Significado: Oferta y Demanda Rep. Gráfica, y Equilibrio de Mercado

Definición formal

La oferta y la demanda son dos factores de una misma moneda que determinan el crecimiento de una nación, ya que su funcionalidad es la base con la que se rige el mercado. La oferta es la cantidad de un servicio o producto que se quiere vender, la demanda es la cantidad de servicios o productos que cubren la necesidad de personas, instituciones o empresas que quieren adquirirlos.
Desesperación por adquirir el nuevo modelo de iPhone

El equilibrio de la oferta y la demanda generan una perfecta estabilidad, ya que se rige el mercado como la precisa sincronía entre esta dos variables, donde todo lo que se produce está destinado a consumirse.

¿Cómo funciona en la práctica?

Si bien esta estabilidad no es una utopía, en teoría funciona con cierta exactitud, a pesar de que existan problemas con variables, como una poca inversión, alta inflación, desempleo y otras tantas que pudieran desestabilizar el equilibrio. Este modelo funciona a partir de la decisión de compra de los consumidores, los cuales eligen entre una gran gama de opciones que completan sus necesidades. Siempre tratarán de elegir la opción de menor precio, por lo que la demanda de dichos productos subirá. A raíz de esta exigencia, el precio de los productos altamente demandados suele aumentar.

Los productores de estos bienes o servicios que ofrecen, siempre tratan de solventar las necesidades de los consumidores, tomando decisiones de la cantidad que lanzarán al mercado, lo cual se determina a partir de un esquema de ganancias que cada uno de ellos desea obtener y por supuesto su capacidad de producir, la cual siempre esta designada a una cuestión de costos. Ante este escenario surge el precio de las mercancías y servicios, el cual está determinado por los costos de producción. El precio debe establecer ese gasto y también debe tener implícita la ganancia, así que la oferta que lanzan estos productores es a un precio específico. Los compradores sabrán si compran al valor de lanzamiento.

En este punto la demanda se mueve ante la oferta. Si los compradores no adquieren el producto por su alto valor, el productor debe corregir el precio a raíz de tratar de vender y no parar su producción. Esta es la forma en la que se acomoda la oferta con la demanda.

Representación Gráfica: elementos partícipes

Esta modificación natural entre estos elementos del mercado es autónoma, no se rige ante ninguna imposición, a partir de ahí es que se conoce como libre mercado, en una gráfica se puede apreciar de manera clara la articulación de dichos elementos antes mencionados, la oferta, la demanda, la cantidad y el precio.

El movimiento de estas cuatro variables debe estar completamente en constante armonía hasta llegar a un punto de equilibrio, lo cual es conocido como equilibrio de mercado, la oferta y la demanda se moverán solas hasta colocarse a dicho punto.

Si bien no hay un mediador en esta marcha del mercado, el gobierno interviene de alguna manera generando apoyos, tanto a la producción como al consumo, por ejemplo aporta subsidios por desempleo u apoyos económicos a diferentes grupos en situaciones financieras difíciles, el mismo gobierno es un ente que compra productos, por lo cual entra también como un demandante, cabe destacar que también es un ofertante, en algunos países es un productor de ciertos servicios, como el de energía eléctrica y en productos como combustibles y de alimentos.

Métodos para llegar al equilibrio de mercado

Muchos productores recurren a métodos mercadológicos para generar una oferta adecuada, que se adapte a sus necesidades de producción. Principalmente se basan en la segregación de la población para definir a sus posibles clientes potenciales. Este sector se adapta correctamente a su producto, lo necesitan, de esta manera se establece que cantidad saldrá a la venta y a qué precio.

Otro importante concepto a considerar en este universo, es el del producto viable mínimo, el cual es un producto con características especiales para satisfacer a los clientes. Es una prueba del producto que aparece como promoción para ver si agrada al mercado meta y qué posibles cambios pudieran generar en el mismo para sacar a la venta nuevamente con mayor cantidad, precio y promoción. Del mismo modo que funciona este este análisis para revelar las necesidades de los posibles clientes, exsten muchísimos otros modelos.

Una vez que se tiene determinado el demandante, se saca a la venta una cantidad de productos para que el mercado arranque. El lanzamiento genera empleos, incrementa el PIB de la nación y la economía marcha de manera estable o con tendencia a crecer.