Significado de Extradición

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué implica un pedido de extradición?

    Es una herramienta que le permite al Estado solicitarle a otro que le retorne un individuo asociado a un hecho delictivo, que huyera del territorio nacional para radicarse en el extranjero y evitar el juzgamiento pertinente, no obstante, el gobierno que recibe el pedido tiene la opción de rechazarlo, lo cual tiende a responder a estrategias e intereses políticos y económicos.

    Ejemplos de la malevolencia en las extradiciones para proteger delincuentes

    Muchas veces, el proceso de extradición se usa para proteger a una persona que ha cometido delitos. Es así como un ciudadano de un país es descubierto haciendo un delito en el exterior, entonces, el gobierno de su país de procedencia pide extraditarlo para juzgarlo bajo sus propias leyes, con lo cual terminan protegiéndolo de leyes realmente coercitivas o de sistemas judiciales más eficientes.

    Hay varios casos emblemáticos sobre este tipo de circunstancias. Veamos algunos a continuación para exponerlos:

    Caso Walid Mackled: Este empresario venezolano fue propietario dueño de la aerolínea Aeropostal. Manejó muchos capitales fraudulentos. En sus propiedades se incautaron grandes cantidades de drogas. Este personaje fue apresado en Colombia, pero el gobierno venezolano pidió extraditarlo. Con una condena a 14 años de cárcel, muchos políticos y militares de Venezuela prefieren tenerlo en su país que verlos en otras naciones declarando.

    Caso Alex Saab: Es un abogado con tres nacionalidades: colombiana, venezolana y antiguana. Se considera que ha realizado muchas negociaciones con el gobierno venezolano, todas bajo cuerda y de dudosa legalidad. También, se le considera testaferro de muchos funcionarios venezolanos envueltos en la corrupción. Capturado en Cabo Verde, ha sido pedida su extradición tanto por Colombia como por EEUU. Asimismo, Venezuela ha intentado un procedimiento similar para tenerlo en su territorio. Se sospecha que esto último es para protegerlo.

    Caso Chapo Guzmán: Se trata de un famoso narcotraficante mexicano, jefe del cartel de Sinaloa. Extraditado a EEUU, este procedimiento sucedió luego de una cruenta guerra entre bandas de narcos en territorio azteca. Se dice que su extradición permitió protegerlo de este enfrentamiento. Asimismo, que cumple una condena con muchas comodidades para los crímenes que cometió.

    Finalmente, cabe mencionar el caso de la Unión Europea. Esta comunión de Estados puede solicitar la extradición de gente nativa de ese continente, lo que se llama una “euroorden”. En tal sentido, la variedad de naciones aplica reglas muy cómodas para la extradición, siendo muchas veces favorecidos quienes son extraditados a esa zona del mundo.

    En la historia

    Los reinos de la antigüedad practicaban la extradición. Por ejemplo, en tiempos del antiguo Egipto los faraones reclamaban a los demás Estados la entrega de fugitivos egipcios. A la par, los señores feudales de la Edad Media practicaban este tipo de negociaciones con otros jefes feudales.

    Sin duda, la extradición fue siempre un pacto, y no tuvo una discusión y postura jurídica sino hasta el siglo XVIII. De hecho, fue planteada en un texto legal por vez primera entre Francia y Wurtemberg. Luego, es en el Decreto de la Convención Francesa del 19 de febrero de 1791 cuando se usa por primera vez este término en un texto de valor legal y constitucional.

    Además, en América Latina esta figura jurídica cobra mayor realidad y sustento práctico. En el siglo XIX, luego de las guerras de Independencia, estas naciones empezaron a tener tratos internacionales peculiares, tanto entre ellas mismas como con los centros de poder con los cuales tenían una dependencia de subordinación colonial.

    Para lograr los acuerdos que estabilizaran las nuevas repúblicas, la extradición fue un método para demostrar la nueva fe y estrategias de negociación de los Estados nacientes. Finalmente, debemos decir que en el siglo XX esta figura se tornó más compleja.

    Asimismo, los delitos de lesa humanidad pasan a estar vigilados por entidades como la Organización de Naciones Unidas (ONU). Por ejemplo, muchos criminales de guerra nazis fueron extraditados para poder juzgarlos. Todo esto en un escenario de mayor regulación y nexos entre los Estados.

    ¿Cómo es la extradición en nuestra época? No podemos negar que es una figura jurídica compleja y difícil de lograr. Muchas veces, hay que batallar para lograr la extradición de un delincuente. Es asunto que se entrecruza con asuntos de soberanía y ciudadanía, lo cual suele ser muy delicado.

    Requisitos para extraditar una persona

    Una extradición requiere cumplir con una serie de protocolos administrativos, internacionales y legales. Algunos de los aspectos que se deben cumplir son los siguientes:

    • Que el delito por el cual se pide la extradición haya sido cometido en el territorio soberano del Estado que hace la solicitud.

    • No se concede extradición cuando el delito sancionado se castiga en el Estado solicitante con pena de muerte, cadena perpetua o cualquier escarmiento infamante.

    • Debe demostrarse que existe un delito y que la persona solicitada es, al menos, sospechosa. Se deben exponer pruebas al respecto.

    • La petición de extradición debe hacerla un agente diplomático. No es un procedimiento legal directo, ya que se trata de un acuerdo entre dos Estados con ordenamientos jurídicos distintos.

    Del resto, se deben cumplir con ciertos requisitos, por ejemplo: hay un protocolo muy cuidadoso de entrega de la persona. Asimismo, el Estado solicitante se compromete a respetar todos los términos de la extradición.

    Incumplimiento en el pacto de extradición

    Si un país no cumple lo dialogado, entonces se infringe un acuerdo (no una ley). Vale decirse que se considera un incidente diplomático, donde se quiebra el principio de la reciprocidad.

    Lo cierto es que puede llevar a futuros desacuerdos con el país que aceptó el proceso de extradición. Por ejemplo, que en el futuro ya no se acepten más de estos mismos procedimientos. Del mismo modo, es un mal precedente para con otros países que ya no querrán cumplir con trámites de extradición con el país infractor.

    En realidad, a nivel internacional es necesario respetar los pactos más por conveniencia que por efectos legales. Así funciona el mundo internacional y los efectos de la mutua reciprocidad.