conducen la información dolorosa. Las señales son transmitidas desde los receptores ubicados en los tejidos a la célula neuronal a través de las prolongaciones conocidas como dendritas. Esta información alcanza inicialmente la médula espinal y de allí parte una segunda prolongación que lleva la información al cuerpo de la neurona del área sensitiva ubicada en el cerebro.

Neuronas motoras. Estas células nerviosas llevan señales que permiten llevar a cabo movimientos, bien sean voluntarios (como el de los músculos) o involuntarios (como el movimiento de los intestinos o del corazón). Esta información se origina en las áreas motoras del cerebro, de allí parten prolongaciones tipo axones que alcanzan la médula espinal en donde se activa una segunda neurona cuyo axón forma el nervio periférico que lleva la señal a los músculos.

Interneuronas. Existe un grupo de células nerviosas que hacen una especie de puente que permite la comunicación entre grupos de neuronas. Esto es importante para permitir que ocurran fenómenos como el control o la coordinación de la transmisión de los impulsos nerviosos. Las interneuronas son el tipo de neurona más abundante en el sistema nervioso.