Significado de Grupo

Existen infinidad de combinaciones para consolidar un grupo

¿Qué es un grupo?

Es un conjunto que reúne seres o elementos que poseen un aspecto en común a partir del cual es posible relacionarlos, capaz de proporcionar a una profunda lectura a nivel social. La referencia etimológica responde al francés groupe, al respecto del italiano gruppo, sobre una posible raíz que remontaría al protogermánico *kruppaz, que se lo interpreta como un bulto.

Importancia de la constitución de grupos: organizar y ordenar

Desde su sentido más amplio, la agrupación de seres vivientes puede asociarse a una característica puntual, que puede ser por ejemplo: alimentarse de vegetales y otros animales (grupo de los omnívoros), pertenecer a un determinado grado de la escuela primaria (grupo de secundo año, de la escuela primaria “x”), ser fieles de una religión (ser católicos, judíos, budistas, musulmanes), etcétera.

También, hay grupos de cosas, como el grupo de los cosméticos, que son productos destinados a promover lo que se entiende por belleza exterior o física de las personas, de acuerdo a cada cultura. También puede decirse del grupo de las ciencias sociales, donde se encuentran diversas disciplinas, entre ellas la sociología, que justamente estudia los grupos humanos.

Agrupar es un recurso que sirve para establecer similitudes o un ordenamiento, una estructura en la interacción, también es de utilidad pedagógica, es decir, en la transmisión de conocimientos.

Si bien ciertos seres y elementos se parecen en alguna cualidad, el hablar de grupos, es producto de una teorización humana. Lo que existen son realidades, pero el modo de nombrarlas es propio de los intentos de los seres humanos por dar un sentido al mundo.

Factores de relación en los grupos humanos

El ser humano se encuentra inmerso en una multitud de grupos humanos, algunos más abarcativos, otros menos, en distinto grado de importancia en su constitución psíquica, que jalonan su lugar dentro del entramado social.

El concepto de sujeto puede entenderse aquí desde su significación de estar sujetado, tanto por lo intrapsíquico, como por las relaciones interpersonales, que se dan necesariamente por formar parte de una cultura. No somos individuales o sociales, o uno o lo otro, sino un poco de ambos aspectos.

Hay grupos pequeños, medianos y grandes; algunos se reúnen por un interés en común, como un grupo musical, otros por un objetivo, como un grupo de estudio para un examen, también pueden simplemente estar conectados por pertenecer a un mismo espacio virtual, como un grupo de WhatsApp.

Algunas agrupaciones se dan durante muchos años o toda la vida, otras en lapsos breves. Por lo tanto, el criterio para integrar un grupo es sumamente variado.

Grupos sociales primarios: identificación y ejemplos

Grupo primario basado en el seno familiar

Nacemos en un entramado complejo de relaciones constituido por el grupo familiar, con vínculos estrechos y presenciales, estables en el tiempo, entre pocas personas, por ejemplo, la familia “tipo” está formada por la pareja y dos hijos.

En la familia tenemos lugares (abuelos, padres, hijos) y funciones atribuidas a cada uno, por ejemplo, existen dos funciones atribuidas a los padres, que pueden cumplir cada uno, ambos indistintamente o uno solo si es una conformación monoparental. Estas son las funciones que la Psicología designa como de “amparo y sostén” y de “corte y diferenciación”, llamadas antiguamente “función materna” y “función paterna”, respectivamente. Se ha cambiado la terminología como manera de desligar el rol del género.

Este grupo familiar es “primario”, con fuertes lazos afectivos y constitutivo de la identidad, ya sea conformado por relaciones biológicas entre padres e hijos o por medio del proceso legal de adopción. Otros grupos primarios son los conformados por una pareja o por un grupo de amigos.

Grupos sociales secundarios: incidencia y situación

Grupo secundario sobre contactos que surgen y cambian

También existen los grupos secundarios, donde importa más el rol, que la persona en sí misma, que puede ser reemplazada, por ejemplo, siempre se necesitará un líder, pero quien ocupe este lugar puede ir variando.

Probablemente integraremos miles de estos grupos secundarios a lo largo de nuestra vida, por ciertos períodos de tiempo, como, por ejemplo, si durante un año practicamos un deporte grupal como el vóley. También podemos ubicar aquí a los grupos de trabajo, es decir, reunidos por un objetivo. No importa tanto el nivel de intimidad o confianza logrado, ni si las interacciones se dan “cara a cara”.

Grupos de pertenencia y de referencia

Es otra clasificación muy frecuente que suele hacerse de los grupos humanos. En el caso de los grupos de pertenencia es aquel en el que se está incluido; la clave está en que los miembros “se sienten parte” de los mismos, así como la totalidad del grupo los reconoce como integrantes.

Los grupos de referencia son los que la persona valora y toma como ideal o modelo (de ser, pensar o comportarse), como por ejemplo una familia (propia o ajena), un grupo musical exitoso (de Rock, Pop, Heavy Metal), un grupo a favor del cuidado del planeta (Greenpeace), etcétera.