Ley Marcial Significado, Historia, Ejemplos, y como Abuso Funcional al Poder

  • Por Daniel Moreira (Historiador)
  • Oct, 2020
  • ¿Qué implica el dictamen de la ley marcial?

    Es un instrumento legal que permite accionar a las fuerzas militares y restringir los derechos individuales de acuerdo a lo estipulado constitucionalmente, al que puede recurrir el máximo escalón representativo del estado como medida de protección de la sociedad ante situaciones únicas de carácter político-social-económico que amenazan colocarla en riesgo, tal es el caso de una rebelión interna o intento de desestabilización del gobierno.

    Historia

    El primer acercamiento se lo asocia a la figura del dictador romano, la cual no se puede homologar a la correspondiente posición y actuación moderna, a la que se atribuyen plenos poderes sobre un país, y que normalmente abusa de los mismos. En la Roma clásica, la figura del dictador era un magistrado que, en circunstancias excepcionales debidas a amenazas militares o problemas únicos de otra índole, era investido por el senado de todos los poderes y prerrogativas durante un período máximo de seis meses, y su autoridad máxima se circunscribía a la ciutat eterna.

    En la Roma antigua, los cargos políticos más altos iban emparejados con el mando militar así que, a la práctica, durante una dictadura se entregaba el mando al ejército. Entre los dictadores más conocidos tenemos a Lucio Cornelio Sila, Júlio César, o el recto, honrado y frugal Lucio Quincio Cincinato.

    Los estados medievales europeos fruto de las invasiones bárbaras a los territorios romanos no disponían de un código de libertades civiles que pudiera ser sustituido por una reglamentación militar, si no más bien códigos contractuales de obligaciones y algunos derechos que limitaban más de lo que otorgaban (sobre todo desde nuestro punto de vista moderno), y el día a día se regulaba por los usos (más bien abusos) de los señores de la guerra y los personajes con algún tipo de poder.

    Los códigos legales, pues, difícilmente necesitaban ser puestos bajo obediencia militar para que el gobernante de turno cumpliera con sus objetivos.

    Tenemos que esperar a los tiempos modernos para ver realmente la aplicación de una medida que podemos llamar “ley marcial”, acorde con los estados modernos.

    Por ejemplo, en 1775, Canadá (entonces territorio británico) declara la ley marcial ante la invasión del ejército continental estadounidense. A su turno, sus vecinos del sur tendrían que proclamar la ley marcial en 1812 ante la invasión británica tras la Batalla de Nueva Orleans.

    Ejemplos desde el período de entreguerras al conflicto del Alto Karabaj

    En el siglo XIX, la ley marcial fue impuesta por los británicos en Irlanda tras el Alzamiento de Pascua de 1916, y otra vez a partir de 1919 y hasta 1921 durante la Guerra de Independencia de aquel país.

    Durante la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos la impusieron en las islas Hawái para evitar la acción de posibles espías. Obviamente, las potencias del eje (Alemania, Japón, Italia y otros estados satélite) impusieron la ley marcial en los territorios ocupados.

    Tras la conflagración global, la creación del estado de Israel desembocó en un enfrentamiento con todos sus estados vecinos árabes. La situación de tensión posterior provocó que una parte de los territorios israelíes estuviera de hecho bajo control militar entre 1949 y 1966. En 2006 se declaró la ley marcial en el norte de Israel debido a la guerra en el Líbano.

    La Polonia comunista vivió bajo la ley marcial de 1981 hasta 1983 debido al enfrentamiento entre el gobierno y el sindicato Solidaridad. El siguiente país del bloque comunista en utilizar también dicha ley fue China, para hacer frente a las protestas ciudadanas de 1989 que nos legaron las icónicas imágenes de la Plaza Tiananmen.

    En 1991/92, y en plenas Guerras Balcánicas, tanto Croacia como Bosnia y Hercegovina, declararon la ley marcial ante el conflicto que se avecinaba.

    Las aplicaciones más recientes de la ley marcial pasan por Ucrania, declarada en 2018 a raíz de la captura de dos barcos de guerra ucranianos cerca de la península de Crimea, y el último ejemplo lo tenemos en Armenia a raíz de la agresión azerí contra el Alto Karabaj de septiembre de 2020.

    Como abuso funcional al poder

    Tras una revuelta opositora contra la monarquía en 1962, Brunei proclamó la ley marcial, que en 2020 continúa técnicamente vigente.

    Egipto ha salido muy pocas veces de la ley marcial que permite el estado de emergencia que se proclamó por primera vez en 1967 a raíz de la Guerra de los Seis Días, y que tuvo una pausa de 18 meses entre 1980 y 1981, acabando con el magnicidio de Anwar el-Sadat.

    Desde 1958, diversos períodos de aplicación de la ley marcial se han sucedido en Pakistán a raíz de golpes de estado o momentos de turbulencias sociopolíticas.

    El dictador filipino Ferdinand Marcos también puso al país bajo la tutela de la ley marcial entre 1972 y 1981.

    En Siria, y a raíz del golpe de estado de 1963, la ley marcial continuó vigente hasta 2011, cuando el gobierno anunció que iba a derogarla… justo antes de que empezara el sangrante conflicto civil.