Significado de Orden Cronológico

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • May, 2020
  • ¿Qué se entiende por orden cronológico?

    Es la identificación temporal de hechos que constituyen una cadena determinada por un punto de partida y, no necesariamente, un final per se, porque según el tema analizado pueden o no existir episodios por delante que aún no ocurrieron, por ejemplo a instancias de la trayectoria de una persona viva a modo de biografía. El tiempo es el único elemento que para todas las personas casi siempre es igual de escaso, prácticamente todo el mundo necesita más de este e intenta hacer lo mejor posible con lo que tiene. No se lo puede adquirir, ni tampoco transferir y ¡cómo es necesario!

    Como demostró un célebre científico alemán llamado Albert Einstein, el tiempo es relativo y, además, subjetivo pues transcurre de forma distinta para cada individuo: para algunos de forma más veloz, para otro más lento. Lo cierto es que el humano, en su creativo afán de resolver los problemas que le atañen, se dio a la tarea de inventar mecanismos de medición del transcurso del tiempo y así busca ordenarlo para comprenderlo de forma correcta.

    Todos podemos distinguir entre un hecho en el tiempo, sabemos cuándo algo ya ha “pasado”, cuando algo está sucediendo en el “presente” y prevemos que eventualmente ocurrirá en el “futuro”. Es así como se conoce como orden cronológico a la clasificación del tiempo explicado desde el origen de un suceso, desde “su primer momento”, así como a los distintos momentos que ocurren después de este.

    Importancia de determinar la cronología

    Es mediante este recurso, que resolvemos innumerables problemas, posibilitando obtener una visión más clara de una situación al entendedor mejor el desarrollo de un fenómeno. Generalmente, es de esta forma como estudiamos y clasificamos la historia, por ejemplo.

    Ahora, este no siempre tiene porqué estar representado de inicio a fin, también puede presentarse a la inversa, es decir, desde el evento más próximo al presente hasta el evento más lejano en el pasado. Tal es el caso de las síntesis curriculares o las hojas de vida de las personas, que indican al principio las actividades en las que nos desempeñamos actualmente o hicimos de forma reciente hasta las más lejanas en el pasado. Lo mismo sucede con nuestros estudios, primero representamos en el curriculum vitae nuestro último nivel académico alcanzado, hasta llegar a la educación básica.

    Otro aspecto de importancia al determinar la cronología, no es otro que la vida cotidiana. Las obligaciones diarias nos exigen determinar, necesitar, y saber el cuándo de las cosas, en qué momento del día debemos trabajar, cuando dormir, comer, relajarnos y demás. Se requiere saber de forma exacta el día y la hora de las informaciones para contrastar su veracidad y en el mundo tecnológico de hoy entender la disposición de las cosas se torna esencial.

    Ejemplos en el periodismo, el cine y la literatura

    Para los periódicos o portales de noticias el cuándo es fundamental, por lo que estos hacen uso del orden cronológico para establecer la correlación de los hechos a los cuales hacen referencia en sus notas de prensa, o artículos. La crónica es un perfecto ejemplo del uso de esta organización temporal, dicho género literario se basa en la compilación de sucesos narrados en orden de acuerdo han acontecido, de hecho, su nombre “crónica” proviene de “Cronos”, nombre que se le otorgaba al Dios del Tiempo.

    Otro género literario que hace un evidente uso del tema es la biografía, que representa el relato de la vida de una persona comenzado, naturalmente, por su nacimiento hasta su muerte, o hasta la actualidad en el caso de que la persona aún se encuentre con vida.

    En el cine podemos ver cómo los cineastas juegan con esta herramienta a la hora de contar la historia. Un ejemplo de ello es la película francesa Irreversible, del director argentino Gaspar Noé. Esta película se caracteriza por narrarse en orden cronológico inverso, en donde observamos en la primera escena el final de la trama y es en sus últimas escenas como empieza a desarrollarse el film dramático.

    Otro ejemplo inverso es Memento, dirigida por el aclamado director Christopher Nolan, y escrita por él y su hermano Jonathan. Esta película nos va mostrando primero los efectos de la trama y posteriormente sus causas.

    En investigaciones criminales

    En estos contextos, se transforma en una facultad esencial de organización y exposición. En sus reportes, los policías o funcionarios que estén dejando sentado los sucesos deben ser bastante cuidadosos con los tiempos. El correcto o incorrecto establecimiento de los hechos puede ser la diferencia entre la libertad o el encarcelamiento de una persona.

    Naturalmente, no es lo mismo que en un reporte policial se establezca que una persona estuvo en tal hora en determinado lugar cometiendo un asesinato, y que luego esta misma pueda demostrar que cinco minutos después se encontraba a 200km de distancia, simplemente eso no es posible. Debido a ello, los jueces y los funcionarios que se encargan de la administración de justicia deben ser muy responsables y meticulosos a la hora se emitir acusaciones y sancionar o dejar en libertad a personas.

    Los procedimientos judiciales siguen un orden cronológico. Un juicio civil inicia con una demanda y normalmente termina con una sentencia. Primero se acusa a alguien de no cumplir con una obligación, posteriormente se emplaza a aquella persona para que de su declaración, las partes debaten en la audiencia de juicio que busca sanear la controversia y el juez decide mediante sentencia a favor de alguno de ellos.

    ¿En qué afecta el aspecto cronológico para la promulgación de una ley?

    El proceso de legislar, es decir, de promulgar una ley pasa por una línea de tiempo. No es un fenómeno que se da de forma inmediata, sino que debe atravesar ciertas etapas que van desde su inicio, que vendría siendo un proyecto de ley, hasta el final que es el momento donde la ley es publicada y entra en vigencia.

    La iniciativa de éstas usualmente viene desde el congreso, parlamento, asamblea o el nombre que reciba el órgano legislativo de la localidad, sin embargo, muchas democracias contemplan la posibilidad de que la iniciativa de un proyecto de ley pueda venir directamente de los ciudadanos o un número determinado de ellos. En ese caso y posteriormente, este proyecto es revisado para verificar que no incumpla o contravenga ninguna norma constitucional y es entonces discutido por los miembros que representan el órgano ya mencionado.

    Este puede ser unicameral o bicameral, es decir, que tenga una sola cámara de diputados o representantes y otra de senadores, o bien una cámara baja y una cámara alta. La mayoría de las democracias contienen cámaras bicamerales, pues esto asegura un mejor desempeño del órgano legislativo e impide que se promulguen leyes a la ligera. Si la ley es aprobada por ambas cámaras, se publica en la gaceta legislativa dándosele un lapso prudente para que esta entre en vigencia, este periodo se conoce como vacatio legis, y suele ser de un año. Es de esa manera como se demuestra que la creación de una ley no está exenta de cumplir un proceso, que tal cual son la mayoría de ellos, es menester el seguimiento cronológico de los pasos.