Ejes Temáticos Significado, Usos, y Funciones

Significado: ¿Qué se entiende por ejes temáticos?

Si se estuviera leyendo un libro sin portada, e incluso sin índice, resulta un poco complicado para el lector, saber de qué trata y el orden en el que se encuentran los capítulos o temas. De la misma manera ocurre cuando se planifica un material de tipo didáctico, el cual requiere de un orden claro y que sus temas estén explícitamente presentados, a fin de que pueda ser entendido a todos aquellos a los que vaya dirigido.

Es por ello, que en los últimos tiempos los currículos se han venido diseñando de manera que no solo le otorguen orden a la programación que se vaya a impartir, sino que también le permita al docente, generar una planificación con libertad, de modo que no sea una camisa de fuerza, y que al contrario se pueda adaptar a las circunstancias particulares de cada grupo de estudiantes.

De allí, que van emergiendo los ejes temáticos, que son los contenidos que se van a desarrollar en las sesiones de clase, dándole dirección a la planificación. Cabe destacar, que estos ejes temáticos van a servir como referencia, en virtud de que el docente tendrá la posibilidad de alimentarlo como desee, considerando las características particulares del grupo, la ubicación, así como los intereses de sus estudiantes.

Cabe destacar, que los ejes temáticos se han venido empleando en los modelos curriculares de diversos países, en concordancia con las premisas de integralidad, transversalidad y aprendizaje significativo que hoy día prevalecen en los sistemas educativos de gran parte del mundo.

Usos de los ejes temáticos

Se torna una unidad de contenido desde el cual va a partir el docente para planificar sus sesiones de clase. Claro está, que el eje temático será como una especie de brújula que va a dirigir el proceso de enseñanza –aprendizaje, donde podrá discernir dependiendo del contexto y de las características propias de los estudiantes, cómo y cuál será el abordaje que le hará a ese contenido.

Por ejemplo, si un docente de educación primaria se le sugiere que debe trabajar con el eje temático higiene y salud corporal, sus estrategias, métodos, técnicas y recursos no serán los mismos si lo hace una institución rural o urbana.

Esto radica, en el hecho de que, en la institución rural, quizás haya diversas enfermedades como la gastroenteritis, escabiosis y otras asociadas a la poca higiene, donde habrá que educar incluso a los padres, y fomentar en los estudiantes hábitos como peinarse y cepillarse. Mientras tanto, en la institución urbana, puede hasta apoyarse en especialistas de la salud o programar foros, caminatas y exposiciones.

Además de esto, cuando están insertos en el currículo, garantiza que los estudiantes reciban los mismos contenidos, pues a la larga estos responden a las intencionalidades que maneje este documento, que es a lo que comúnmente se le denomina currículo oculto.

Funciones prácticas

Aun cuando le otorga un carácter dinámico a la planificación, el eje temático la impregna de orden y sentido. De esta manera, el docente podrá tener libertad de desarrollar su clase, sin la rigidez que la educación tradicional imponía. Cabe destacar, que va en concordancia con el paradigma constructivista, de modo el objetivo fundamental es el logro del aprendizaje significativo

Desde esta perspectiva, el estudiante es un agente activo en la construcción de su aprendizaje, por lo que el eje temático no es una serie de informaciones que deba memorizar, si no, una serie de constructos que se van generando desde la experiencia, con la ayuda del docente.

De esta forma, un eje temático sobre valores patrios no solo estará enfocado en aprender de memoria el himno nacional y el resto de los símbolos patrios, es que el docente a través de actividades dinámicas logre que el estudiante tenga sentido de pertenencia con su país y se sienta genuinamente identificad con su gentilicio.

¿Por qué los ejes temáticos fomentan la educación integral?

Tienen un carácter flexible, por lo que es posible abordarlos desde diferentes perspectivas. En este sentido, un docente puede abarcar diversas áreas con un eje temático, siempre y cuando no abandone la esencia del contenido.

En ese sentido, un eje temático sobre el medio ambiente, no solo se resumiría en el área de biología, también puede estudiarse el área de lengua con cuentos sobre la naturaleza, matemática al conocer el área de espacios ecológicos, de geografía al conocer las actividades económicas del entorno y de educación física, al realizar actividades deportivas al aire libre.

Así pues, todo va a depender de la intencionalidad que maneje el docente, quien ya previamente ha diagnosticado a los estudiantes, y podrá determinar cuáles son las competencias que ellos necesitan fortalecer. De esta forma, el conocimiento adquirido podrá empelarlo en su vida diaria y no quedará en el olvido como ocurre con el aprendizaje memorístico.

La subjetividad en el abordaje

Cabe recordar el primer lugar, que los ejes temáticos se enmarcan en una educación constructivista, en ese sentido, el proceso educativo va a estar impregnado tanto de la subjetividad del docente (ideología, experiencia), como la del estudiante (intereses, debilidades). Bajo esta perspectiva, es válido que en la planificación confluyan las formas de pensar de quienes intervienen en el acto educativo, pues la idea es que se aprenda para la vida de forma democrática.

Sin embargo, el docente no debe perderse de la esencia del eje temático, dejándose llevar extremamente por sus pasiones. Es importante que haya un equilibrio al respecto, pues se corre el riesgo de rayar en la improvisación. En este caso, debe imperar una práctica responsable donde el estudiante se sienta a gusto.