Significado de Anabolismo

¿Qué es el anabolismo?

El anabolismo corresponde a los diversos procesos de elaboración de nuevas sustancias y tejidos en el organismo.

Junto al catabolismo conforma las dos grandes rutas del metabolismo, en donde el anabolismo corresponde a la síntesis o producción y el catabolismo al gasto o consumo. Ambos procesos se regulan por acción del sistema nervioso y el sistema endocrino.

Características del anabolismo como parte del metabolismo

El metabolismo es una serie de complicadas reacciones químicas que ocurren en el organismo con la finalidad de que podamos alcanzar el equilibrio necesario para mantener la vida.

La parte encargada de producir y reparar los tejidos es el anabolismo. Esto es necesario para garantizar que las funciones de cada órgano y sistema se lleven a cabo de forma adecuada, lo que finalmente redundará en un óptimo estado de salud.

En estos procesos, llamados anabólicos, se consume la energía obtenida de los alimentos o la almacenada en el cuerpo, siendo necesario para esto último que se activen procesos del catabolismo que lleven a la liberación de esa energía.

De esta manera vemos que ambos, anabolismo y catabolismo, se complementan para alcanzar el equilibrio.

Durante la infancia y el crecimiento predominan los procesos anabólicos, hacia la vejez y durante el curso de enfermedades graves el cuerpo se enfoca en los procesos catabólicos.

Anabolismo para la obtención de nutrientes

Los diversos procesos anabólicos del organismo ameritan de una serie de sustratos. Estos no son más que las sustancias que necesitamos para producir moléculas y estructuras. A partir de moléculas pequeñas se elaboran compuestos más complejos.

Estos sustratos provienen de los nutrientes que obtenemos con los alimentos, aunque algunos se obtienen por procesos de reutilización. Existen muchos ejemplos de esto último, uno muy común es el hierro.
Cada 120 días ocurre el recambio de los glóbulos rojos de la sangre, cada vez que estos glóbulos terminan su vida útil y se destruyen, el hierro contenido en su interior, unido a la proteína hemoglobina, se une a un trasportador para ser depositado en el hierro bajo la forma de una molécula llamada ferritina, hasta que sea usado nuevamente en la síntesis de nuevos glóbulos rojos. Por cuero la producción de esta y de todas las demás células del cuerpo es un proceso anabólico.

Procesos del anabolismo

Los procesos anabólicos incluyen las reacciones que llevan a la producción de moléculas de grasas para su almacenamiento como los ácidos grasos o como componentes de las células, la síntesis de los ácidos nucleicos (ADN y ARN) necesarios para producir nuevas células, elaboración del glucógeno (la forma de almacenamiento de la glucosa), de las proteínas a partir de los aminoácidos, y en fin la producción de todas las sustancias que necesitamos para funcionar.