Ciencia Numismática Significado, Clasificación, y Partes de la Moneda

Significado: ¿De qué se ocupa la numismática?

Investiga y determina el valor de las monedas y medallas a partir de su antigüedad, así como también pretende revelar su origen e iconografía, motivos por los que tiene un vínculo intrínseco con el terreno antropológico. Así mismo, aborda la práctica del coleccionismo, en donde las personas que se dedican a esta actividad regularmente acuden a profesionales bajo esta vertiente de estudio, para comprobar la originalidad de la pieza, aspecto expuesto mediante la información que esta contiene, como las insignias, frases, fechas, e imágenes, detalles que le aportan al conocer los instrumentos para interpretar e identificar el precio y contexto histórico.

El término se ha acoplado a los servicios de mercadeo y al lugar donde se comercializan las monedas de alto valor. Cabe mencionar que en la bolsa de valores existen activos para comprar este tipo de objetos metálicos. Se cotizan a precios exorbitantes cuando se trata de materiales como el oro y la plata, y por supuesto por su historia. En muchos casos se incita a inversionistas a adquirir activos de estas clases, ya que rara vez estos pueden ver su valor, entendiéndose como una inversión segura a largo plazo, ya que conforme pasa el tiempo las monedas adquieren un mayor valor, y por ello llegan a cotizarse a precios desmedidos.

Existen blogs y grupos en los que se comunican coleccionistas e inclusive existen sociedades en las que se invierte de diferentes maneras para conseguir monedas o venderlas; en estos grupos se comercializa de manera virtual, siendo una de las ventajas del internet en este universo. Se pueden ofrecer cientos de productos y conseguir clientes potenciales. En este campo, para las cosas de colección clásicas existe un amplio mercado, tan grande que hay programas de televisión con enorme éxito en donde se venden objetos antiguos que han marcado la historia de la humanidad.

Clasificación regida por las perspectivas doctrinal e histórica

Una moneda puede ser clave para la identidad de una cultura, permitiendo conocer la historia de un lugar o una civilización. Estos objetos se transforman en un elemento importante de la cronología económica y política. Por esta cualidad, la ciencia numismática se divide en dos partes principales, que permite clasificar las monedas: doctrinal e histórica.

Histórica.- Porque el estudio de las monedas permite conocer la evolución de la civilización. Se pueden clasificar por etapas, momentos, fechas… gracias a esta distinción, se entiende el carácter de las emisiones y su utilidad como elemento de cambio en el periodo establecido.

Doctrinal.- Por su cualidad teórica, dado el origen de la moneda se puede crear un marco para entender algún fenómeno histórico. Este apartado es considerado como el principal factor científico de esta rama a instancias de la antropología. Los fenómenos pueden ser económicos, políticos, sociológicos o filosóficos.

Partes de la moneda

Una vez que se conoce el motivo o relevancia del estudio de las monedas, se puede considerar su aspecto físico como elemento clave en su valor. La forma de las monedas ha cambiado con el paso de los años, en cuanto a peso, material y tamaño, sin embargo, casi todas, al igual que las medallas tienen los mismos elementos.

Todas tienen un lado inverso y un reverso, que se conoce tradicionalmente como cara o cruz. En ambos lados, se usan efigies que representan el lugar donde ha sido concebida, por lo regular tienen un lema o texto y en algunas sobresale el relieve, en especial en las consideradas modernas.

Lo que se considera canto, es el grueso de la moneda, algunos tienen texturas o son lisos. En algunas monedas sobresalen textos en relieve o bajo técnicas de impresión originales que hacen lucir el objeto de una manera singular.

El campo es la zona donde no se encuentra nada impreso; en la delimitación entre el campo y las imágenes se conoce esa parte como grafila, pudiendo contener todo tipo de diseños, desde rayas hasta puntos.

La estética de la moneda muchas veces no es determinante para su valor; el precio se rige por su antigüedad o por la demanda que pudiera tener el objeto. En este marco, a veces suele llamar la atención su aspecto extraño y único, motivo por el cual se demanda a altos precios, sin embargo el valor determinado por la legalidad generada por la numismática puede ser bastante bajo.