Significado de Abuso de Autoridad

¿Qué es el abuso de autoridad?

Es ejercer el poder sobre un individuo desde un lugar de influencia para someter, obligar o forzar a hacer algo que éste no quiere, violando sus derechos individuales. El poder como tal es proporcionado a nivel público por el estado, observando por ejemplo la figura de un policía o de un ministro, mientras que en el marco privado se lo puede apreciar en un maestro dentro de la educación privada o en el jefe de una empresa, considerando el cargo profesional y el poder adquisitivo.

Abuso de poder en el ámbito laboral

En el contexto laboral se pueden dar todo tipo de situaciones conflictivas. Una de ellas es precisamente el abuso de autoridad. Como pauta general esta circunstancia ocurre cuando un jefe adopta una actitud irrespetuosa o directamente ilegal hacia sus subordinados.

En una empresa hay normalmente un orden jerárquico que debe respetarse para el correcto funcionamiento de la actividad. En este contexto pueden darse circunstancias en las que un individuo con cierto poder intenta imponer su voluntad de una manera abusiva. Algunos ejemplos que ilustran esta realidad son los siguientes: el jefe que acosa sexualmente a una trabajadora, el responsable que da órdenes de forma despótica, el superior que obliga a los trabajadores a realizar actividades que no forman parte de sus funciones o cualquier imposición que vaya en contra de la legislación laboral.

Si bien estas circunstancias pueden constituir un delito, no resulta fácil que la persona afectada pueda presentar pruebas sobre su situación.

Ejemplos de situaciones en la educación

En el contexto escolar es relativamente frecuente el acoso escolar entre estudiantes. Sin embargo, en este contexto no hay un abuso de autoridad en un sentido estricto (el acosador y el acosado se encuentran en un mismo nivel). En la escuela hay abuso de autoridad cuando un docente adopta un rol que sobrepasa sus funciones educativas o formativas.

Los docentes que se aprovechan de su poder para abusar de sus alumnos suelen recurrir a diferentes estrategias: humillaciones verbales y psicológicas, actitudes despóticas, chantaje emocional o acoso sexual. Estas conductas son excepcionales y, de hecho, cuando se producen son consideradas escandalosas.

Excesos de autoridad en el ejército y en la policía

En el estamento militar el orden jerárquico se respeta de una manera rigurosa y, por lo tanto, la orden de un superior debe ser acatada y cumplida sin ningún tipo de vacilación. Si bien esta circunstancia forma parte de la esencia del ejército, se corre el peligro de que un militar pueda comportarse con un criterio poco respetuoso con sus subordinados. Por este motivo, en el derecho penal militar se contempla el delito de abuso de autoridad.

Un ejemplo típico en este sentido ocurre cuando un mando trata a un subordinado de manera humillante o degradante. Como es lógico, el acoso sexual o el castigo físico son igualmente formas de abuso de autoridad.

En los medios de comunicación aparecen con cierta frecuencia casos de policías que, aprovechándose de su situación de poder, se comportan de manera abusiva. Esta conducta es especialmente preocupante, ya que los miembros de los cuerpos policiales han sido formados para tratar a los ciudadanos de manera respetuosa y dentro del marco de la ley.