Significado de convicción Definición, creencias, principios, y verdad

Definición formal

Es una creencia arraigada en una persona, como una forma de principio, de juicio o de convencimiento sobre la veracidad de una determinada idea.

Como manifestación para la confirmación de una verdad, puede estar sustentada en una creencia o fe, en la verificación objetiva, en la experiencia, en una idea personal o un conocimiento colectivo, por lo que es una categoría utilizada en diversos contextos y situaciones. Supone una idea de la cual una persona o un grupo de ellas está convencido.

Creencias y convicciones

Una creencia es la confianza en una determinada idea, sin que se tengan los medios para comprobarla, por lo que se sustenta en la fe o se expresa como una opinión o una hipótesis por verificar. Una creencia se relaciona con la convicción en la medida en que se afirma una verdad, pero en el caso de la última se refiere a una idea determinante y de veracidad asegurada, mientras que una creencia puede significar tanto una convicción como una propuesta a comunicar.

La fe espiritual o religiosa, desde las religiones monoteístas hasta los cultos sincréticos o las filosofías religiosas de corte más laico, las creencias forman parte de las convicciones que una persona asume como práctica de vida cotidiana.

Tanto la creencia como la convicción pueden ser una expresión de verdad desde los criterios arbitrarios de una o un grupo de personas, pero al mismo tiempo revelan la subjetividad de quien enuncia, por lo que también constituyen una práctica cultural o una forma característica de entender y relacionarse con la realidad. La convicción sobre una determinada creencia puede conducir hacia la imposición o la discriminación de otras personas, un fenómeno que ha sucedido a lo largo de la historia. Las creencias se pueden convertir en relatos hegemónicos que dan forma a los Estado e Imperios que han sometido la diversidad de creencias a la jerarquía y la unicidad.

Convicción y principios

La convicción se puede relacionar con una expresión de principios asumidos por una o un grupo de personas, de carácter religiosos, morales, éticos, políticos, ideológicos, filosóficos, etcétera. Se trata de un conjunto de ideas claves, sobre las cuales se constituye una forma de entender la relación con la sociedad, la naturaleza y la vida. Las convicciones pueden ser indiscutibles o dialogantes, pero son asumidas de manera determinante y sin objeciones por el sujeto de las mismas.

Las convicciones suelen ser expresadas como un rasgo de confiabilidad o de certeza, de la persona o el grupo que los enuncia. Un ejemplo de ello pueden ser la justicia, la honradez, la igualdad, la libertad, códigos éticos, mandamientos morales, entre muchos otros. Los principios se forman en los procesos históricos-culturales que van modelando las costumbres y tradiciones, los mecanismos de relacionamiento social, los ideales individuales y colectivos, y las prácticas espirituales de una sociedad.

Convicción y verdad

La convicción supone el establecimiento de una verdad que puede considerarse única o singular, absoluta o parcial. En este amplio espectro, las convicciones han sido tanto la base para la imposición y la afirmación hegemónica de una idea, como lo contrario, como apuesta por nociones heterogéneas y autónomas entre sí. Las convicciones se expresan de maneras determinadas por la relación que tiene el sujeto con la idea de verdad.

Las convicciones se pueden establecer de manera independiente de su resultado o de su puesta en práctica, incluso de manera previa a ello. También pueden sustentarse sobre experiencias particulares o escogidas arbitrariamente, que pueden resultar refutadas en otros contextos. A diferencia de las convicciones, la verdad debe suponer una realidad aceptada y comprobada en un grupo social o en una comunidad específica, por lo que se plantea como una idea propiamente irrefutable e indiscutible. Las religiones se constituyen como instituciones que establecen una verdad, y a través de ella, un conjunto de relaciones de poder con la sociedad; aunque se fundan en convicciones particulares.