Significado de Estructuralismo

¿Qué es el estructuralismo?

Es una corriente que estudia la relación de los diversos componentes propios de un escenario para entenderlo y explicarlo. Originado a partir del análisis del lenguaje, propiciado mediante el valor y significado a los signos participantes como un conjunto, o un todo, luego se extendió a otros campos, para exponer la acción humana y los eventos socioculturales en el siglo XX. De hecho, fue el enfoque que predominó en la psicología y la sociología durante ese período.

Principios del estructuralismo

Se sostiene sobre la base del concepto de estructura y propone el estudio de los datos inherentes a una agrupación, teniéndose en consideración las vinculaciones que naturalmente se dan entre ellos, siguiendo una clasificación que aporta orden.

Para el estructuralismo, en todos los sistemas socioculturales, hay un conjunto de estructuras que limitan o deciden todo cuanto acontece en el mencionado sistema.

Su objetivo básico de estudio son las estructuras, sin embargo, desde esta base es imposible que no se analicen, como ya mencionamos, los nexos entre ellas, y como dan lugar a diversos sistemas socioculturales y a la actividad de los seres humanos.

Para esta teoría hay una serie de normas ya convenidas que impactan en las valoraciones que se realizan, así es que los eventos lograrán un sentido y serán entendidos en la comunidad gracias a estos sistemas o estructuras que son compartidas por sus miembros y que actúan como precisas guías explicativas.

Ferdinand de Saussure: origen del estructuralismo en la lingüística

La teoría surgió en el campo de la lingüística y luego se extendió a la filosofía y al resto de los contextos mencionados.

Se reconoce al lingüista suizo Ferdinand de Saussure (1857-1913) (padre y pionero de la semiótica) como el creador del concepto fundacional quien lo usó para explicar las relaciones en su campo de acción: la lingüística. Postuló la existencia de estructuras diferentes: habla, lengua, entre otras, que conforman al lenguaje como un sistema dentro del cual se tejen las relaciones fundamentales de sus partes.

Su idea prontamente fue aceptada y tomada por otras disciplinas para explicar y comprender sus fenómenos, es decir, el estructuralismo, funciona como un efectivo método de comprensión de la realidad, ya sea esta un lenguaje, el sistema político de un país, o la sociedad misma.

Wundt y Titchener: pioneros del estructuralismo en la psicología

En campo de la psicología, donde ostentó una fuerza predominante, nació de la mano del psicólogo alemán Wilhelm Wundt (1832-1920), su pionero, mientras que su mejor discípulo y colega, el británico Edward Bradford Titchener (1867-1920), continuó su trabajo y lo difundió por los Estados Unidos.

Wundt propuso analizar la experiencia del hombre desde que nace hasta que se convierte en adulto y es precisamente en dicha experiencia que se encuentran los elementos sencillos que se vinculan entre sí, que conforman a su vez las experiencias más complejas, y que se relacionan con el entorno.

Para llevar adelante su propuesta empleó el método de la introspección, que consistía en indagar al paciente acerca de sentimientos, emociones, y todo cuanto aporte información sobre su interior.

A partir de las respuestas se confeccionaban informes y Wundt empezó a clasificar una serie de componentes conscientes elementales que podrían usarse de manera combinada y explicar todas las experiencias humanas.

Críticas al estructuralismo

No podemos soslayar que ante esta enorme influencia se le impusieron críticas vinculadas a su creencia respecto que las estructuras son las que definen la vida humana, dejando absolutamente de lado la independencia del individuo, es decir, básicamente se le criticó su postura restrictiva respecto de la acción humana.