Bellas Artes Significado, 7 Tipos de Expresiones, e Importancia

  • Por Mario Lasseda (Arquitecto)
  • Nov, 2020
  • ¿Qué identifica las Bellas Artes?

    Es un abanico formado por prácticas cuyo eje se basa en la manifestación de una creación artística, explorando la originalidad y creatividad independientemente de los estándares y modos de proceder universales que pueden identificarse en cada ámbito, constituyéndose como tal por la École des Beaux-Arts en la Francia del siglo XVII, despertando una corriente de nivel académico alrededor de toda Europa, y que fuera potenciado más adelante por la época del neoclasicismo.

    El arte se percibe como una actividad de carácter estético. Desde hace siglos, ha sido complicado definir el arte pero para efectos de este texto queremos quedarnos con la noción de “actividad”. Es algo que se hace, no siempre con la intención de lograr un objeto (pintura, escultura, arquitectura), sino que se tiene también como artística la labor de un músico, un actor o un bailarín. Una característica es justamente su voluntad de ser arte; a diferencia de la artesanía, que no tiene un interés por trascender. Lo cierto es que el arte parece ser una actividad siempre presente en la vida de los seres humanos. No existe ningún periodo histórico donde no haya manifestaciones artísticas (desde la prehistoria hasta nuestros días).

    7 tipos de expresiones artísticas agrupadas por las Bellas Artes

    Las siete artes vanagloriadas como las “bellas” han gozado de este calificativo en muchos textos de teoría artística, aunque desde el siglo XX han aparecido autores que desestiman la idea de esta máxima comprendida por:

    1. Arquitectura: la construcción edilicia ha gozado de buen aval desde hace siglos. Los grandes monumentos, templos, pirámides de la antigüedad, catedrales y construcciones han ganado el aprecio de la humanidad exponiéndose como emblemas culturales representativos.

    2. Danza: una de las expresiones más antiguas, ya que la danza es tan arcaica como la humanidad. Está muy relacionado con el ritmo, y a su vez depende de otra expresión como lo es la música.

    3. Música: convertir los sonidos en melodías, comprende jugar con los ritmos. En buena medida, la música tiene la especialidad de crear momentos. Particularmente, en occidente el desarrollo musical ha tenido grandes protagonistas.

    4. Literatura: este es un arte amplio, pero cuya vértebra es el uso de la palabra. Abarca la narrativa, poesía, y el ensayo, e incluso la escritura de dramaturgia. Igualmente, cualquier otra expresión que se vale de la palabra para exponer contenido estético.

    5. Pintura: el arte pictórico también ha tenido bastante reputación. Por ejemplo, en el Renacimiento llega a una postura cimera. Es el arte representativo por excelencia. En el siglo XX, parece haber perdido algo de su jerarquía aunque sigue teniendo peso en el orbe de la ilustración manual.

    6. Escultura: es una manifestación tridimensional, muy relacionado a la materia. Muchas veces, se le vincula con lo arquitectónico, y ha gozado de mucha presencia en el escenario urbano, ya que siempre existen piezas escultóricas en espacios públicos.

    7. Teatro y Cine: implica la representación y puesta en escena. Entre los griegos, el teatro gestó sus raíces hasta entenderlo como lo conocemos en nuestra época. En tiempos recientes, se le suele dar al cine el escalafón de séptimo arte.

    Estas siete artes, a su vez, se ordenan en un par de categorías bastante usuales. Estas categorizaciones son las indicadas a continuación:

    A. Artes del tiempo: que abarcan la música, danza, teatro y literatura. No son artes relacionadas con la materialidad.

    B. Artes del espacio: se considera en este caso a la pintura, escultura y arquitectura. Están vinculadas a la materialidad.

    Resta decir que con el tiempo han aparecido otras consideraciones acerca del arte. No obstante, la idea de la existencia de siete artes ha dejado una huella en los estudios sobre estas actividades.

    La importancia e influencia de las bellas artes en la sociedad

    Muchos hablan de la crisis o el fin del arte. En realidad, parece estar en una nueva etapa, lejos de pensar en un final. Además, la sociedad siempre genera arte. No es que lo necesite (como muchos piensan), sino que lo genera por sus propias dinámicas, como en el caso de los antiguos egipcios que planteaban manifestaciones artísticas en el desarrollo de su idiosincrasia.

    Los seres y sus sociedades se valen del arte con varias acepciones: catarsis, expresión, e incluso como una manera de entender el mundo. Es así, como el arte siempre estará presente en el universo de los seres humanos. La razón se debe a que los humanos crean arte. Siempre lo han hecho, desde la época de las pinturas rupestres hasta la estética de los actuales sitios web.

    Han existido muchas teorías referentes al arte, por ejemplo, los griegos hablaron al respecto dejando importantes disertaciones, no obstante, parece ser hasta el Renacimiento cuando surgen teóricos que lanzan las primeras consideraciones intelectuales al respecto. En Giorgio Vasari (1511-1574) se aprecia una de las mayores obras desde lo histórico, capitulando los protagonistas de nacionalidad italiana hasta 1550, reconociendo el desempeño de maestros de la pintura, arquitectura y escultura.

    En el siglo XX, el arte deja de preocuparse por la mímesis: la imitación o referencia con el mundo real. El arte toma consciencia de sí mismo y aparece entonces el arte abstracto. Es así como se gesta una revolución en las teorías artísticas, que en la actualidad se entremezclan con ideas del surrealismo, lo fenomenológico y otros aspectos del mundo contemporáneo.

    Para finalizar, cabe mencionar que el arte cambia, no es constante, por ello la categoría de las bellas artes parece quedar caduca en nuestra época. Más bien, marca una época y unas consideraciones que siguen siendo valiosas.