Significado de PSUV (Partido Político) Definición, Creación, y Alcance

Definición formal

El PSUV, cuyas iniciales atribuyen a Partido Socialista Unido de Venezuela, es un núcleo político surgido en el año 2006 por el llamado del entonces presidente Hugo Chávez a unificar todas las fuerzas que respaldaban su liderazgo y la consolidación del proyecto socialista que impulsaba.

Su programa político consistía en el ideal del ‘socialismo del siglo XXI’, lo cual no contaba con una teoría formada, más bien suponía una forma de presentar la propuesta del chavismo, al mismo tiempo que un respaldo al liderazgo personal de Chávez.

Tensiones en torno a una creación unificadora

La iniciativa de crear un partido único (palabra que rápidamente fue sustituida por “unido”) que debería integrar a todo el chavismo generaba una tensión debido a la forma en que participarían las diversas organizaciones en una iniciativa hecha desde el liderazgo presidencial y el apoyo gubernamental. Los partidos políticos PPT, PODEMOS y el PCV que venían de respaldar a Chávez, no aceptaron su disolución en el PSUV, generando una disputa directa con el presidente y los rasgos caudillistas de su forma de hacer política.

Por otro lado, la mayor parte de las organizaciones políticas que acompañaban las candidaturas del chavismo ingresaron en el PSUV, al mismo tiempo que gran parte del acumulado político del chavismo permaneció leal a la convocatoria de Chávez, provocando una crisis en las bases de los partidos cercanos que decidieron no disolverse en el PSUV.

Un partido creado “desde arriba”

Diversas expresiones del movimiento social asociado al sindicalismo clasista y autónomo, al autogobierno comunitario, a la comunicación alternativa y a diversas expresiones de poder popular en general, que venían participando junto a otros movimientos en campañas por la “profundización de la revolución”, deciden no ingresar en el PSUV por percibir que la unión “desde arriba” que se propone, va a ser más proclive al control de político del movimiento popular, a la burocratización y subordinación del acumulado organizativo del proceso bolivariano.

También, rechazan la unidad con sectores del propio gobierno que ya representan a nuevos grupos de poder político y económico, es decir debido al “policlasismo” presente de facto en la propuesta del PSUV. Sin embargo la tensión generada por el gobierno al rechazar duramente a quienes critican la integración en el PSUV, generan tensiones y divisiones en las bases del movimiento popular autónomo, o incluso la afiliación de parte de su militancia en el nuevo partido. Éstos terminan fracturándose entre los que finalmente aceptan integrarse al PSUV y los que no, finalmente los últimos tienden a disolverse o a aislarse ante la incapacidad de mantener estructuras organizativas sólidas frente al nuevo partido.

Alcance masivo

A través del apoyo gubernamental y el despliegue de una gran maquinaria política, el PSUV logra la participación masiva de la base social favorable al gobierno, alcanzado la afiliación de casi 6 millones de personas en 3 meses, sin embargo sus mecanismos de decisión interna priorizan la cooptación y las decisiones desde la directiva, con débiles o ausentes mecanismos democráticos internos, los cuales tendieron a fortalecer la formación de una dirección vertical legitimada exclusivamente por el apoyo personal de Chávez. La centralización de la dirección del chavismo en el PSUV, logró disciplinar las diversas expresiones del movimiento popular y social bajo una dinámica de trabajo político que se construía de arriba hacia abajo.

Una de las características del proceso de constitución del PSUV fue la asimilación de gran parte de los funcionarios estatales como miembros del partido, homogeneizando las estructuras de partido, Estado y gobierno en función del respaldo al liderazgo de Chávez. Incluso, el mismo voto popular es interpretado muchas veces por la dirigencia del PSUV como un voto “de Chávez”, como una ratificación de la autoridad del mismo. Así se constituye un discurso político cuya legitimidad únicamente proviene de reivindicar “al comandante Chávez”, sea cual sea, la gestión, el proyecto o la idea que se defienda.

Bibliografía

– López Caldera, Anais (compiladora). Transición, Transformación y Rupturas… CELARG. 2015.

– López Maya, Margarita. El Ocaso del Chavismo. Editorial Alfa. 2016.