Significado de Necesidad

Cada extracto social tiene una serie de vulnerabilidades que enfatizan sus necesidades

¿Qué es la necesidad?

Constituye el conjunto de elementos esenciales que hacen posible que uno pueda vivir dignamente, y por ende implica un derecho que tiene que estar garantizado y acompañado por el estado, el cual en la práctica, no siempre se encuentra a la altura de las circunstancias. También, se distinguen las necesidades de carácter especial, entendiendo personas con alguna clase de dificultad. Por su parte, a contramano, en la dinámica global a nivel social y cultural, hay que saber identificar las cosas superfluas que tratan de hacerle creer a uno que necesita, y que en realidad no es así, como un nuevo par de zapatos y un smartphone. La palabra tiene registro en el latín necessĭtas.

La responsabilidad del estado en suplir las necesidades básicas

Las necesidades básicas, como el conjunto de cuestiones vitales e indispensables para todas las personas, son un requerimiento para la supervivencia o para la calidad básica de las condiciones de vida. Las mismas pueden estar satisfechas o insatisfechas, aunque lo esperable es que suceda el primero de los casos.

Los gobernantes son los encargados, a nivel poblacional, de posibilitar la cobertura de las necesidades básicas a los habitantes de su territorio. Para ello primero deben evaluar la situación, obtener datos y analizarlos, obteniendo un panorama real y actualizado de dicha problemática.

Su cumplimiento constituye un derecho humano, amparado por las leyes vigentes en cada territorio, pero existe una distancia entre las leyes y la realidad fáctica, pues las leyes son llevadas a la práctica por personas, pasaje en el que no hay exactitud matemática y también pueden estar involucrados distintos intereses.

Pirámide de Maslow: Valorización y orden

Entre las necesidades básicas destacan: tener una vivienda digna, alimentación (nutritiva), acceso a la salud (de calidad), vestimenta, educación, empleo digno, etcétera. Las mismas son esenciales para todos los individuos.

La pirámide de Maslow está determinada por 5 escalones

Abraham Maslow creó una pirámide donde ubica, jerárquicamente, las que propone como necesidades básicas humanas. En la base se encuentran las fisiológicas, luego las de seguridad, más arriba las de afiliación, y finalmente las de reconocimiento y las de autorrealización.

Necesidades biológicas, culturales y psicológicas

Podemos hablar de diferentes clases de necesidades esenciales: las biológicas, donde ubicamos por ejemplo la alimentación y las horas de sueño; las culturales, dentro de las cuales se hallan el respeto, la seguridad y la inclusión; y las psicológicas, como la necesidad de contacto humano y de amor.

Somos cuerpo, mente y relaciones humanas. Y estos tres aspectos interactúan constantemente, repercutiendo uno en el otro; nos constituyen, nos moldean.

Los siguientes, son tan sólo algunos ejemplos del perjuicio que ocasionan las necesidades básicas insatisfechas.

– Si un individuo queda varado en una isla, sin comida, ni agua, no podrá sobrevivir.

– Si una persona no es respetada por su entorno, lo que estará en peligro es su salud psíquica y su calidad de vida.

– Si un niño pequeño no es tomado en brazos para darle amor, los efectos psíquicos y también biológicos serán severos, así como su posibilidad de relacionarse con otros.

Diferencia entre necesidad y anhelo, y el engaño de creer que uno necesita de una cosa superficial

Desesperación por lo inútil

Muchas veces solemos decir o escuchar “necesito tal cosa”, siendo algo accesorio, trivial, algo que tiene más que ver con el gusto. El ser humano necesita alimentarse, pero no necesita alimentarse de “x” comida gourmet, a menos que estemos en presencia de una necesidad psicológica que daba ser explorada, pero esto en términos de excepción.

Los anhelos contribuyen a nuestra felicidad, pero no forman parte de requerimientos esenciales. Lo que sucede es que la sociedad capitalista se afana en crear falsas necesidades, que dan lugar a cada vez más demandas; esto lo hace con ayuda del marketing, dotado de diversas estrategias para crear necesidades o captar anhelos convirtiéndolos en necesidades.

Proporcionar soporte a necesidades educativas especiales

Algunos niños, adolescentes o adultos, poseen necesidades especiales en el ámbito de la educación formal, que pueden ser de tipo físicos (por ejemplo, rampas), de tipo visuales (uso del sistema braille), de un recurso humano (una persona que sirva de apoyo pedagógico o para organizarse en tiempo y espacio), etcétera.

En realidad, podríamos decir que todos tenemos necesidades especiales pues todos somos diferentes, no tenemos los mismos requerimientos. Pero la escuela, desde sus inicios, ha intentado normalizar al estudiantado, es decir, busca que sea lo más homogéneo posible, dejando de lado la singularidad.

Actualmente, poco a poco, se va privilegiando la inclusión en los diferentes ámbitos educativos, siempre que sea posible y con el sistema de apoyos que requiera el sujeto en cuestión, para asistir en la incorporación de contenidos o para vincularse con su entorno.

Necesidad de castigo y reacción terapéutica negativa

En el psicoanálisis existe una noción muy interesante, acuñada por Sigmund Freud, que se denomina reacción terapéutica negativa. Resulta que algunos pacientes, en el tránsito por la terapia analítica, empeoran en lugar de mejorar. Esto llamó la atención de Freud y se embarcó a buscar las razones.

Dichos pacientes empeoran, dice Freud, porque en ellos acontece una necesidad -de tipo inconsciente- de castigo, que parte de la instancia del Superyó, la cual constituye el reservorio de la pulsión tanática o pulsión de muerte.

Habrá que indagar sobre esta necesidad inconsciente de castigo, llegar a su entramado particular, para poder hacer algo con esta fuerte resistencia y continuar la terapia analítica.