Significado de Sociedad Mercantil

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Ago, 2020
  • ¿Qué constituye y determina una Sociedad Mercantil?

    Es la unión de personas configurada a través un acto jurídico para, mediante la combinación de sus capacidades y recursos, realizar en un lapso de tiempo determinado una actividad mercantil. De hecho, las personas se aúnan para alcanzar fines comunes como una práctica natural, de este modo se diferencia la creación de una fundación para la ayuda a sectores necesitados, distinguiendo un objeto social y, por lo tanto, exponiendo la institución de sociedad civil. La principal diferencia entre las sociedades mercantiles y civiles radica en el objeto: mientras las civiles se crean con objetos sociales, las mercantiles se crean con base referente a actos de comercio.

    Diferencia entre personalidad natural (física) y jurídica

    Un efecto particular que tienen las sociedades es el reconocimiento de la personalidad jurídica de éstas. Como probablemente es sabido, las personas se diferencian en 2 tipos; las personas naturales, que son las personas físicas, personas de carne y hueso, especies humanas capaces de “adquirir derechos y contraer obligaciones”; y están las personas jurídicas o “morales”.

    Estas últimas son, a su vez, igualmente capaces de adquirir derechos y contraer obligaciones, pero no son tangibles como las personas naturales, son una creación de las personas naturales mediante un acto jurídico que las constituye.

    Esa diferenciación se crea para proteger el patrimonio de las personas, ya que al ser personas distintas cada cual dispone de su patrimonio, mientras las personas naturales son personalmente responsables de obligaciones que contraen de forma personal, pero en el caso de las personas jurídicas, las deudas u obligaciones se limitan a los bienes de la empresa (la mayoría de las veces).

    Mientras las personas naturales se identifican únicamente por su nombre y su número distintivo de identificación, las personas jurídicas deben hacerlo también por medio de su objeto social (su razón de ser), y aquí es donde se distinguen las sociedades civiles de las mercantiles, como mencionábamos anteriormente. Mientras que el Estado mismo o una gobernación es una sociedad civil, una empresa de venta de zapatos es una sociedad mercantil, por mencionar algunos ejemplos.

    Tipos de sociedades mercantiles

    Sabiendo ya que es una sociedad mercantil, existen a su vez distintos tipos de sociedades mercantiles. Éstas se conforman según los principios y costumbres de cada país, buscando satisfacer las necesidades de los socios que eligen el mejor tipo de sociedad, el que más se ajuste a la labor comercial que desean desempeñar. El nombre de las sociedades puede variar, dependiendo de cómo sea denominada por la legislación de cada país, pero en términos generales podemos distinguir las siguientes:

    Sociedad Colectiva: son aquellas cuyos compromisos están respaldados por una ilimitada y solidaria corresponsabilidad societaria. Se habla de responsabilidad ilimitada porque los socios no solo asumen sus deberes con el monto de sus aportes, sino que también con todo su patrimonio; la responsabilidad es solidaria porque los acreedores de la compañía pueden solicitar cumplimiento o cobrar a uno o a cualquiera de los socios, y por el monto total de la acreencia.

    Sociedad en Comandita o Comanditaria: la sociedad comanditaria puede ser simple o por acciones. La simple es también una sociedad cuyas obligaciones societarias son cumplidas de forma ilimitada y solidaria, además de ser subsidiaria para un tipo o clase de socios a los cuales se les denomina “socios comanditantes” o “solidarios”; pero al mismo tiempo esas obligaciones sociales están igualmente garantizadas por la responsabilidad limitada a una suma determinada de otra categoría de socios llamados “socios comanditarios”.

    La sociedad en comanditas por acciones se caracteriza por lo mismo que la comandita simple: por la existencia de dos tipos de socios, “comanditantes” que son los solidarios e ilimitadamente obligados, que a su vez son los administrados de la compañía; y los “comanditarios” que son limitadamente obligados hasta por el monto de su aporte, el cual se encuentra representado en acciones.

    Sociedad Anónima (SA): Es el tipo de sociedad cuyos compromisos están respaldados por un capital económico en específico y sus socios responden legalmente en la proporción de la suma de sus acciones tenidas. Este tipo de sociedades se caracterizan por dos cualidades: las sociedades anónimas son sociedades de capitales y esos últimos limitan la responsabilidad de los socios por el aporte. Entre estos mismos se responden, ya que ante los terceros, la sociedad es como un todo.

    Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL o LLC en inglés): La sociedad de responsabilidad limitada es entendida como aquella compañía cuyas responsabilidades son avaladas también por un capital, pero el mismo se segmenta en cuotas de participación que no podrán estar representadas en ningún caso por acciones o títulos negociables.

    Las sociedades de responsabilidad limitada tienen un número limitado de empleados que normalmente es de 50. La ventaja de tener una sociedad de responsabilidad limitada es que hay precisamente responsabilidades limitadas, y dependiendo del punto de vista de cada uno, este siguiente punto podría ser un beneficio o una desventaja. Las acciones sólo pueden ser vendidas a los accionistas de la empresa, lo que significa que puede ser difícil de liquidar.

    Ejemplos de sociedad mercantil nacional e internacional

    La respuesta a esta pregunta es “depende”. Esto se debe al lugar donde haga sus funciones, si las hace únicamente dentro de las fronteras de su Estado patrio, entonces es una Sociedad Mercantil nacional. Sin embargo, si esta decide extender su ámbito de acción más allá de sus fronteras es una empresa internacional.

    Unos ejemplos de esto son las cadenas de comida rápida como McDonald’s, Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken (KFC), que, a pesar de funcionar en su país de origen (en el caso de las anteriores mencionadas sucede en Estados Unidos), éstas se encuentran en todo el mundo como franquicias. Para el sano desenvolvimiento de las actividades comerciales de las personas jurídicas, las naciones han hecho tratados o convenios internacionales que regulen en cierto modo este tipo de actividades a nivel internacional.

    Tal es el caso de la Convención Interamericana Sobre Conflictos de Leyes en Materia de Sociedades Mercantiles, que establece lo siguiente referente al funcionamiento de una sociedad mercantil en otro país:

    En referencia a los artículos 3 y 6, se interpreta que una sociedad mercantil puede ejercer sus funciones en otro Estado y que se respetará su personalidad jurídica en conformidad a lo pautado por la Convención. Sin embargo, cada Estado tiene la potestad de comprobar la existencia legal de la sociedad mercantil y, además, exigir ciertos requisitos que se apeguen a su legislación propia.

    Importancia en el ecosistema económico

    Las sociedades mercantiles son fundamentales para el desarrollo económico de cada nación y del mundo. La economía crece gracias a las empresas y la función empresarial inherente del hombre, su capacidad de descubrir y ver las necesidades de las personas, e idear formas creativas y económicas para satisfacerlas.

    Desde la aparición de los hombres, la asociación es fundamental, siempre con los fines de cooperación. El hombre se asociaba para cazar y para recolectar en las sociedades primitivas, poco a poco esto fue avanzando con la llegada del capitalismo, y la calidad de vida del hombre incrementó mucho a finales del siglo XVIII con la aparición de la revolución industrial. Fueron sociedades mercantiles las que hicieron posible la inversión y el capital necesario para la creación de la máquina de vapor y muchos otros inventos que solo han traído beneficios a la humanidad.

    Responsabilidad Jurídica: ¿Puede una sociedad mercantil causar un daño? ¿Cómo responde o qué sucede ante ello?

    Sí, puede generarle un perjuicio a una persona. Esto puede ser de forma intencional, como en el caso de los esquemas Ponzi u otro tipo de ofertas engañosas, o por accidente, o bien, sin intención.

    Cuando la sociedad mercantil incurre en daños y se demuestra la responsabilidad de ella, debe responder y dependiendo del perjuicio responderá de forma civil reparando los daños y perjuicios. Su administrador responde de forma punitiva en caso de incurrir en delitos de materia penal.

    Efectos de la globalización y los avances tecnológicos

    Actualmente, y gracias a la llegada del internet y la constante evolución e innovación a nivel tecnológico, las empresas han girado su vista hacia el comercio electrónico, vendiendo por la web sin necesidad de tener una tienda “física”. Basta con que los usuarios busquen la empresa por su página web o su perfil en redes sociales, y a través de eso mismo gestionen las actividades mercantiles. Sin embargo, para su constitución, las sociedades mercantiles deben tener un domicilio legal al y en el cual responder.

    Dependiendo de la legislación de cada país esto varía, pero algunos países permiten residencias “electrónicas” para la facilitar la constitución de empresas en su jurisdicción, y de esta forma beneficiarse con los impuestos que ellas mismas deban pagar al Estado, un claro ejemplo de esto es Estonia que ha hecho grandes avances en esa materia.