Significado de Cine Negro (Film Noir) Definición, Características, y Ejemplos

Definición formal

Cine Negro, sobre la influencia del francés film noir, es una expresión que está determinada por la característica visual, comprendiendo películas en blanco y negro, donde el alto contraste y la fuerza de las sombras son referencia a la textura de la fotografía y a la metáfora de las historias, como cualidad que invoca a la intriga, el misterio, y drama.

Es un género cinematográfico que evoca a producciones policiacas con alto suspenso, que tuvieron un importante auge a lo largo de una década, entre 1940 a 1950. Hoy día existen films con alta influencia en esta corriente, involucrando relatos donde la felicidad no es algo tan notorio, donde la esencia se abalanza sobre la depresión, y los finales no siempre son basados en la prosperidad.

Esta depresión es parte de las historias, en especial por lo acontecido durante la mencionada década, condicionada por la Segunda Guerra Mundial. El mundo trataba de superar aun la gran depresión económica y se esperaba lo peor por venir, y este desaliento se aprecia claramente en el cine negro. Cabe destacar que tuvo origen en la industria norteamericana, pero en todo el mundo existieron piezas artísticas bajo estas características, destacando la psicología de los personajes dentro de un ambiente decorativo apegado al expresionismo.

Características del cine negro

Más allá del aspecto visual, tiene un vínculo intrínseco con las novelas negras, de carácter policial, ya que tiene las mismas características en cuanto a las historias y la ambientación. Estas se pueden explicar e identificar a través de ciertos formatos visuales y temáticas. Los elementos visuales son parte del trasfondo que envuelve la película, la situación política, económica o social que se vive durante la historia, en cuanto a las temáticas, se consideran elementos que involucran las emociones humanas, ejemplos claros de temas en el cine negro son la maldad, la muerte, el amor trágico, la corrupción, la pobreza, racismo, al ser conceptos que involucran mucho el modus vivendi de las sociedades latinoamericanas, es que el cine latino tiene gran remanencia en este cine, México es de los más notorios, su industria fue una de las más prósperas durante estas décadas, donde el cine noir y negro es parte fundamental de su cinematografía.

Un rasgo a considerar, es la intervención femenina en películas bajo este género, a partir lo que surge la femme fatale (traducido al español como mujer fatal), donde la interpretación del personaje recurre a su encanto avanzar sobre sus objetivos, tomando una posición de villana o heroína, cuyas acciones son de vital importancia para el desarrollo de los acontecimientos, y su vestimenta suele ser cargada de elegancia, vestidos entallados, lápiz labial rojo explosivo, sin olvidar los guantes. En cuanto al look de los personajes masculinos, estos suelen vestir sombrero, trajes y corbatas. A veces, el universo gira en torno a un detective. Al tener una referencia oscura es que en los guiones los sucesos son en la noche.

Otras características notorias son el lenguaje cinematográfico fragmentario, en cortes con referencia a la escenografía, acaba la acción en un espacio para ir a otro totalmente diferente, no existe una armonía entre la legalidad y la moral, en toda la película existe una constante amenaza de muerte, el ambiente social tiene una gran influencia en el comportamiento de los personajes, existen dualidades notorias, como la riqueza contra la pobreza, esta disparidad se nota inclusive en la estética fotográfica, blanco y negro.

Ejemplos relevantes del cine negro

La identificación social aportó mucho al éxito de estas películas. Si bien comprenden ficciones, el ambiente en el que desarrollan logra que el espectador sienta cierto apego ante la semejanza con la realidad. Muchos actores triunfaron a través de personificar a los personajes, destacando Humprey Bogart, Orson Wells, Sterling Hayden, como también sobresalieron Mary Astor, Gloria Grahame, Gene Tierney, Marlene Dietrich, por mencionar solo algunos que participaron en obras del cine negro.

En cuanto a las películas más representativas se reconocen: El Halcon Maltes (1940) de John Huston, Atraco Perfecto (1956) de Stanley Kubrick, El beso Mortal (1955), Sed de Mal (1958) de Orson Wells, y dentro de lo moderno, a color, pero con la esencia e influencia del cine negro, se destacan Barrio Chino (1974) de Roman Polanski, El silencio de los inocentes (1991) de Jonathan Demme, Fargo (1996) Joel, Ethan Cohen.