Ilustración (Siglo de las Luces) Significado, Características, y Pensadores

  • Por Mario Lasseda (Arquitecto)
  • Nov, 2020
  • ¿A qué responde el período de la ilustración dado entre los siglos XVIII y XIX?

    Es una corriente regida por el saber y la razón a base de la ciencia, que se expandiera alrededor de Europa desde el núcleo forjado en Francia. Es el auge del racionalismo, orientando los pensamientos y las posibilidades de las futuras generaciones, propiciando el despliegue del sistema democrático y el poder del pueblo ante el autoritarismo monárquico.

    Características principales de la ilustración

    Sobre la bandera de la razón, se impone la idea de dejar atrás el mundo teológico medieval. Por lo tanto, se instaura y desarrolla el Estado Laico, en el que se reniega de la noción del derecho divino de los reyes, y conjuntamente, la idea de una República, apoyada en las decisiones del colectivo social.

    – Instaura que todas las personas son iguales. Desecha la idea de abolengos, descendencias y herencias. Es una manera de oponerse a la sucesión monárquica de los reyes.

    – Se diseminó entre la burguesía y salones de aristocracia que no formaban parte de la realeza.

    – Conlleva un enorme auge de las llamadas enciclopedias: considerar que todo el conocimiento puede acopiarse en grandes libros.

    – Cree que el progreso solo se logra mediante descubrimientos científicos.

    – Es la llamada era de la razón: solo la ciencia, la inteligencia y el raciocinio harán que una sociedad progrese, rechazando el espectro religioso.

    – Por lo antes dicho, se hace mucho énfasis en la pedagogía y en la educación.

    Supone un periodo que trae muchos cambios posteriores, catapulta los descubrimientos científicos, y genera cambios sociales importantes, tal es el caso de la Revolución Francesa, la cual finiquita con la larga monarquía gala.

    Innovaciones o efectos en las artes

    En el mundo del arte despierta cambios produndos, en el que lo racional se impone sobre lo sentimental, y de este modo existe un rechazo hacia todo lo que no sea intelectual. A razón de eso, una de las primeras cuestiones que se aprecian es el abandono a la temática religiosa como eje cultural.

    Ya no hay ninguna intención de glorificar dioses y el arte pasional queda descartado. Es por eso que el arte de la Ilustración crea las academias artísticas. Surge la idea de que el arte se aprende, se razona, y que tiene unas normas. Se valoran aspectos como la simetría, la composición y el orden. Por ende, los artistas de la etapa de la Ilustración se levantan contra el barroco.

    El barroco justamente atenta contra la noción de orden y equilibrio racional. En arquitectura, se nota el esfuerzo por la desmesura y el capricho, y en consecuencia surge el clasicismo: un arte enseñado en academias que se basará en el historicismo (el estudio de la antigüedad clásica de Grecia y Roma).

    Posteriormente, el romanticismo y la modernidad se opondrán al arte de la ilustración. Surgirán refutaciones al academicismo. Asimismo, el romanticismo tenderá a objetar el racionalismo y pondrá acentos en aspectos como la nostalgia, lo sentimental, etc. Por su parte, la arquitectura moderna marcará (o marcó) distancia del historicismo.

    Carlos III y el despotismo ilustrado

    Se trata del monarca de España regente entre 1759 y 1788, quien se lo considerara como un rey sesgado que configurara las características del denominado despotismo ilustrado, un modo de gobierno que intentó conciliar las nuevas ideas de la Ilustración con la monarquía con el fin de mantenerse en el poder, cuyas apreciaciones comprenden:

    1. Se proyecta la idea de un rey intelectual, como filósofo. El hombre que le da un gran empuje al desarrollo de su nación con las ideas del progreso racional. No se trata del rey medieval, sino de un monarca moderno con ideas diferentes.

    2. Se reafirma la idea del poder absoluto del rey. Este poder se basa en la idea de que solo un rey está preparado para encarnar todos los ideales del mundo ilustrado.

    3. El conjunto de la sociedad es percibida como un elemento manipulable e innecesario, estigmatizándola como inculta, y de este modo, la clase monárquica (representada en el rey) es la que acuña los valores del intelectualismo.

    4. Surge una modalidad de despotismo no basada en la fuerza, ni en el poder económico, sino en un grupo privilegiado con acceso al conocimiento. El resto de las personas no son intelectuales, solo integrantes del vulgo.

    ¿Quiénes fueron los máximos pensadores del siglo de las luces y cuáles fueron sus aportes?

    Es una época donde sobresalen muchos intelectuales, cuyas perspectivas del mundo aún trascienden en los días actuales.

    Diderot (1713-1784) y D´Alembert (1717-1783): responsables e impulsores de la Gran Enciclopedia, obra que aspira albergar todos los conocimientos de la humanidad.

    Lavoisier (1743-1794): una de mas mayores mentes del campo científico.

    Montesquieu (1689-1755). una de sus obras medulares es el “Espíritu de las leyes”. En este texto, señala y describe uno de los principios republicanos.

    Rousseau (1712-1778): autor de un texto muy importante llamado “El Contrato Social”. Resulta ser un acuerdo social en el que se acepta la existencia de una autoridad, no por imposición.

    Voltaire (1694-1778): pensador francés. Uno de los adalides de la idea de que la razón estaba por encima de la religión. Por ende, uno de los propulsores de los Estados laicos.

    La ilustración permitió el desarrollo de las ciencias y el auge de las repúblicas democráticas, ententiendo un legado esencial para sociedad actual.