Significado de NFC -Conectividad-

La tecnología NFC contribuye en prácticas rutinarias

¿Qué es la tecnología NFC?

Es un sistema de conectividad entre dispositivos tecnológicos, que soportan tal sistema, mediante el cual no se necesita Internet, actuando de manera similar a bluetooth, diferenciándose principalmente por el alcance de uno y otro. NFC sólo funciona en un perímetro de unos diez centímetros, mientras que bluetooth alcanza cómodamente en promedio los cincuenta metros, siendo precisamente esta característica lo que distingue, por lógica, una mayor estabilidad, facilidad y ahorro de energía por parte del NFC, siglas que corresponden a Near Field Communication.

Origen del sistema NFC

La tecnología NFC se basa en la RFID, existente desde la década de los 20 del siglo XIX, y que permite un intercambio simple de datos a corta distancia (se estima unos 10 centímetros como máximo).

Fueron Philips y Sony conjuntamente quienes llegaron a un acuerdo para establecer esta tecnología en 2002, que al año siguiente sería aprobada como estándar del ISO/IEC, y más adelante del ECMA. En 2004, y junto a Nokia, estos tres fabricantes establecían el NFC Forum.

La primera aplicación de NFC para un celular fue en el mismo 2004 de la mano de Nokia, con unos añadidos para dos de sus modelos (el 5140, y el 3220). Tuvimos que esperar hasta 2010 para ver los primeros smartphones con NFC integrado: el Nokia C7 con Symbian (incluía el hardware, aunque solamente se activó por software en una actualización de 2011) y el Nexus S de Samsung y Google.

En un principio, la compatibilidad NFC era algo exclusivo de los móviles de gama alta, hasta que con el uso fue pasando a más modelos. Actualmente, sólo los gama baja no incluyen este tipo de conectividad, y algunos gama media-baja.

Características

Opera en la banda de los 13,56 MHz, dando una velocidad máxima de 848 Kbps, aunque dicha velocidad no forma parte del estándar. Las que sí forman parte son las de los 106, 212 y 424 Kbps.

De las dos partes que intervienen en la comunicación, una es pasiva, mientras que la otra es activa, emitiendo un campo de radiofrecuencia mediante el cual alimenta al elemento pasivo.

Usos y ejemplos de la conectividad NFC

Tiene un rango limitado de usos en los dispositivos móviles. El primero de éstos es facilitar el emparejamiento entre dos dispositivos distintos. Al acercarlos, ambos dispositivos intercambian la información necesaria para poder configurar su conexión Bluetooth, ya que posteriormente se conectarán vía este sistema. NFC solamente es viable a una distancia de unos pocos centímetros.

El ejemplo clásico de esta interacción es la primera configuración de un smartwatch al conectarlo con un smartphone, de forma que acercamos el reloj al teléfono y, a partir de aquí, se emparejan y vinculan a través del Bluetooth.

Los pagos electrónicos sustituyendo a la tarjeta de crédito de plástico por el smartphone o el smartwatch son la gran funcionalidad que ha dado el espaldarazo al uso de la tecnología NFC entre los consumidores finales.

Así, bancos como Caixabank o BBVA en España, han lanzado sus apps para smartphones, que enlazan con las tarjetas de crédito de sus clientes para facilitar el pago mediante el móvil.

También ha llevado a que empresas propiamente del sector tecnológico faciliten soluciones de pago, como es el caso de Google, Samsung, Huawei o Vodafone (esta operadora durante un tiempo, puesto que Vodafone Wallet fue dado de baja en 2017).

No solamente es posible pagar desde el smartphone, si no también desde el smartwatch; la serie Gear de Samsung permite el pago directamente con solo acercar el reloj al dispositivo.

Los llamados tags NFC son unos dispositivos muy simples y pequeños que podemos colocar en varios rincones, y que nos permiten configurar ciertos aspectos del smartphone o de otro dispositivo electrónico cuando lo ponemos en contacto con el tag.

Por ejemplo, una persona que, cuando llega a su domicilio, activa la Wi-Fi para conectarse a su router doméstico, y lo pone en silencio para no molestar, puede ubicar un tag en el recibidor para tocarlo justo cuando entra a su casa, y que automáticamente cambie la configuración del teléfono encendiendo la Wi-Fi y poniéndolo en silencio.

De la misma forma, al salir de casa y mediante otro toque con el terminal en el tag, se desactivaría la Wi-Fi y se volvería a poner el teléfono en modo sonido.

La muestra visible de que un teléfono dispone de NFC es el logotipo de éste en la parte exterior (generalmente trasera) del terminal.