Noise Cancelling Significado, y Cómo Nace y Aterriza en los Headphones

Significado: ¿Qué posibilita el noise cancelling?

Ingenio tecnológico capaz de suprimir los ruidos del entorno con un alto grado de desempeño, cuyo principio de funcionamiento consiste en, primero, captar el ruido ambiente a partir de sensores, para que dicha señal sea procesada por un equipamiento electrónico interno que genera una señal opuesta equivalente con el objetivo de disminuirlo lo máximo posible, resultado que varía según la capacidad de procesamiento tecnológico. Si bien su llegada y reconocimiento popular está asociado a los headphones, y a la marca Bose en particular, tiene presencia y avanza en numerosas industrias gracias a su efectividad, tal es el caso de la industria automotriz, como también la aerocomercial.

De este modo, por ejemplo, en el caso de los headphones, se ofrece simultáneamente la salida de voz/música, con el beneficio de tapar buena parte del ruido exterior. Para ello, los auriculares deben incorporar por lo menos un micrófono (o dos, en el caso que incluyan otro para poder utilizarlos de manos libres), que es el encargado de captar el ruido externo. En el caso que lleve dos, el que capta nuestra voz quedará lo más próximo posible de la boca, mientras que el otro estará en la parte exterior, donde puede captar más claramente el ruido del mundo exterior.

¿Cómo nace la idea del Noise Cancelling y aterriza en el mercado de los headphones?

La creación de la tecnología de cancelamiento activo de ruido se remonta a la década de los 50 del siglo XX, a partir de una petición de patente del Dr. Lawrence Jerome Fogel, basada en sus estudios, y que se aplicó a los helicópteros militares para permitir una comunicación más clara por parte de los pilotos.

A partir de entonces, algunos aviones empezaron a montar sistemas de auriculares con tecnología de cancelación activa de ruido. En otros casos, la única técnica para cancelar el ruido ambiente en los auriculares era, simplemente, diseñarlos para que cubrieran de la mejor manera posible la cavidad del oído, de forma que hicieran una suerte de tapón que no dejara pasar el ruido. Este tipo de cancelación es la pasiva, y en algunos casos se combinaban ambas para mejorar su rendimiento.

No fue hasta 1986 que, gracias a la creciente miniaturización de la electrónica, las firmas Bose y Sennheiser presentaron los primeros auriculares con capacidad de cancelación de ruido integrada en los propios auriculares, ya que hasta entonces, la parte electrónica encargada de dicha función era de gran tamaño y estaba integrada al final del cable que conectaba los auriculares con el resto de la aeronave.

Gracias a este mismo empequeñecimiento de la electrónica, y a que los auriculares pudieran integrar la funcionalidad ANC (Active Noise Cancelling), Bose fue la primera de las dos firmas antes mencionada que lanzó unos auriculares con esta funcionalidad para el consumidor final, es decir, fuera del ámbito profesional de la aeronáutica.

A partir del cambio de siglo, y con el advenimiento del XXI, se empiezan a fabricar auriculares Bluetooth, primero pensados para utilizarlos como manos libres para hablar por el celular y, por lo tanto, para una sola oreja, y más tarde, ya hacia la década del 2010, en los earbuds, un nuevo concepto que mezcla los auriculares para escuchar música, con el manos libres y otras funcionalidades.

Es a partir de estos earbuds, cuyo gran exponente son los AirPods, presentados en 2016. Estos aparatos pueden incluir más de un micrófono, por lo que la ANC es posible.

La tecnología de cancelación activa de ruido también se aplica a muchos smartphones, generalmente con la introducción de un segundo micrófono en la parte superior del terminal, ya que es el lugar por donde generalmente llega el ruido exterior, y queda apartado del micrófono principal que utilizamos para hablar, ubicado en la base del terminal.