Significado de Divulgación Científica

Explora la importancia en transmitir un nuevo saber al público masivo

¿Qué es la divulgación científica?

Es transformar el tecnicismo propio del terreno científico en un lenguaje comprensible al individuo común, sin que se pierda el valor del contenido. Asímismo, no significa que haya que omitir términos explícitos, sino explicar éstos, creando un marco didáctico. Si bien el científico no tendría por qué ser un hábil comunicador, sino apenas concentrarse en su trabajo, es inevitable que esto se convierte en una necesidad para hacerse entender, incluso entre colegas que pertenecen a otras disciplinas. Consiste en, básicamente, en hacer fácil lo difícil.

Por su parte, el periodismo, que tiene la responsabilidad de informar y funcionar como puente del saber, con frecuencua demuestra su fragilidad a partir de la falta de capacitación cuando tiene que cubrir determinados temas, y es así que un grupo selecto de personalidades se convierten en representantes de las materias dadas la confianza y el conocimiento que son capaces de transmitir, sean periodistas profesionales o, ante la aucencia de éstos, expertos que poseen el don de comunicar.

En la esfera etimológica se aprecia en el latín el vocablo divulgatio, y el verbo divulgare. Por su parte, científico remite al latín scientificus, formado por scire, que se traduce como saber, y facere, que marca la acción del hacer.

Características: El arte de hacer fácil lo difícil

En el plano estrictamente académico el saber científico puede llegar a ser muy complejo, plagado de fórmulas con símbolos extraños y conceptos que no son asequibles para el hombre corriente.

El conocimiento científico tiene una apariencia abstrusa y enigmática, una especie de lenguaje jeroglífico al alcance de muy pocos. Para superar esta dificultad inicial algunos hombres de ciencia eligen una opción alternativa: explicar una realidad compleja de una manera comprensible para la inmensa mayoría.

Facilitar la complejidad técnica es un desafío como parte de la fórmula que se le exige socialmente al profesional

Métodos de comunicación aplicados

Cada divulgador tiene su propia fórmula. Algunos explican un asunto a partir de la realidad cotidiana que nos envuelve. En ocasiones se recurre a un planteamiento humorístico o bien a una combinación de ciencia y magia. Otro posible método consiste en realizar demostraciones con efectos sorprendentes.

También, es factible transmitir unos conocimientos a través de la animación o usando algún medio que complemente la transmisión oral (dibujando, usando stop motions o empleando un power point). Los blogs, las revistas, los videos educativos y los programas de televisión son los soportes más habituales en el ámbito de la divulgación.

En los últimos años algunos youtubers han popularizado sus canales con apuestas científicas al alcance de todos (Pakozoico, Antroporama, Biología con Sam, Astrofísicos en acción o Cerntripetas son algunos ejemplos de canales orientados a la población mundial que habla español). En cualquier caso, las propuestas que tienen éxito son aquellas en las que se combinan distintos elementos o aspectos: un comunicador que transmite información de manera apasionada y original, un tema sugerente que suscite controversia y una adecuada mezcla de rigor científico y lenguaje corriente.

Carl Sagan y Félix Rodríguez de la Fuente: Divulgadores legendarios

Carl Sagan fue un reconocido científico dedicado a la astrofísica y la astrobiología. Sin embargo, su figura es recordada por un programa de televisión que empezó a emitirse en 1980, «Cosmos: un viaje personal».

En los 13 capítulos de la serie abordó todo tipo de asuntos: la posibilidad de la vida extraterrestre, el origen de la vida, la biblioteca de Alejandría, los agujeros negros, la historia de la ciencia o los programas espaciales. Carl Sagan fue uno de los primeros divulgadores en abordar el problema del efecto invernadero y en combatir los postulados de las pseudociencias.

Al margen de su actividad como comunicador, destacó por su oposición a las pruebas nucleares. Entre sus amistades más próximas cabe mencionar a otro gran divulgador de la ciencia, Isaac Asimov.

En los años 70 en la televisión pública de España los programas de Félix Rodríguez de la Fuente tuvieron una inmensa popularidad, muy especialmente entre los niños. En ellos se abordaban temas relacionados con la naturaleza: el lobo, la fauna ibérica, el arte de la cetrería o las selvas tropicales. La clave de su éxito se basaba en su peculiar manera de comunicar. Sus programas tuvieron un reconocimiento internacional y algunas de sus publicaciones fueron traducidas a los principales idiomas.