Significado de Tasa de Interés

Una suba descontrolada puede producir un caos en la capacidad de pago de quien recurrió a un préstamo

¿Qué es la tasa de interés?

Es parte del ecosistema financiero que se rige por el Banco Central del respectivo país, y que desciende hasta afectar al individuo común que posee un préstamo bancario o que tiene que una deuda con la tarjeta de crédito, describiéndose popularmente como la letra pequeña, con la denominación técnica de interés activo. A modo inverso, existe el interés pasivo, que entiende la posibilidad de que el cliente deposite dinero en una entidad bancaria por un tiempo específico para recibir un porcentual a modo de beneficio, no obstante se trata de un porcentual muy bajo en comparación con el que tiene que pagar la persona que recurre a un crédito. Como ocurre en el casino, se puede replicar el postulado que advierte que la casa siempre gana.

Actuación y función del Banco Central

Los bancos centrales de las naciones o la reserva federal de Estados Unidos son macroentidades que prestan dinero a los bancos convencionales y éstos a su vez prestan dinero a sus clientes.

Cuando los bancos centrales suben el interés de descuento o coste de capitales a los bancos, éstos se ven obligados a subir los intereses financieros a sus clientes (para los préstamos al consumo, para las tarjetas de crédito o para los préstamos hipotecarios). Además de estos incrementos, también aumentan los intereses de las cuentas de ahorro.

Cuando los intereses son elevados, los consumidores tienden a esperar una bajada de los mismos para adquirir un vehículo, comprar una casa o pedir un préstamo para iniciar un proyecto empresarial. Si la población adopta una posición de espera, no se piden préstamos y esto produce que los bancos tampoco necesiten dinero de los bancos centrales. Así, al no haber préstamos de dinero el consumo se reduce, los negocios entran en pérdidas y se incrementa el nivel de desempleo. En otras palabras, el dinero deja de circular en el conjunto de la economía.

Para que esta situación no suceda, los bancos centrales de las naciones deciden reducir el interés de descuento y de esta manera se vuelven a reactivar los préstamos bancarios. Sin embargo, si los préstamos tienen un bajo interés muchas personas se animan a solicitar un préstamo y esta circunstancia produce que un mayor flujo de dinero circule y se acabe generando una situación de inflación (subida de precios).

Influencia de la tasa de interés en el mercado financiero

Cuando la tasa de interés es baja, los precios de las acciones tienden a subir porque los inversores se atreven a asumir un mayor riesgo en la compra de acciones.

Por otro lado, si la tasa de interés es baja también se produce normalmente otra reacción: aumenta el precio del dólar.

Otra consecuencia de la tasa de interés baja es el incremento de los precios de las propiedades inmobiliarias.

Condena de la usura en el cristianismo

En el sistema capitalista el mecanismo de la tasa de interés y sus fluctuaciones se encuentra absolutamente normalizado. En otros términos, los ciudadanos asumen que hay que pagar una cantidad extra de dinero cuando se pide un préstamo. Sin embargo, durante siglos se consideró que el préstamo de dinero con interés era una práctica inmoral y un abuso. El cristianismo condenó enérgicamente el cobro de intereses y tal práctica la denominó usura.

La prohibición del cobro de intereses se concretó en el primer Concilio de Nicea en el siglo lV d. C. Esta imposición se inspiraba en varios testimonios del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento (por ejemplo, en Lucas 6.34 y 35 se afirma que el préstamo de dinero con intereses es una acción pecaminosa).