Significado de Musicoterapia

No es una exageración, está comprobado el efecto positivo de la música para el organismo a nivel global

¿Qué es la musicoterapia?

Es una terapia que se basa en el empleo de la música, a partir de un conjunto de actividades, como herramienta para promover y mejorar el estado de salud global, rehabilitar lesiones, así como para generar cambios favorables en el comportamiento del individuo. Sus bondades pueden ser percibidas tanto para quien la interpreta o ejecuta, así como para quien la escucha.

Marco histórico de la musicoterapia

La música siempre ha acompañado al hombre, lo arrulló en su infancia y le ha ayudado a expresar de sus alegrías y sus tristezas.

Los efectos de la música sobre las emociones ha sido observada desde la antigüedad llevando a que en 1958 fuese creada la Sociedad Británica de Terapia con Música que fue pionera de muchas otras organizaciones que fueron surgiendo con el objeto de desarrollar programas formativos que le dieron a la música una posición como herramienta terapéutica en las ciencias de la salud.

De esta manera la música ha pasado de ser un elemento de entretenimiento a uno de tratamiento para diversas afecciones de la salud.

Implementación de la musicoterapia

El uso de la música con un fin terapéutico puede llevar se a cabo de dos formas:

Escuchando la música. En este caso el paciente escucha la interpretación llevada a cabo por un terapeuta.

Ejecutando la música. La persona que recibe la terapia es quien produce los sonidos musicales.

La música a usar puede ser una pieza musical conocida o puede obtenerse al improvisar, bien sea con el canto o usando un instrumento musical.

Los instrumentos más usados son los de percusión, como las panderetas, tambores, timbales, maracas, castañuelas y triángulos. Esto es debido a que para emitir sonidos con estos instrumentos no es necesario tener conocimientos musicales previos, lo que los hace de gran utilidad para trabajar con niños.

Lo que se busca es que la persona que recibe la terapia use el instrumento para expresar libremente sus sentimientos y emociones. Esto permite disminuir cargas emocionales producto de la ansiedad, la preocupación y el miedo.

También puede emplearse la voz como herramienta de la musicoterapia. Esto puede hacerse emitiendo palabras, emulando sonidos de animales o de la naturaleza o incluso cantando temas conocidos.

Una tercera forma es la combinación ambos, los sonidos producidos por el instrumento y la voz.

Importancia de los efectos producidos mediante la musicoterapia

La música tiene la capacidad de evocar emociones e inducir estados como la relajación, eso la ha llevado a ser fundamental en terapias basadas en meditaciones o visualizaciones guiadas. Igualmente tiene la capacidad de estimular la actividad de diversas áreas cerebrales, por lo que es utilizada en niños con requerimientos educativos especiales.

Al ejecutar un instrumento se pueden liberar emociones y también estimular la actividad de áreas motoras del cerebro relacionadas con la ejecución de los movimientos. Lo mismo sucede al emitir sonidos, se requiere de la activación de grupos específicos de células cerebrales relacionadas con la audición, los movimientos del aparato fonador, la respiración e incluso la memoria.

En el caso de los niños, las actividades musicales son para ellos una forma de juego. Recordemos que para los pedagogos el juego es fundamental para el desarrollo y el aprendizaje en los niños, así como para su proceso de socialización.

Los niños con un adecuado desarrollo psicomotor también se benefician de la musicoterapia, especialmente cuando pasan por situaciones de salud que ameritan que sean hospitalizados o se sometan a tratamientos con cirugías o terapias para el cáncer.

Los adultos que desarrollan lesiones del sistema nervioso que afectan su memoria, su capacidad de movimiento, así como la comprensión o la ejecución del lenguaje hablado también se benefician de actividades como la musicoterapia.