Vegetariano Significado, Características, Motivos, y Alimentación Responsable

  • Por Angela Estevez (Licenciada en Psicología)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué puntos caracterizan y diferencian a la persona vegetariana?

    Es aquél que opta por constituir una estructura nutricional a base de plantas, incluyendo frutas (ananá, peras, mandarinas, etc.), verduras (zapallo, espinaca, acelga, etc.), frutos secos (castañas de cajú, almendras, castañas de cajú, etc.), cereales (arroz, avena, trigo, etc.) y semillas (lino, girasol, quinoa, amaranto, mijo, etc.). En lo que respecta a la cantidad, proporción y calidad, varía ampliamente a nivel individual.

    A la par, se abstiene de la ingesta de carne de cualquier animal, como vacas y pescados, a diferencia de los carnívoros que lo hacen de modo habitual y los flexitarianos o flexivegetarianos, que lo realizan de modo ocasional. Cabe aclarar que los seres humanos llamados carnívoros suelen ser, más precisamente, omnívoros, pues comen carne, derivados, frutas, verduras, frutos secos, cereales y semillas.

    Por último, se admiten los derivados animales, como leche, huevos y miel, por lo que se los llama también ovolactovegetarianos. Sin embargo, en este punto, podemos diferenciar un subgrupo que consume sólo huevos (no leche, ni miel), los ovovegetarianos, otro que admite únicamente la miel (no huevos, ni leche), apivegetarianos y, finalmente, quienes incorporan exclusivamente leche, los lactovegetarianos (no miel, ni huevos).

    Vegetarianismo y bienestar

    Ser vegetariano no es nunca sinónimo estricto de salud, si la dieta no es llevada con responsabilidad, conocimientos y asesoramiento profesional, además de integrarse con una rutina de ejercicio físico y cuidado mental.

    Popularmente, se suele debatir acerca de los costos económicos de llevar a cabo esta alimentación. En realidad, cualquier clase de ingesta, variada y de buena calidad nutricional, entraña ciertos gastos, elecciones y tiempo de cocina. Por suerte, hay muchas opciones vegetarianas en la venta de comidas ya preparadas, debido a que en los últimos años ha aumentado la demanda, por parte de este sector.

    Recientemente, las investigaciones indican que es una dieta que puede hacerse en todas las etapas de la vida, siempre de modo consciente y con especial cuidado/seguimiento/supervisión profesional en los bebés y niños pequeños. En el último caso, se suele reprochar el limitar la dieta de los bebés, sin su consentimiento, pero, en realidad, los padres eligen siempre, hasta que los hijos tienen la posibilidad de expresar su voluntad mediante la palabra, ya sea en favor de una alimentación vegetariana o flexivegetariana, vegana u omnívora.

    Motivos: ¿Por qué decidir ser vegetariano?

    Las motivaciones para excluir la carne de la dieta, de modo total, pueden ser por amor a los animales, ecología, salud, preferencia de sabor, etcétera. El primer caso consiste en considerar a los animales como especie igual, con el mismo derecho que la nuestra a convivir en el planeta, sin ser utilizados en beneficio de las personas o tratados con violencia; de esto se trata el anti especismo.

    En relación, los veganos hablan de muerte, para describir el consumo de animales y de tortura, en cuanto a la obtención de derivados, por lo que los productos veganos suelen denominarse como “libres de crueldad” o “cruelty free”.

    El motivo ecológico, que puede combinarse con el anterior, tiene que ver mucho con los modos de producción de la industria cárnica, que hacina a los animales, generando grandes cantidades de heces o excrementos, los cuales emiten gases tóxicos para el medio ambiente.

    En cuanto a la salud, se diferencian las personas que lo hacen por indicación médica (por un tiempo o de modo permanente) y aquellas que se inclinan por la elección de alimentos vegetarianos, generalmente orgánicos y sin procesar. Una teoría manifiesta que los humanos son vegetarianos por naturaleza, debido a que sus dientes tienen características similares a la del resto de los herbívoros del reino animal, distintos, por ejemplo, a los afilados colmillos con que los tigres cazan a sus presas.

    Alimentación vegetariana responsable

    Los vegetarianos que viven a base de fideos industriales y harinas, ultra procesados, alimentos de poca calidad, cantidades extremas o muy pobres, dietas inadecuadas a sus requerimientos nutricionales, son sedentarios o sufren de estrés, no son individuos saludables, aunque sean vegetarianos.

    La salud supone la incorporación de alimentos que se denominan “reales”: naturales, sin químicos agregados o modificaciones genéticas, con procesamiento nulo, escaso o moderado. Ejemplos de alimentos reales y sin procesamiento alguno son: manzanas, peras, bananas, brócoli, nueces, almendras, semillas de sésamo, chía, etcétera.

    Además, para alcanzar un mayor bienestar, se puede optar por frutas y verduras orgánicas. Pero para gozar de los beneficios de un modo de vida saludable, debe practicarse el autocuidado en todas sus aristas, ejercicio físico y mental, armonía en las relaciones interpersonales, amor propio.

    Complementación a tener en cuenta

    Los vegetarianos, al igual que los flexivegetarianos, veganos y muchos omnívoros, deben suplementarse con vitamina B12, con previo chequeo de dosaje en sangre, para incorporar la cantidad necesaria, generalmente a través de comprimidos orales.

    En realidad, todas las personas deberían hacerse revisiones periódicas, para llevar a su médico y/o nutricionista, quien es el responsable de evaluar si es necesario realizar cambios en la alimentación, indicar nuevos análisis o incorporar suplementos, como también lo son la vitamina D, el hierro, etcétera.