Significado de Fanatismo

La manipulación y abuso de los textos religiosos para justificar guerras y ataques son un peligro latente

¿Qué es el fanatismo?

Es alcanzar un peligroso nivel de comprometimiento, capaz de cesgar y silenciar perspectivas diferentes en virtud de acompañar una idea sin espacio al cuestionaminento, donde existe un líder que se manifiesta sobre un pensamiento propio o en tintes históricos, por ejemplo entorno a una religión. Está compuesto etimológicamente por los vocablos del latín fanum, que se entiende como templo, y el subfijo -ismo, que refiere a la idea de doctrina.

Características para identificar un fanático

– Considera que está en posesión de la verdad y cuando alguien presenta pruebas que contradicen sus ideas es incapaz de aceptar su error.

– Sus opiniones y valoraciones se presentan de una forma dogmática (con esta actitud dificulta cualquier posible discusión que contradiga sus ideas).

– El apasionamiento y la tenacidad en la defensa de unos ideales es otra de sus características.

– Al estar profundamente convencido sobre algo, no puede evitar el proselitismo (sus convicciones son tan profundas que intenta imponerlas a los demás).

– La afiliación a una causa se manifiesta de una manera intensa y sin ningún tipo de moderación.

– Si alguien contradice sus convicciones, puede reaccionar con vehemencia.

– Su visión de la realidad es maniquea, pues las cosas son buenas o malas, verdaderas o falsas y no existen matices intermedios.

Fenómeno del fanatismo religioso

El fundamentalismo religioso es una de las versiones del fanatismo. Este fenómeno es tan antiguo como la propia humanidad y, de hecho, en nombre de una divinidad o unas creencias el ser humano ha cometido todo tipo de abusos.

Los antiguos aztecas practicaban sacrificios humanos para contentar a sus dioses. En la Edad Media los cruzados cristianos luchaban contra sus enemigos como si fueran agentes del mismo Dios y matar a un pagano constituía un acto glorioso. En el contexto islámico, los yihadistas recurren al terrorismo para combatir la democracia occidental.

Los fundamentalistas, también conocidos como integristas, se caracterizan por la convicción en la superioridad de sus planteamientos. Así, argumentando que su doctrina es superior, se consideran legitimados para imponer su doctrina mediante actos violentos.

Fenómeno social del admirador

Quien admira profundamente a un artista o siente una auténtica pasión por una actividad se denomina fan. Esta palabra es una abreviatura del término inglés fanatic.

Los adolescentes acostumbran tomar a músicos como referencias

El fenómeno fan tal y como lo conocemos actualmente dio sus primeros pasos en Estados Unidos a finales de los años 50. El peculiar estilo y las canciones de Elvis Presley fueron el detonante para un nuevo fenómeno social. Con el paso del tiempo se han creado nuevos ídolos mediáticos, especialmente en la música, el cine y el deporte. Los medios de comunicación y la publicidad son las herramientas utilizadas para alimentar este fenómeno.

Si bien alguien puede ser un fan de un artista a cualquier edad, es en la adolescencia cuando se manifiesta con más intensidad esta predilección. Desde lo psicológico, el fan proyecta en su ídolo sus deseos y aspiraciones más íntimas.