Significado de Ley Orgánica y Ley Ordinaria

¿Qué es y cómo se diferencia la ley orgánica y la ley ordinaria?

Son dos categorías de leyes que se aprueban a partir de procedimientos concretos y que tienen un alcance particular dentro de la pirámide normativa, de este modo las ordinarias regulan temas de menor importancia que orgánicas, siendo aspectos que deben dilucidarse con cuidado, para evitar confusiones entre ambos. En este contexto, es necesario distinguir que las leyes no son homogéneas.

Un Estado de Derecho depende de la existencia de normas que rigen a la sociedad. Tales normas están escritas en documentos que se denominan como Constitución, Ley, Código y con otros formatos bajos los cuales se compilan las normas legales.

Alcances y principios de una ley orgánica y de una ley ordinaria

Son leyes distintas, de modo que cada una de ellas conlleva a procedimientos de aplicación y legislación diferentes. Veamos primero el caso de la Ley Orgánica. Para entender en qué consiste este instrumento legal, mostramos un listado con sus características medulares:

– Trata materias de gran importancia, por ejemplo: derechos fundamentales de las personas, los aspectos del Estado de Derecho, así como normas de la economía del país o el régimen electoral. Las orgánicas regulan la organización del territorio de la nación y los requisitos para obtener o renunciar a la ciudadanía y la nacionalidad.

– Aprobar una ley orgánica implica muchos más que una mayoría simple del órgano legislativo. Se requiere que la votación legislativa tenga el rango de mayoría absoluta o de mayoría calificada.

– Una ley orgánica no es una ley coyuntural, por eso debe ser aprobada por una importante mayoría legislativa.

– Una ley orgánica busca que los temas delicados sean estudiados, regulados y legislados con el mejor esmero y el tiempo necesario por la mayoría de los integrantes del órgano legislativo.

– Tiene un procedimiento singular y complejo para su anulación, modificación o derogación.

Una vez explicadas brevemente las leyes orgánicas, nos corresponde ahora versar sobre las leyes consideradas ordinarias. Para ello, una lista de características explicará este tema:

– Son leyes que no atañen trámites especiales para su aprobación.

– Su aprobación pasa por etapas muy sencillas: una propuesta o iniciativa de ley, la discusión sobre esta propuesta, una sanción y, por último, la promulgación de esta ley.

– Una ley ordinaria puede ser aprobada por una mayoría simple del órgano legislativo.

– Una ley ordinaria desarrolla principios ya establecidos en una ley orgánica. Lo contrario no es posible.

– Las leyes ordinarias tienen procedimientos simples para su modificación o derogación. Por ello, muchas veces cambian con el paso del tiempo.

Con todo lo que hemos mencionado, las principales diferencias entre ambos tipos de leyes quedan expuestas. Sin embargo, para comprender mejor esto lo ideal es presentar ejemplos. Justamente eso es lo que pretendemos hacer en los párrafos a continuación.

Ejemplos de ley orgánica

La noción de estas leyes puede variar. En ciertos ámbitos jurídicos, hay temas que son considerados importantes y merecen ser compilados en una Ley Orgánica. No obstante, estos mismos temas pueden ser considerados no tan relevantes en otros países u ordenamientos jurídicos, siendo entonces regulados por leyes de tipo ordinarias.

A continuación, algunos ejemplos interesantes de aprobación de leyes consideradas orgánicas:

– Los países suelen aprobar leyes orgánicas para la protección de la salud de sus ciudadanos. Se considera que la salud es un derecho esencial y por eso amerita este rango legal.

– Las leyes contra la Violencia de Género suelen ser de tipo orgánicas. En países como México y Venezuela, en el año 2007, se crearon leyes para la protección de la mujer. Esto en razón del alto incremento de feminicidios y casos de violencia doméstica.

– En un país como Venezuela, la industria petrolera es regulada mediante una ley orgánica porque su principal ingreso económico deviene de la exportación de petróleo.

– El régimen electoral se regula con leyes de tipo orgánica. Los actuales Estados democráticos necesitan tener un ordenamiento legal claro para elegir a sus autoridades porque la votación popular es el mecanismo que los lleva al poder. Así mismo, interesa a gran parte de la población de la nación.

Podemos mencionar muchos otros ejemplos, pero con los ya descritos se puede dilucidar los tipos de asuntos que se regulan mediante una Ley Orgánica. Insistimos en que los criterios para que un tema legal amerite una ley orgánica pueden cambiar de país en país. Por ejemplo, en naciones donde la explotación petrolera no es un tema de tanta importancia, sucede que el tema del petróleo se regula por leyes ordinarias.

Ejemplos de ley ordinaria

Ahora nos toca dar ejemplos de leyes ordinarias. Hay que decir que estas leyes suelen estar circunscritas al Derecho Civil, Derecho Mercantil y aspectos un tanto cotidianos en la vida de una nación. Se considera que tienen una categoría menor. Igualmente, son coyunturales y se estima pueden ser modificadas en el tiempo.

– Las leyes que regulan el ejercicio de profesiones y gremios dentro de un país.

– Los Códigos Civiles son ejemplos por antonomasia de leyes ordinarias. Hay que recordar que estos códigos van cambiando en el tiempo, y regulan lo referente al Derecho Civil.

– Las Leyes de Tránsito se abocan al transporte terrestre, pero también las leyes ordinarias abarcan también la aeronáutica y otros tipos de transporte.

– Las leyes que regulan el comercio y que, por lo tanto, forman el Derecho Mercantil.

– Ciertos aspectos involucrados en el Derecho Penal, tales como las penas, sanciones monetarias o los procedimientos jurídicos en caso de cometer crímenes.

– Las leyes de ascensos en el gremio militar.

Queda claro que las leyes ordinarias implican aspectos menos delicados que las leyes orgánicas. De allí radica la importancia que tiene cada una de ella y la prioridad con la que puede ser tratada por los poderes públicos que administran un Estado.